“Las aventuras de Micro-farad y Milli-amp”.

Este texto surgió de la mente de algún ingeniero eléctrico con algún tiempo libre (y/o ninguna novia?). Publicado, se cuenta, en una cartelera de la compañía Mod-Comp, de EE.UU., más de cincuenta años atrás. ¹

Advertencia:

  • Terminología sugerente.
  • Puede requerir el conocimiento de terminología eléctrica.

Las aventuras de Micro-farad y Milli-amp

Una noche, cuando su carga era bastante alta, Micro-Farad decidió buscar a una linda bobina para hacerlo descargar. Recogió a Milli-Amp y la llevó a dar un paseo en su Megaciclo. Cruzaron el Puente de Wheatstone, alrededor de las ondas sinusoidales, y se detuvieron en el campo magnético por una corriente que fluía. 


Micro-Farad, atraído por las curvas características de Milli-Amp, pronto la tuvo completamente cargada y excitó su resistencia al mínimo. Él la colocó en el potencial de tierra, aumentó su frecuencia y logró disminuir su reluctancia.

Sacó su sonda de alto voltaje y la insertó en su enchufe, conectándola en paralelo y comenzó a cortocircuitar su resistencia de “shunt”. Completamente emocionado, Milli-Amp murmuró: “OHM-OHM-OHM”

Con su tubo funcionando al máximo y su campo vibrando con su flujo de corriente, causó que su “shunt” se sobrecalentara, y Micro-Farad se descargó rápidamente y drenó cada electrón.

Funcionaron toda la noche probando varias conexiones y tomas de corriente hasta que el núcleo de su imán se debilitó y perdió toda su fuerza de campo.
Luego, Milli-Amp intentó la autoinducción y dañó sus solenoides. Con su batería completamente descargada, Micro-Farad no pudo excitar su campo, por lo que pasaron el resto de la noche invirtiendo sus polaridades y volándose sus respectivos fusibles.


El texto original en inglés ².

The Adventures of Micro-farad and Milli-amp

One night when his charge was pretty high, Micro-Farad decided to seek out a cute coil to let him discharge. He picked up Milli-Amp and took her for a ride on his Megacycle. They rode across the Wheatstone Bridge, around the sine waves, and stopped in the magnetic field by a flowing current.

Micro-Farad, attracted by Milli-Amp’s characteristic curves, soon had her fully charged and excited her resistance to a minimum. He laid her on the ground potential, raised her frequency, and lowered her reluctance.

He pulled out his high voltage probe and inserted it in her socket, connecting them in parallel and began short circuiting her resistance shunt. Fully excited, Milli-Amp mumbled, “OHM-OHM-OHM.”

With his tube operating at a maximum and her field vibrating with his current flow, it caused her shunt to overheat, and Micro-Farad was rapidly discharged and drained off every electron.

They fluxed all night trying various connections and sockets until his magnet had a soft core and lost all of its field strength.

Afterwards, Milli-Amp tried self-induction and damaged her solenoids. With his battery fully discharged, Micro-Farad was unable to excite his field, so they spent the rest of the night reversing polarity and blowing each other’s fuses.

Voltagia Wattson by Ssenkradimes en Deviantart.

Anuncios
Publicado en 1970s, EE.UU., electricidad, Humor radiotelefónico, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

“Manual para la Escucha de las Ondas Cortas”. (Teo Veras).

Teo Veras, (República Dominicana, 1951-2018), fue un verdadero maestro de radio, Radioaficionado, Diexista y locutor, radiodifusor, Director General de “La 91FM”, Santo Domingo, R.D., productor de “El Matutino de Teo Veras” y “uno de los principales innovadores de la radio dominicana”. Autor del libro  “Las telecomunicaciones en las Américas y República Dominicana. Origen y desarrollo”. (2009), donde a través de 932 páginas ofreció una cronología desde los orígenes de las comunicaciones hasta nuestros días, con énfasis en República Dominicana.

