Radio Suecia Internacional, personal del Servicio en castellano. (1980s).

El servicio en castellano de Radio Suecia Internacional, se creó en 1952.

Ya en 1938, la emisora había comenzado en onda corta, emisiones experimentales. Los miércoles y sábados en la Onda Corta, en 49,46m desde trasmisor en Motala se propalaron los primeros programas en sueco, con el objetivo de “abrir una ventana al mundo”, y proveer a los suecos en el extranjeros de noticias de su país en la Segunda Guerra Mundial. En fin, hacer conocer Suecia al mundo.

Le siguieron, desde 1939,  programas en alemán, inglés y francés.

Este es parte del personal que integró la redacción en los años de la década de 1970s a 1980s.

El servicio en nuestra lengua, cerró en 2010.

  • Un programa especial, transmitido por Radio Suecia Internacional, que se emitió en 1988 con motivo de los 50 años de la fundación de la emisora escandinava, se puede escuchar en este enlace, aquí en este mismo blog
  • Escuche este podcast grabado en oportunidad del cierre del servicio, producido por Leonardo Santiago, Productor y Locutor, Radio Guía Internacional.
    Club Diexistas de la Amistad, Barinas, Venezuela. (Noviembre, 2010).

Agradecimiento:

  • Gustavo Fabián Bravo, Punta Alta, Argentina.
Publicado en 1970s, 1980s, Documentos, DX, DXistas, ephemera, Galería fotográfica, Onda Corta, periodistas y locutores, radio, radio de Onda Corta, Radioescucha | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , | 1 Comentario

raDIORAMAS.

Apartamento completo a escala 1:12, construido dentro de un gabinete de radio antigua por Georgia Matuschak. (Foto crédito: Lesley Shepherd © 2015. Fuente)

Georgia Matuschak, ha hecho este trabajo a escala 1:12, utilizando el gabinete de madera de una radio, que incluye una radio similar escondida en un extremo de la cocina en este apartamento en miniatura. Esta escena es muy acorde con la época (y tamaño) de la radio que se ha utilizado en la escena.

Se ha aprovechado el área donde se hallaba el dial de la radio, para brindar una vista hacia abajo y a la vez para ayuda a difundir la luz a alrededor. 


Ha sido expuesta en el Seattle Miniature Show 2015. (Fuente).


Estación de radio rural, con antena, que alguna vez estuvo cerca de Vicksburg, Mississippi y que es típica de casi cualquier región en los EE.UU..

Incluso, las densas zonas urbanas tenían pequeñas estaciones de radio como ésta en sus afueras, para difusión de música, noticias y el Evangelio, día y noche.

Principalmente antes de que la televisión se generalizara, la radio era la principal fuente de entretenimiento para el hogar y una parte importante de la vida diaria. Incluso hoy en día, ninguna ciudad estaría completa sin sus estaciones locales de radiodifusión.

Este kit fue diseñado por la empresa Vectorcut, con características únicas para simplificar la construcción y garantizar resultados profesionales, y de apariencia realista.

Cuidado matrizado y corte, que con la ayuda de láser ha hecho todo el trabajo de intrincados detalles en la torre de radio. Otros detalles finos incluyen los pomos de las puertas de bronce, los vidrios de las ventanas y las letras del indicativo de llamada, WEZY.

Las distintas piezas están trabadas entre sí, no necesitando refuerzos de ninguna especie.

Los kits se entregan con sus respectivos manuales de instrucciones y armado.

(Fuente)


Estudio de radiodifusión con el actor estadounidense Will Rogers.

Diorama que muestra los amigos y familiares de Will Rogers, en su primer programa de radio. (Crédito de la foto: Will Rogers Memorial Museum, cortesía de TripAdvisor)

William Penn Adair “Will” Rogers (EE.UU., 4 de noviembre de 1879 – 15 de agosto de 1935), fue un cowboy, humorista, comentarista y actor estadounidense.

Conocido como el hijo favorito de Oklahoma, Rogers nació en el seno de una importante familia de Territorio Indio. Dio la vuelta al mundo tres veces, rodó 71 películas (50 mudas y 21 sonoras), escribió más de 4,000 columnas periodísticas, y se convirtió en una celebridad mundial.