En 1981, produjo una cassette denominado “Manual Para la Escucha de las Ondas Cortas”,  un documental sonoro, excelentemente producido, y de indudable referencia, presentando una introducción didáctica a los sonidos y modalidades del “apasionante mundo de las Ondas Cortas”. La primera parte trata de la descripción de receptores y antenas y elementos auxiliares para la práctica de la radioescucha y reporte de emisoras DX, código Q, código SINPO, RST, etc. . La segunda, incorpora, además,  ilustraciones sonoras. El cassete traía adjunto un folleto con ilustraciones y datos e informaciones, (el cual no tenemos en nuestro archivo).

Hoy ya un poco desactualizado, pues las radiodifusión en Ondas Cortas ya no tiene el atractivo que tuvo en sus años dorados, desde fines de la década del 30 a finales del 2000, sigue siendo, sin embargo,  un documento muy valioso y por demás disfrutable.

Teo Veras falleció tempranamente, el 17 de mayo de 2018, a los 67 años de edad. Y este es un homenaje desde LGdS a su trayectoria.

Esta grabación realizada con la tecnología de grabación de la época, cuando las emisiones de ondas cortas significaban el único contacto directo y rápido con las diversas culturas del mundo, antes (por supuesto), del Internet y el streaming. Es un documento sonoro histórico que pretende orientar a los entusiastas sobre este fascinante mundo de las telecomunicaciones, y recrear la vida del radioescucha antes de los nuevos sistemas. Aunque es posible hoy la sintonía de algunas emisoras internacionales en ondas cortas, cada día quedan menos, convirtiendo esta obra en una especie de “carga nostálgica”, que de seguro le hará vivir emocionantes recuerdos… Disfruten”.

Manual para la Escucha de las Ondas Cortas (Parte 1), Teo Veras.

Manual para la Escucha de las Ondas Cortas (Parte 2), Teo Veras.

“Las Ondas Cortas, un mundo fascinante”. ¡Lo sigue siendo!. ¡Gracias Teo Veras, descansa en paz!.


Publicado en 1980s, Audios, Documentos, DX, DXers, DXistas, Onda Corta, periodistas y locutores, radio, Radio Aficionados, radio de Onda Corta, Radioafición, Radioescucha, radiotelegrafía, Receptores | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | 1 Comentario

“Quando la Radio Canta”, Alberto Rabagliati. (Italia, 1940).

Alberto Rabagliati canta la encantadora “Quando la Radio Canta” de Prato-Morbelli, compuesta en 1940, acompañado por la Orquesta de Pippo Barzizza, que habla de la época de las trasmisiones musicales del EIAR – Ente Italiano per le Audizioni Radiofoniche . 

 

Ormai da qualche mese
sto intessendo un romanzetto
con una signorina
della casa dirimpetto

ma per comunicar
dalla finestra al suo balcon
ricorrere dovemmo
a una geniale soluzion

Con l’apparecchio radio
che il suo babbo le ha comprato
un alfabeto a chiave
fra noi due si è combinato

Così che ad ogni istante
noi possiam comunicar
la radio galeotta
ognor ci serve da compar

Quando la radio
trasmette da Torino
vuol dir stasera
ti attendo al Valentino

Ma se a d’un tratto
si cambia di programma
questo vuol dire
attento c’è la mamma.

Radio Bologna vuol dire
Il cuor ti sogna
Radio Milano
Ti penso da lontano
Radio Sanremo
Stasera forse ci vedremo
e radio Igea vuol dire
lontan da te mi sento morir

Così l’amore fila
nell’accordo più perfetto
fra me e la signorina
della casa dirimpetto

Si svolge a suon di musica
di jazz e concertin
fra un tango di Barzizza
e una polka di Angelin

O quanti appuntamenti
amore mio ci siamo dati
per mezzo della Termini
e di Alberto Rabagliati

Senza volerlo tutti
ci hanno dato un po una man
persino Petralia, la Fioresi
e il Trio Lescan

I suoi accordi risvegliano
i ricordi, frasi sommesse e
tenere promesse

E adesso è rotta
la vecchia radio galeotta,
che importa o dolce amor
i nostri cuori cantano ancor

Que traducido libremente al castellano, dice:

Desde hace algunos meses
Estoy tejiendo una novela
con una joven dama
de la casa de enfrente

pero para comunicarse
desde la ventana hasta su balcón
tuvimos que recurrir
a una genial solución

Con el aparato de radio
que su padre la compró
un alfabeto
entre nosotros se combinó

Para que cada momento
podemos comunicarnos
la radio galeotta
cada uno nos sirve como un comparador

Cuando la radio
transmite desde Turín
significa esta noche
Te espero en Valentino

Pero si de repente
cambio de programa
esto significa
cuidado que es la madre.

Radio Bologna significa
El corazón sueña contigo
Radio Milán,
Pienso en ti desde lejos.
Radio Sanremo
Tal vez nos veamos esta noche
y la radio Igea significa
lejos de tí, siento ganas de morir

Así que el amor continúa
en el acuerdo más perfecto
entre yo y la señorita
de la casa de enfrente

Se lleva a cabo con música
de jazz y concertin
entre un tango de Barzizza
y una polca Angelin

Oh! cuántas citas
mi amor nos hemos dado
a través de la Termini
y por Alberto Rabagliati

Sin quererlo todos
nos dieron un poco la mano
incluso Petralia, el Fioresi
y el Trío Lescan

Sus acordes despiertan
recuerdos, oraciones apagadas y
el
cumplir promesas

Y ahora está rota
la vieja radio galeotta,
¡
qué importa, oh! dulce amor!
nuestros corazones todavía cantan

 

Publicado en 1940, 40s, Arte radiofónico, Italia, Música, Onda Media, radio, Receptores, Videos | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

“Der Radionist”. (“Pequeño burgués junto a Ia radio”). Kurt Gunther, 1927.


Kurt Günther (Alemania, 1893-1955), fue un pintor alemán que experimentó artísticamente con el expresionismo, el dadaísmo y el realismo.

Después de terminar la escuela secundaria en 1913,  estudió en la Escuela de Artes Aplicadas de Dresde, contando con Otto Dix (de la misma ciudad natal de Günther, Gera) y Otto Griebel, como compañeros de estudios.

Con el estallido de la Primera Guerra Mundial, en 1914, fue llamado al servicio militar. Sirvió en la Fuerza Aérea, hasta que fue relevado en 1917 debido a una tuberculosis grave.

Su situación económica le permitió buscar tratamiento para la enfermedad en Davos (Suiza), donde conoció a Ernst Ludwig Kirchner.

Regresó a Dresde en 1919 y continuó sus estudios en la Academia de Arte, donde tomó  clases de pintura con Richard Mueller.

Se casó en 1922 y se mudó a Bad Reichenhall. Cuando se separó, regresó a Gera. En los círculos artísticos e intelectuales de la ciudad, Günther rápidamente encontró aceptación y reconocimiento. Entre 1929 y 1931 estuvo en París, y estudió en la Académie de la Grande Chaumière.

A su regreso a Gera, provocó un escándalo debido a una pintura que representa a una niña rubia en los brazos de un trompetista de jazz negro, que se exhibió públicamente en un escaparate, y fue removido por las autoridades.

Después de que los nazis tomaran el poder en 1933, Günther se sometió a registros domiciliarios y se le prohibió exhibir. En 1937, once de sus obras fueron retiradas de los museos alemanes como “arte degenerado”.

Sus últimos años fueron marcados cada vez más por la enfermedad y la depresión. En sus trabajos posteriores, los paisajes adquirieron un papel cada vez más dominante.

Murió en 1955. ¹ 

“Der Radionist”, está pintado con témpera sobre tabla, 55 x 49 cm, Staatliche Museen zu Berlin, Nationalgalerie, Alemania. 


Fuente:

Agradecimiento:

  • Rodolfo Tizzi, CX2ABP, ‎Profesor de Historia – ‎Consejo de Educación Secundaria, Uruguay.
Publicado en 1927, Alemania, Arte radiofónico, Los principios, radio, Radioescucha, Receptores | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Américo Torres, locutor uruguayo de la TV.