A mediados de la década de 1930, Rogers era adorado por los estadounidenses, y fue la estrella mejor pagada de Hollywood.  ¹ Wikipedia.

Siempre un gran orador y un narrador de fábula, Will Rogers fue figura natural para la radio.

Su voz cálida y entretenida sólo necesitaba amplificación, y la radio se la proporcionó. Eran tiempos de la Primera Guerra Mundial y la Gran Depresión.

Will apareció por primera vez en la radio en Pittsburgh en 1922 en la estación KDKA cuando el medio estaba en su infancia. Las señales eran audibles sólo en auriculares de cristal, antes de la radio con altavoz.

Will Rogers continuó apareciendo en la radio a través de la década de 1920, e hizo sus primeras emisiones regulares en la primavera de 1930, auspiciado por la empresa farmacéutica E. R. Squibb & Sons. Su programa semanal de domingos por la noche, The Gulf Headliners”, estuvo  en el ranking de audiencia de 1935, entre los quince primeros programas de radio en el país.

En conjunto con las columnas de periódicos, películas y artículos de revistas, los discursos radiales de Will Rogers, fueron los principales moldeadores de opinión durante la primera mitad de la década de 1930, en los EE.UU..

Su casa natal en Claremore, Oklahoma, se ha convertido en museo, donde se encuentran en exhibición, entre muchos objetos, este diorama.


Radio operador alemán de la Segunda Guerra Mundial.

El kit  incluye tres mesas de campaña, 3 sillas de tela de campaña y 6 equipos de radiocomunicaciones. Asimismo se incluye un soldado radioperador a escala 1/6 , un biciclo de campaña (generador de fuerza eléctrica auxiliar), libreta, lentes, etc. Tal como se muestra en las fotografías. Las radios, no son funcionales.

Fabricado de resina de alta calidad y pronta para exhibir. En venta en eBay.


Soldado radiooperador alemán de la Segunda Guerra Mundial.

Figura de acción, escala 1/6, 12 pulgadas de la marca Dragon Models.

Reich División Funker Walter Schmidt: Heeresgruppe Mitte, Frente del Este,  1941.  En venta en eBay, con todos los accesorios.

Publicado en 2015, 2016, 40s, Alemania, antenas, Arte radiofónico, coleccionista, componentes electrónicos, Exposiciones, juguetes, radio, radio de Onda Corta, radio portátil, radiotelegrafía, Receptores | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Aventuras de una válvula termoiónica. (1920).

La curiosa noticia de una válvula electrónica hallada a orillas de una isla en el Pacífico, luego de viajar a la deriva , fue publicada en el número de junio de 1920, de “Wireless World”.

quoteLeftUna válvula de radio ha viajado muchas millas a través del Océano Pacífico y atravesando una barrera coralina, vino a descansar sobre las relumbrantes arenas de la la Isla Washington, un punto en el Océano con sólamente once millas de costa.

La Isla Washington  está a 1000 millas al sudeste de Honolulu, y las rutas navieras más próximas son las de Australia que pasan a  500 millas hacia el oeste.

El único vapor en las aguas más cercanas en el pequeño “Kestrel”, que carga copra  para la Fanning Island, Ltd., los propietarios de  Washington Island. Y esta nave no posee equipo de radio.

De dónde procede la válvula, es dificil suponer. Un estudio de las corrientes que rodean la isla, poco revela; la Corriente Ecuatorial no está lejos, pero la Contra Ecuatorial, corre entremedio y hace el asunto más confuso aún.

De los restos de naufragios recogidos en la isla de tanto en tanto, la deriva parece provenir del  Este. Un bote salvavidas pasó por la isla; fue llevado a tierra y más tarde se encontró que había sido llevado a la costa de México; una distancia en línea recta de 3300 millas.

La válvula fue encontrada en la playa por un nativo y la ha suspendido en su choza como un ornamento.

Mr. R. A. Travers, operador a cargo de la estación de radio de la Isla Washington, vio la válvula allí y la examinó. (Nota del trad.: El original inglés dice “took possesion of it”… lo que no dice si fue en nombre de la corona británica).

Es un tubo de vacío del tipo doble grilla y doble placa, y también tiene dos filamentos. Mide 2′ de diámetro y 21′ de alto.

Los terminales de placa y reja están a un lado y los de filamento en el otro. Ambos filamentos parecen estar rotos, pero al parecer se quemaron mientras estaba en uso y no se estropearon en el mar. Los terminales de cobre están muy corroídos, indicando que ha estado bastante tiempo en el agua. La ilustración de la barrera coralina donde se la halló da una idea del riesgoso lugar donde terminó su viaje.


(No… no hay fotos de la valvulita)

Publicado en 1920, componentes electrónicos, Documentos, EE.UU., Notas de prensa, radio | Etiquetado , , , , , , , , , | 1 Comentario

Emotivas reliquias de radio operadores inmolados en la Primera Guerra Mundial.

Dos de las más conmovedoras reliquias pertenecientes a los tiempos en que los valientes radio operadores de los barcos eran sacrificados en acción, por bombas, minas o torpedos, en la trágica conflagración que significó la Primera Guerra Mundial, son sin duda dos objetos que quedaron registrados por la historia:

El primero, el libro de guardia que llevaba la estación radiotelegráfica a bordo del “Floandi”, el radiotelegrafista Douglas Morris.

El libro de guardia del HMS Floandi, que fue alcanzado por una lluvia de balas. El radio operador telegrafista, estaba haciendo una entrada en él en el momento del ataque y fue encontrado muerto en el cuarto de radio. (Foto Horace Nicholls, Crédito de la imagen Imperial War Museum Photograph Archive Collection, Imperial War Museums.

Su última página escrita tenía la raya del lápiz que dejó el recorrido de su mano cuando cayó herido de muerte por la metralla austríaca. 

Las fotografías muestran el estado en que quedó el libro del barco…

El libro de guardia, empapado, del joven operador Morris, registra el postrero trazo, ya que estaba escribiendo en él, cuando la lluvia de plomo lo envió a la eternidad.

Su trágica historia prueba la perpetua evidencia de la devoción que esos bravos hombres tenían por su deber, estando cara a cara con la posibilidad de sufrir la muerte. 

El “Floandi”, que recibió importante daño de un crucero austro-húngaro en el Estrecho de Otranto. (Crédito de la imagen, adaptada).

…aunque los detalles se han desvanecido por el daño sufrido y las fechas no son legibles. Aunque se lee el nombre de la embarcación. (Fuente).

Douglas Morris Harris, había nacido en 1898 en Pennfields, Wolverhampton, Inglaterra, y se empleó como telegrafista a bordo del buque italiano “Floandi”.

Estos cruceros armados eran utilizados para bloquear el puerto de Cattaro (Kotor) para evitar que la Marina austríaca incursionara por el Adriático.

En la noche del 14/15 de mayo de 1917, los cruceros fueron atacados por tres buques de guerra austríacos, el Helgsland, el Saida y el más ligero Novara.

Harris permaneció en su puesto durante la batalla ocurrida en aguas del Mar Adriático, pero fue herido de muerte: tenía solamente 19 años de edad.

Por su valentía recibió uno los más altos honores de Italia.

Un recordatorio o memorial a Douglas Morris Harris se halla en St Peter’s Gardens, Inglaterra.

(Crédito de la imagen: wolverhamptonswar.wordpress.com)

El Harris Memorial fue creado por el escultor Robert Jackson Emerson (1878-1944), que fue, además,  profesor de escultura y dibujo en la Escuela Municipal de Arte, de Wolverhampton, entre 1910 y 1942.

El infortunado Harris, (que había trabajado en una panadería antes de anotarse en la Marina), se muestra a tamaño natural, con el nombre “Admirable” en su gorra, pues ese fue el nombre de la nave en la que fue originalmente alistado. Fue cedido como radio operador telegráfico a la Floandi, de la Armada  italiana. Harris, se quedó firme en su puesto,  y continuó enviando mensajes y haciendo entradas en su diario, hasta que fue muerto por un trozo de metralla.

Murió el 15 de mayo de 1917 y no parece haber recibido ningún premio por parte de Inglaterra, a pesar de los honores que sí fueron hechos por parte de los italianos. 

De todas formas, Wolverhampton, su ciudad natal, no se olvidó de él.

Construido en 1918, este monumento fue pagado por suscripción pública.

Una multitud de público se reunió frente a la Antigua Iglesia Colegiada de S. Pedro, (S.Peter ’s Old Collegiate Church), en Wolverhampton, el domingo 23 de junio de 1918, para asistir a la inauguración y descubrimiento del busto de Douglas Morris Harris, A.B., R.N.V.R., el heroico radiotelegrafista a bordo del drifter Floandi, quien, mientras el enemigo ametrallaba la embarcación, continuó enviando mensajes y sólo cesó su labor cuando le mataron. Cayó muerto sobre su libro de guardia, mientras escribía en él.  El monumento fue inaugurado por el Vice-Almiranted y General Mayor Mark Kerr, C.B., M.V.O., y en el bronc se puede leer la siguiente leyenda: “Douglas Morris Harris, A.B., R.N.V.R., the heroic wireless operator who continued to record messages in the log-book on the shell- torn drifter Floandi until killed by enemy gunfire, Adriatic Sea, May 15th. 1917”. (“Wireless World”, agosto de 1918, p. 298).

Momento de la imauguración del monumento en memoria de D. M. Harris, radiotelegrafista del Floandi, en Wolverhampton, Inglaterra.  (“Wireless World”, agosto de 1918, p.279).


Cliquee en la imagen para abrirla a mayor tamaño en un nueva pestaña de su navegador. (Crédito de la imagen: Ell Brown, Openplaques.org)


El segundo caso, no menos conmovedor, fue el de una boya de un submarino alemán que tenía escrito el mensaje: “Aquí está hundido el U.C. 42. Por favor telegrafíe inmediatamente al Comando de Submarinos, en Kiel”, segun se lee en “Wireless World” de marzo de 1918.

(Imagen crédito wrecksite.eu)

El SM UC-42 fur un tipo de submarino alemán del tipo UC II, tendeminas, de la Armada Imperial Alemana (en alemán: Kaiserliche Marine), durante la Primera Guerra Mundial.

El submarino fue encomendado para su construcción el 20 de noviembre 1915 y fue botado el 21 de septiembre de 1916. Fue comisionado en la Armada Imperial alemana, el 18 de noviembre de 1916, como SM UC-42.

En una trágica carrera que abarcó seis patrullas, desde el 1 de enero de 1917, el UC-42 ocasionó el hundimiento de un total de trece buques, de un total de 9636 toneladas de desplazamiento, y la inhabilitación de un buque de guerra, de 1.210 toneladas.

El último viaje del UC-42

El UC-42 navegaba en su última patrulla, el 1 de septiembre 1917, cuando el 31 de octubre 1917, una torpedera TB 055 acompañaba a una flotilla de barreminas, que operaban en la entrada al puerto de Cork.

A las 15.00 horas, se observó una mancha de aceite que flotaba en la superficie del agua.

Siguiendola, la torpedera 055 utilizó su hidrófono, para ver si el aceite procedía de un submarino. Se escucharon reportes de sonidos mecánicos fuertes, de “martilleo” y “ruidos de turbinas similares”  y, creyendo que, en efecto,  se trataba de un submarino, se lanzó una boya de señalización, seguido poco después por una carga de profundidad.

Tras la detonación de la carga, la 055 regresó a la zona y se encontró que el volumen de aceite que flotaba había aumentado, y había burbujas que suben a la superficie.

TB 055 apeló al cercano dragaminas HMT Sarba para obtener ayuda. El Sarba utilizó su hidrófono, pero no detectaron sonidos del presunto submarino.

Una segunda carga de profundidad se dejó caer y el Sarba permaneció en la zona durante la noche.

A la mañana siguiente, el  HMD Sunshine y la TB 058 barrió la zona alrededor de la mancha, para confirmar que el incidente no había sido una falsa alarma causada por un viejo naufragio.

El 2 de noviembre, el petróleo aún estaba saliendo a la superficie y buzos llegaron para inspeccionar los restos del supuesto naufragio.

Los buzos reportaron un submarino alemán yaciente tendido en el fondo del mar, con su popa arrancada, y una placa de bronce en su torre de mando que tenía la inscripción “C42 de 1916”.  Lo  identificaron como el UC-42.

No hubo sobrevivientes a pesar de que algunas de las escotillas, se encontró, que se habían abierto. Se cree que, probabablemente, el submarino había sido hundido por una de sus propias minas, detonando en su parte trasera mientras estaba minando.

27 marinos alemanes, sus tripulantes murieron.

Cuando se informó del hundimiento y la identificación del submarino, el Almirantazgo británico solicitó el envío de una muestra con fines de verificación, y en diciembre de 1917, los buzos recuperaron la boya telefónica desde la torre de mando. 

Crédito de la imagen: kinsaleangling.com

El redescubrimiento

El pecio se encontró el 6 de noviembre de 2010, por buceadores irlandeses, a tan sólo 27 metros (89 pies) de la superficie, fuera de Roche’s Point Co. Cork. Se encontró con “poco obvio daño explosivo”. Un número de serie impreso en una de las hélices, permitió la identificación positiva como UC-42.

El UC 42 redescubierto en Cork – Placa del submarino estampada en la hélice. (Foto: Timmy Carey, en RTE.news, 24 de enero de 2011).

Una placa conmemorativa fue adosada a la popa de la embarcación y de acuerdo a la Ley Marítima Internacional, es ahora una tumba de guerra, intocable y de la responsabilidad de la Deutsche Marine.

Crédito de la imagen: kinsaleangling.com


Estos dos objetos se expusieron en  la Exposición Imperial de la Guerra, que fue abierta en Burlington House, Piccadilly, a principios de enero de 1918, y que atrajo a miles  de visitantes. El producido por las entradas vendidas, fue a beneficio de la Sociedad de la Cruz Roja, según se puede leer en la ya mencionada publicación inglesa “The Wireless World”, de marzo de 1918.

 

Publicado en 1917, Alemania, Documentos, Inglaterra, Italia, Los principios, Marconi, radio, radiotelegrafía | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

La historia de una estación de radio que fue construida para que pudiera ser destruida deliberadamente.

(Crédito de la imagen, Nebraska History y Nebraska Studies via weburbanist.com).

Fue a mediados del siglo XX  que Estados Unidos desarrolló su capacidad nuclear, e hizo explotar bombas reales en la parte continental de su territorio, sobre Japón, y en territorios insulares del Pacífico.

A principios de 1955, se construyó una pequeña ciudad, completa,  cerca de la ciudad que sería de vida temporal, llamada Mercury, en el estado de Nevada, con el propósito específico de someterla a una serie de ensayos experimentales  con explosiones atómicas.

Esta pequeña ciudad artificial fue recibió el nombre de Survival Town (“Ciudad Supervivencia”), y fue construída especialmente para que ser destruída por la explosión de una bomba atómica. Esta ciudad contenía 10 casas totalmente amuebladas y equipadas, tiendas de alimentos, cables de electricidad, estación de transformación eléctrica, y tanques de gas.

Survival Town contó, además,  con una estación de radio, instalada en un búnker a la que se le había abierto  una ventana mirando hacia la zona de explosión de la bomba atómica.

Esta estación de radiodifusión de onda media tuvo su propia licencia de operación, otorgada por la misma FCC (Federal Communications Commission) y el indicativo experimental KO2XDN.

La emisora de radio KO2XDN irradiaba con 250 vatios en 1240 kHz, con dos torres para su antena; una de ellas con riendas y la otra autoportante. Su programación estaba grabada en una cinta sin fin, y consistió simplemente en un mensaje pregrabado indicando el propósito de la estación, junto con algunos de sus detalles técnicos.

Comenzó a trasmitir el 26 de abril de 1955, estando en el aire durante unas pocas horas, cada noche antes de la prevista explosión atómica.

En realidad, la primera explosión atómica prevista en este lugar fue un evento fallido, ocurrido el 29 de marzo. La segunda prueba, bajo el nombre de Operación Cue Apple 2, sí se llevó a cabo exitosamente, a los 10 segundos que siguieron al mediodía del 5 de mayo de  1955.

video-icon48x42La prueba atómica de Nevada de 1955. (Crédito BobR1955, You Tube).


En el inmediato momento de la explosión, la estación de radio KO2XDN quedó en silenciola torre autoportante fue destruída, y la torre con sus riendas se dobló formando una curva hacia adelante, en la sección superior. Otros edificios y estructuras también fueron dañados o destruidos debido a la fuerza masiva emitida por la explosión de la bomba atómica.

Algunos de los equipos electrónicos que funcionaban en la estación de radio volaron de su posición original.

En realidad, la estación de radio había sido programada para retornar al aire tan sólo tres minutos después de la explosión, pero, en cambio no volvió a salir. La investigación posterior reveló que el cable de alimentación eléctrica a la estación había sido cortado por la explosión atómica. 

Al día siguiente, cuando se volvió a conectar el cable de alimentación y el equipo electrónico se reubicó en su posición correcta, la estación de radio volvió al aire, para sus transmisiones finales. A continuación, la estación fue desmantelada y sus elementos retirados.

La QSL de la KO2XDN

Las tarjetas QSL, en el mundo de la radioescucha y la radioafición consisten en acreditaciones otorgadas voluntariamente por las emisoras de radio, enviadas en respuesta a los eventuales y respectivos informes o reportes de escucha remitidos a aquellas por parte de radioescuchas dedicados. Confirman mediante texto expreso que la escucha efectivamente fue hecha por ese oyente, de acuerdo a los detalles de fecha, hora y detalles del programa sintonizado, en particular.

Y ¿qué pasó con las tarjetas QSL de la tan especial emisora de Survival Town?.

Curiosamente, varios monitores de radio internacionales recibieron una respuesta de verificación de sintonía QSL de esta tan inusual radioemisora. Tenían en su texto los detalles completos de la estación y sus eventos asociados, y estas cartas fueron  enviadas en respuesta a cada informe de recepción que oportunamente recibieron.

Estas cartas QSL fueron despachadas desde Battle Creek, en Michigan, y se sabe que al menos media docena de afortunados oyentes tuvieron la suerte de recibir un recordatorio permanente de su seguimiento a una estación de radiodifusión verdaderamente inusual.

Carta QSL enviada al radioescucha  Norman L. Maguire, 1420 Columbia Drive, N.E. Albuquerque, New Mexico, de fecha 30 de diciembre de 1955, confirmando la escucha de la estación especial KO2XDN.  Traducido el texto, así reza: “Estimado Sr. Maguire: La presente confirma su reporte de escucha de la emisora de radiodifusión K02XDN, uma estación con permiso de caracter experimental, con un trasmisor de 250 vatios, ubicado a 4700’ de la zona cero de la explosión nuclear de la “Operation Cue”, en el Sitio de Pruebas de Nevada. Esta operación fue parte de un proyecto para determinar los efectosde una explosión nuclear en equipos comerciales de comunicaciones. Fue auspiciado en conjunto por la Administración Federal de Defensa Civil y la Asociación de Fabricantes de Radio, Electrónica, y Televisión, como Project 35*2 del Grupo de Pruebas sobre Efectos en Civiles de la Comisión de Energía Atómica. El trasmisor  fue alimentado con una programación repetitiva grabada en una cinta magnética, operando en la frecuencia de  1240 kilociclos; e irradiando a través de una antena de 150 pies de altura, soportada con riendas. La Estación estuvo en el aire varias noches emtre el 26 de abril 26 y el 5 de mayo a la expectativa de la detonación que ocurrió en una fecha posterior. El trasmisor no volvió a  funcionar tres minutos después de la explosión, debido en primer lugar a que la línea de alimentación eléctrica al trasmisor se cortó. A pesar de algun “desorden” en los equipos de la Estación, el único trabajo de reparación que debió hacerse fue el restablecimiento de la corriente eléctrica. Cinco minutos después de este hecho, el trasmisor retornó al aire, con su programación em la tarde del 6 de mayo. K02XDX ha sido retirado del Sitio de Prueba y no será vuelta a escuchar nuevamente. Apreciamos su reporte y le enviaremos por correo una copia del folleto describiendo la “Operation Cue” tan pronto como sea publicado.  Muchas gracias. Muy atentamente, Albert H. Stevenson Director, Program 35 Civil Effects Test Group, Radio Station K02XDN CETG Program 35 P.O. Box 7 Mercury, Nevada”. (Fuente). 

 

audioiconAquí está una grabación de una recreación de parte  del programa emitido por la radioemisora experimental KO2XDN, con 250 vatios, en 1240 kHz, de tan corta y singular vida. (Fuente: Wavescan/OntheShortwaves.com)


Fuente:

  • “The Story of a Mediumwave Radio Station That Was Built So That It Could Be Deliberately Destroyed”, Wavescan Nº 375, mayo 1, 2016, programa de Adventist World Radio, producido por el Dr. Adrian Peterson, archivado en On The Shortwaves.com. El Dr. Peterson es Coordinador de Relaciones Internacionales para la Adventist World Radio. AWR pone al aire su programa Wavescan a través de muchas de sus emisoras (incluyendo la Onda Corta). Adrian Peterson es un apreciado y distinguido DXista e historiador de la radio y a menudo incluye temas históricos relacionados con la radio en su programa, que se emite en idioma inglés. El texto presentado en esta entrada del blog, ha sido autorizado expresamente para su publicación, siendo traducido y adaptado por Horacio Nigro Geolkiewsky/LGdS.

 

Publicado en 1955, antenas, Audios, Documentos, DXers, EE.UU., ephemera, Onda Media, QSL, radio | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

A 50 años de la misión Gemini X, las grabaciones de la Voz de América. (1966).

Gemini 10 fue una misión espacial tripulada del programa Gemini, de la NASA, realizada en julio de 1966.

Fue el octavo vuelo tripulado del programa Gemini, y el decimosexto del programa espacial estadounidense.

El Programa Gemini había comenzado en 1965, después de que la agencia espacial estadounidense NASA finalizara su primer programa de vuelos espaciales: el pionero Proyecto Mercury, el cual había logrado poner en el espacio a los primeros estadounidenses.

Gémini, fue el proyecto que pondría a prueba las maniobras que serían necesarias para el éxito de las futuras misiones Apolo que pondrían por vez primera al ser humano en la Luna. 

En concreto, maniobras de acoplamiento con el vehículo Agena lanzado el mismo día con anterioridad, y el Gemini VIII, orbitando.

Sus tripulantes fueron los astronautas John W. Young, Comandante, y Michael Collins, Piloto.

Fue una misión de tres días de duración. para realizar el encuentro y acoplamiento con el Gemini Agena como vehículo objetivo (GATV), que había sido lanzado ese mismo día desde Cabo Kennedy, a bordo de un cohete Atlas. Los vehículos alcanzaron un récord de altitud para vuelo tripulado de 476 millas.

La reentrada se llevó a cabo el 21 de julio y la recuperación se hizo 544 millas al este de Cabo Cañaveral.

Fue una emocionante misión con el acoplamiento exitoso con el Agena, seguido por el vuelo hasta la órbita donde estaba el Gemini 8, donde se almacenaría el Agena.

Incluyó una caminata espacial de Collins, de 25 minutos, desde la Gémini a la Agena. Se realizó el experimento de elevar su órbita desde 270 Km., en que se hallaba su apogeo, hasta los 763 Km. Estuvo acoplada 39 horas con el cohete “Agena”, que fue lanzado el mismo día. También se realizaron 15 experimentos científicos, tecnológicos y médicos.


Enrique Gonzalez Regueira, (izq.) uruguayo y Mauricio Goldchain (argentino), fueron dos de los periodistas de la VOA, trasmitiendo para América Latina el desarrollo de estas actividades espaciales. Una red de numerosas emisoras de radiodifusión en América Latina, tomaron estas emisiones, retrasmitiéndolas.

La Voz de los Estados Unidos de América, trasmitió especialmente las instancias más relevantes, por Onda Corta, poniendo en marcha el recordado “Equipo Espacial” de la VOA, con destacados periodistas y corresponsales, Mauricio Goldchain, Enrique González Regueira y Luis García, en Washington D.C., así como José Pérez del Río, en Cabo Kennedy, estado de la Florida.

Un radioaficionado argentino, Luis Hondareyte, LU2AFU, grabó en cinta magnetofónica éstas y otras trasmisiones recibidas en Onda Corta en los años de la década de 1960, incluyendo el vuelo del Apolo XI.

El Sr. Luis Hondareyte capturando las transmisiones.

Luis, había dedicado mucho tiempo y recursos a través de los años, en grabar (análogamente… ¡claro!), los relatos que se realizaban desde los EUA, por medio de la “Cadena Espacial Continental” y la “Voz de América”, de las primeras misiones espaciales de la NASA”.

En 2008, considerando que “estas grabaciones eran de un alto valor histórico y no debían perderse, y gracias a la disposición de Claudio Mariani y colaboradores, a quienes contactó; se acometió el proyecto de digitalizarlas, en un denominado “Proyecto RDH”,  de traerlas a la vida nuevamente, de desempolvar esos carreteles de cinta abierta y los antiguos dispositivos de reproducción, era el momento de hacerlas girar nuevamente y de esta manera darle un nuevo giro a la nostalgiosa era de oro de la investigación espacial”. 


audioicon

Voz de América.

Introducción en la voz del Sr. Luis Hondareyte.

Fragmentos significativos de la trasmisión de la “Cadena Espacial Continental”

I. Lanzamiento del vehículo Agena, con un cohete Atlas. 18 de julio de 1966.  20:39 GMT.

II. [Desde 13:24]. Lanzamiento del Gemini X, con un cohete Titán, 18 de julio de 1966, 22:20 GMT. Cabo Kennedy, Florida, EE.UU.   (Crédito: Programa Espacial.com).

 

III. Vuelo del Gemini X. Comentarios sobre el lanzamiento. Comentarios sobre los astronautas. Boletín de noticias con el resumen de la misión hasta ese momento. ID de la emisora.

 

 


IV. Vuelo del Gemini X . Consideraciones y comentarios. Caminata espacial de Michael Collins. [NOTA: Lamentablemente no se cuenta con el audio de la trasmisión de la etapa final de la misión, si es que fue grabada en su momento].

 


Créditos:

Publicado en 1966, 2016, Argentina, Audios, Documentos, EE.UU., Onda Corta, periodistas y locutores, radio, radio de Onda Corta | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Del micrófono a su hogar. (1930, “Popular Science”).

La concepción del artista ilustró en la publicación “Popular Science”, de junio de 1930, el “paso a paso” de la trasmisión radiofónica.

He aquí las distintas  etapas en las cuales se procesa el sonido generado en el estudio y que tras su procesamiento, convertidas en señales de radio, son recibidas en el receptor de radio del oyente, reconstruido en el altoparlante.

blockquoteToneladas de equipamiento eléctrico dedicado a la radiodifusión son puestas en funcionamiento total, para hacer vibrar el ligero diafragma del parlante, que a lo sumo, pesa sólo unos pocos gramos”. 

Las corrientes eléctricas muy débiles del micrófono van a la consola mezcladora. Varios microfonos se pueden usar para recoger a la misma orquesta y con el control respectivo se puede controlar el volumen relativo de cada uno y mezclar el resultado para lograr un todo perfecto. Después de cierta amplificación a estas frecuencias de audio, el resultado pasa a la sala de control principal, donde son separadas.  Una porción de la señal  es enviada al trasmisor local de la estación en donde se origina el programa, y la otra porción es enviada a través de líneas de trasmisión alámbricas a otras estaciones de la cadena.  Cada 150 millas, hay una estación repetidora que refuerza la señal y las envía a la siguiente estación.

A medida que el programa llega a cada estación de la cadena radiodifusora, la señal es inyectada al trasmisor y lanzada por la antena con tremenda potencia.

La antena conectada al receptor del oyente recoge las señales que son detectadas. Sólo la frecuencia correspondiente a la estación que lleva al aire el programa seleccionado, por medio de la sintonía, es amplificado a través de distintas etapas de energía de radiofrecuencia, rectificada y convertida en energía eléctrica de audiofrecuencia, que hace mover, finalmente, la membrana del altoparlante. 

Cliquea en la imagen para abrirla a tamaño más grande en una nueva ventana de tu navegador.


Fuente:

“From Microphone to Your Home”, Popular Science Monthly, junio 1930, pág. 71, traducido y adaptado por LGdS.

Publicado en 1930, 2016, antenas, EE.UU., estación repetidora, Ilustración, Infografía, Los principios, Mis trabajos, Notas de prensa, radio, Radioescucha, Receptores | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 Comentario