El caballero Américo Torres, de …[afiatada y excelente] dicción, dejó en la memoria popular de la teleaudiencia uruguaya, sus legendarios avisos de televisores Philips. ¹

La alegría llega sola, encienda su Philips y mire cómo florece su imaginación, enciéndalo!” ²

Conductor de Noches Brillantes” en Monte Carlo, TV Canal 4, que como todos los programas se transmitía en vivo. Américo Torres fue todo un señor de la televisión. “Noche Brillantes” se emitía los domingos en la noche y generalmente pasaban una película o algún especial. ³

En la edición del 10 de agosto de 1964 del Semanario “Marcha”, Montevideo, una nota editorial firmada por un crítico de iniciales E.R. hizo laudatorios comentarios a la labor profesional del recordado locutor.

Puede apreciarse el recorte a mayor tamaño, haciendo clic sobre la imgen, para abrirla en otra ventana de su navegador. Pero, para facilitar aún más su lectura, transcribimos a continuación el texto, en su totalidad.

Esta página es poco dada al elogio. Creemos que —sobre todo en ciertos campos de la televisión— estamos en la etapa de la construcción y sería muy mala técnica otorgar calidad de solidez y permanencia a materiales endebles. Si engañándonos, engañándolos y tratando de engañar al público pretendemos construir con ellos lo duradero de nuestra TV, lo que ha de jerarquizarla y distinguirla, sólo conseguiremos figurar como cómplices en el proceso a su caída. Nuestra posición, pues, está fijada por ese espíritu: nuestra cuota de elogio se ve limitada por la propia e indigente escasez de material elogiable. Esa pobreza es particularmente sensible en el gremio de la locución comercial. Tal vez es la más evidente. porque es la que da la cara; y hay otras fallas que se disfrazan detrás del aparato técnico que las escamotea al televidente común. Pero lo cierto es que en la locución comercial pululan elementos regulares, mediocres, malos y hasta algunos que es increíble que actúen ante las cámaras como no sea por razones de parentesco. Cualquier explicación es buena para lo inexplicable. (1)


(1) Para evitar suspicacias, aclaremos desde ya que jamás hemos inscripto en el rubro de locución comercial a Mílton y Raul Fontaina (h).


Lo más afligente para el desapasionado frecuentador de estudios de TV es la falta de conciencia profesional que existe entre ellos y ellas. Parecen no darse cuenta de dos cosas que son fundamentales; la primera es que los miles de pesos que están invirtiendo en esos
programas los comerciantes e industriales, van a desembocar en el anuncio y que, por lo tanto, deben hacerlo de la mejor manera posible, en la forma más persuasiva y vendedora de que sean capaces. estudiando cuidadosamente los argumentos del texto que deben memorizar y enfatizándolos en la justa medida para que rindan toda su eficacia; la segunda, es que se están presentando ante muchos miles de personas de cuya simpatía y adhesión, depende su éxito y el éxito de su carrera. Y esto no se consigue con “caritasy sonrisas estereotipadas.

Por eso nos complace destacar hoy la presencia de un auténtico profesional de la locución comercial, un hombre que ha aplicado incansablemente su inteligente espíritu de observación, su cultura, su severa autocrítica y un estudio constante a obtener la perfección de su trabajo.

Estamos hablando de Américo Torres. Es cierto que Torres posee condiciones naturales de simpatía y voz, pero esas condiciones representan solamente la base sobre la cual su disciplina personal ha edificado cuidadosamente el delicado andamiaje sobre el cual reposa firmemente una actuación correcta, convincente, impecable. Sin apelar a trucos de dicción o énfasis, naturalmente, los anuncios de Torres extraen al texto publicitario el máximo de su eficacia e incluso lo mejoran mediante un acertadísimo empleo de pausas y ritmos, apenas perceptibles pero que han sido prolijamente ensayados por el locutor. Cuando se encuentra en un estudio, Torres no descansa: se le puede ver repasando su texto en voz baja, buscando los mejores efectos y una vez que los consiguió, los repite todo lo necesario hasta fijarlos bien en su memoria. Es exigente consigo mismo y tiene una severa conciencia de su profesión. Más de una vez se ha negado —perdiendo dinero y clientes— a decir determinado texto porque el excesivo número de palabras le impedía interpretarlo correctamente.

Deliberadamente no hacemos comparaciones ni damos nombres que quizá desvirtuarán el objeto de esta nota, pero sí podemos hablar de modalidades. Hay locutores que más que vender el producto aprovechan el espacio para venderse a sí mismos; demostrar qué simpáticos son o qué facilidad de palabra tienen, olvidándose que amontonar rápidamente palabras no significa siempre decir algo o qué “canchero” son frente a la cámara. Torres ha conseguido un justo límite dificilísimo; sin abdicar de su personalidad, le entrega al producto que vende, su natural sitio de “vedette” del anuncio.

Cuando está vendiendo un televisor los argumentos de venta llegan en primerísimo plano al televidente y sin embargo el público no pierde de vísta a Torres que, hábilmente, no llama la atención sobre su persona sino sobre el producto. Una pausa más marcada, un gesto más definido, un ademán menos sobrio, invertirían los términos: Torres sería la “vedette” y el producto pasaría a segundo plano, pero nuestro hombre ha sabido encontrar, y lo mantiene, ese justo límite que es lo perfecto en la locución comercial: el convincente intérprete del texto, al servicio de la venta.

Si hemos analizado con cierta minuciosidad el trabajo de Torres ha sido porque esperamos obtener dos efectos constructivos: efectuar una disección fácilmente comprensible de las responsabilidades que entraña ese aspecto de la televisión y —lo esperamos conseguir— que, aunque sea a hurtadillas, muchos de los iniciados, otros que recién se inician y los que esperan iniciarse en la locución comercial, estudien un poco la actuación de Torres y entiendan el por qué de su corrección, trabajo, contracción y disciplina. No se puede jugar con los pesos, a corazón alegre.

E.R.


Agradecimiento:

  • Mario Filippini, España, quien gentilmente aportó el recorte de prensa del artículo de “Marcha”.
Publicado en 1964, Notas de prensa, periodistas y locutores, Publicidad, Televisión, Uruguay | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Porcelana, cerámica y radio.

Perrito de los 101 Dalmatas de Disney, figura de porcelana. W.S-P.O.T, por Princeton Galleries 1994, Inglaterra. (En eBay)

Tetera de porcelana con forma de receptor de radio. Francia.  20 cm x 9 cm x 13 cm  (350g). (En eBay).

Niño músico con violín o guitarra, escuchando la radio portátil. Porcelana Lladró, Valencia, España. (En eBay).

Pequeña tetera de cerámica Cardew, de la Segunda Guerra Mundial. Inglaterra, 4.5 cmde alto, estilo art deco 1930s /1940s. (En eBay).

Publicado en 1930s, 1940s, 1994, Arte radiofónico, coleccionista, España, Francia, Infografía, memorabilia, radio, radio portátil, Radioescucha, Receptores, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Niña telefonista. Juguete de hojalata. (Japón, 1950).

Raro y curioso juguete de lata, japonés, de los años 50. Telefonista que mueve los brazos y la cabeza, en cuanto las luces de la central telefónica de encienden, como si estuviese haciendo la conexión de las líneas. ¹

Fabricado por Line Mar, esta empresa fue fundada en la década de 1950 como filial de fabricación e importación del exitoso fabricante estadounidense de juguetes Louis Marx & Co.

La empresa japonesa fue responsable de las relaciones de fabricación y distribución en el extranjero que implican la importación de juguetes mecánicos y operados con baterías, fabricados en Japón. ²

Aquí, una en funcionamiento:

 

 


Fuentes:

  • ¹ Colección Andreas Triantafyllou, Pocilga! Objetos Inusitados, San Pablo, Brasil.
  • ² Artículo en Worthpoint. Allí se afirma que el valor para una pieza similar se estimó  en USD 525,00!!!. Vendida en remate público en 2012 .

Más:

  • Videos de otros juguetes de Line Mar, en You Tube

Publicado en 1950, 1950s, Brasil, coleccionista, Japón, juguetes, Teléfono, Videos | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario