“Desde el 1800 al año 2000, Realidades de hoy, fantasías de ayer y mañana”. (1963).

“Desde el 1800 al año 2000, Realidades de hoy, fantasías de ayer y mañana”, es el título de un libro de estampas, dedicado a los jóvenes lectores,  editado en 1963, por la Editorial Vasco Americana, en Bilbao, España.

De tapas duras, incluye 32 páginas de imágenes, con dibujos a color, al estilo de cromos o figuritas, cada uno con su breve explicación debajo.

El prólogo comienza así:

blockquoteLa historia del hombre como conquistador de la civilización, constituye el logro de las más sorprendentes realizaciones a través de los siglos. He aquí el argumento  de las más impresionantes y fantásticas luchas y el tema que ha de servir de base a este original y atractivo relato. El libro ha sido dividido en tres partes para encuadrar en ellas, perfectamente diferenciadas y clasificadas, las realizaciones humanas en los tres campos fundamentales: Mar, Tierra y Espacio.

(…) Os presentamos, queridos niños, una de las más completas e interesantes producciones que se han creado hasta la fecha, sobre las más completas e interesantes producciones que se han creado hasta la fecha, sobre las diversas conquistas del hombre en el camino del progreso. No una narración sobre tema determinado, sino una visión conjunta de los mayores inventos y descubrimientos surgidos generación tras generación. Desde el primer automóvil hasta el cohete intercontinental, y desde el primitivo aeroplano hasta el satélite artificial, cuyos resultados son insospechados.

Un volumen que añade, a sus incontables alicientes, el atractivo de estar a las puertas del porvenir cientíifico. En sus imágenes podréis ver los sensacionales descubrimientos que aún suenan en las páginas de la Prensa mundial. Y todo ello rematado por una alucinante visión del mundo futuro; el mundo que amanecerá en el próximo siglo, expuesto en unas escenas imaginarias que quién sabe si un día no llegarán a realidad, como llegaron las fabulosas creaciones de Julio Verne.

“Del 1800 al año 2000” constituye, por tanto, un volumen interesantísimo, siendo a la vez el mejor pasatiempo y la más estimable serie cultural. Un libro que, a la vez que entretiene, ayuda a forjar de forma amena y divertida los primeros conocimientos del muchacho y el pedestal de lo que, dentro de unos años, constituirá la base de su cultura. 

En la página dedicada a las telecomunicaciones, aunque no está específicamente titulada así, encontramos esta serie de ilustraciones.

Por cierto, se deslizan algunos errores en algunos textos: Graham Bell, se sabe hoy,  no fue el inventor del teléfono, tal como se difundió por décadas mundialmente y aún se sigue insistiendo en ello; desde que la paternidad del invento se ha atribuido más recientemente -mucho después de la edición de este libro- al italiano Antonio Meucci. Tampoco Elisa era el nombre de su asistente, tampoco mujer, ni italiana. El colaborador de Bell fue Míster Elisha Gray.


  • Libro, colección personal del autor de este blog.

 

 

Publicado en 1800, 1960s, 1963, 2000, 60s, Comunicación, ephemera, España, Ilustración, libros, Los principios, radio, Teléfono, Telegrafía, Televisión, textos, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

“Me. From “the costume maker’s art”, 1992.

Fuente
Publicado en 1992, Arte radiofónico, Comunicación, EE.UU., Galería fotográfica, Receptores, Televisión | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

El “telégrafo caracol” y la “brújula pasilalínica-simpática”. (1850).

A mediados del siglo 19, más precisamente en 1850,  un ocultista francés llamado Jacques Toussaint Benoît, conjuntamente con un colega, Monsieur Biat-Chrétien, quién se supone vivía a su vez en EE.UU. (nunca se halló referencias a él y menos como científico), y que según Benoît, mantenían correspondencia epistolar, lanzaron la teoría que sostenía que si un par de caracoles se situaban cerca, formarían un vínculo telepático especial.

Este supuesto enlace telepático entre los dos caracoles, según lo imaginado por ellos, no tendría límite físico, permitiendo realizar una comunicación sobre cualquier distancia. Así, tocando un animalito, sugirieron que el otro recibiría la señal y se movería en  correspondencia.

Creían que se formaría un tipo especial de fluido entre ellos, como hebra de hilos invisibles que establecían esa “comunicación simpática”, por medio del magnetismo animal causado por una corriente eléctrica pulsando entre ellos.  Aunque ello obviamente implicaba alguna forma de contacto físico entre los dos caracoles, se insistió en referirlo como “telepatía”.

Para sacar provecho de su teoría, Benoît construyó una máquina llamada la “brújula pasilaliníca-simpática”, también conocida como el “telégrafo caracol”. Similar a una brújula marina.

La máquina consistía en una caja con un disco dispuesto horizontalmente. En este disco se realizaron 24 orificios, como cuencos, cada uno de ellos forrado por un disco de zinc, dispuesto con una tela embebida de una solución de sulfato de cobre. Esta tela se mantenía en posición mediante un resorte de cobre, por debajo. En cada hueco, se ubicaba un caracol, pegado con cola adhesiva, que se correspondía con una respectiva letra del alfabeto. Construyó, a su vez,  otra caja, la receptora, para alojar otros tantos 24 caracoles y que,  supuestamente, se vincularían mediante la combinación tanto de la corriente galvánica, la energía animal, y la adámica, (ésta propia del ser humano), con los caracoles del primer dispositivo. 

Supuestamente, cuando el operador tocara un caracol; el otro, de la letra correspondiente en el otro dispositivo, reaccionaría, moviéndose, recibiendo a su vez, la señal, el otro operador.

Monsieur Antoine Hippolyte Triat. (Fuente).

Había convencido a un hombre llamado Monsieur Antoine Hippolyte Triat, quien regenteaba un gimnasio en París (el primero de su especie en la Ciudad Luz), diciéndole que había hecho un descubrimiento que sería sucesor de la telegrafía eléctrica. Triat era un hombre con sentido común, pero no alardeaba de mucha educación y ciertamente nada de conocimientos científicos.

Fue, por lo tanto, incapaz de distinguir entre la verdadera y falsa ciencia. Benoît sólo le había hablado con convicción, arrastrando con su entusiasmo a su interlocutor. 

“¿Qué es lo que se necesita para la construcción de la máquina?, preguntó M. Triat. Sólo dos o tres trozos de madera, respondió Benoît. M. Triat lo llevó al taller de su carpintero. “Ya está, mi amigo, dijo,aquí tiene la madera, y un hombre para ayudarle”.

M. Triat hizo más. Había percibido que “el futuro inventor de la la comunicación instantánea por el pensamiento” era de un hogar pobre y con hambre. El gerente, pues,  alquiló un alojamiento para él, y le otorgó una suma de dinero para que Benoît se pusiera a trabajar.

Éste, en efecto, utilizó una gran cantidad de trozos de madera, y ocupó al carpintero una buena parte de su tiempo.

Otras cosas se hicieron necesarias, no sólo madera, cosas que costaban dinero, y el dinero hubo de ser entregado puntualmente por M. Triat. Así pasaron doce meses. Al final de ese tiempo, que había sido totalmente a costo de su protectorBenoît no había llegado a ningún resultado.

Era evidente que, en la solicitud de apoyo a M. Triat, pretendía no tanto la construcción de una máquina que ya tenía inventada , sino un dinero útil para dedicarse a continuar con  sus estudios favoritos.

El director del gimnasio se impacientó. Y se negó a  aportar más fondos. Fue, entonces, que Benoît declaró, al fin, que la máquina estaba completa.

Esta máquina, para cuya construcción había solicitado dos o tres piezas de madera, resultó en un enorme andamio formado por vigas de diez pies de largo, soportando la pila voltaica descrito por M. Allix, en cuyas cavidades estaban atrapados miserables caracoles, adheridos a la parte inferior de los cuencos con algún tipo de pegamento.

Ocupaba un extremo del apartamento, y en el otro estaba el segundo, exactamente similar.

¡Así era la brújula pasilalínica simpática!.

Los veinticuatro desgraciados animales, pegados a la parte inferior, deseaban escapar de esas tazas repletas de paño saturado de zinc, rodeadas de trazas de sulfato de cobre por sus lados. Eran incómodas para ellos, y, naturalmente, trataban de escapar. Se escondían invariablemente en sus caparazones y asomaban sucesivamente sus cuernos, a tientas, procurando algún lugar agradable en el que arrastrarse, poniéndose en contacto con la madera en la que se habían pintado las letras. Pero si encontraban una gota de solución de sulfato de cobre, se precipitaban de nuevo en sus conchas.

La posibilidad de instalar el emisor y el receptor en habitaciones separadas, no fue materialmente posible, pero Benoît, declaraba a sus visitantes, que ello no era necesario. Se trataba de un asunto enteramente inmaterial. Los caracoles no consideraban distancia. Ubicara uno en Paris, el otro en las antípodas, la trasmisión del pensamiento a través de las corrientes simpáticas era completa, instantánea y efectiva, tal como ocurriría en su habitación.

Jules Allix, periodista de La Presse, Paris, 1818-1897. Fotografía de 1871. (Fuente).

Finalmente, para el 2 de octubre de 1851, Benoît anunció su pretensión de demostrar su dispositivo a Jules Allixun periodista del diario francés La Presse y a su respaldo financiero, M. Triat.

Todo estaba a punto.  Incluso, aseguró que desde el 30 de setiembre, había estado en constante correspondencia con Biat-Chretién, quien, sin cruzar el océano, asistiría a ese experimento a presentarse en Paris el miércoles 2 de octubre.

Para iniciar la demostración, solicitó a Triat y luego a Allix a pararse en cada extremo. Invitó al primero a pensar una palabra, que se recogería y leería después en el extremo receptor.

Jules Allix, tocó los caracoles cada uno con su letra, para formar -primero- la palabra gymnase; Benoît en su brújula leyó gymoate”.

Luego Triat, ubicándose en el lugar del inventor, envió las palabras lumiere divine, quien leyó en su lado “lumhere divine”. ¡Los caracoles evidentemente escribían con faltas de ortografía!.

Todo resultaba ser una farsa, y la correspondencia similar entre lo trasmitido y recibido, sólo se justificaba por el contínuo deambular, de Benoit, de uno a otro lado de los dispositivos, con el pretexto de supervisar el funcionamiento en los dos extremos.

 

A continuación, a Benoît se le invitó a ponerse en comunicación con su amigo americano, plantados ante su brújula al otro lado del Atlántico. Él le transmitiría la señal para estar alerta. Entonces tocó un caracol vivo que tenía en la mano, los cuatro caracoles que correspondían a las letras del nombre Biat. 

Esperaron la respuesta desde  América. Después de unos momentos, los pobres caracoles pegados comenzaron a asomar sus cuernos en una inconexa e irregular forma, y poniendo las letras juntas, no sin algunos retoques de la mano de Benoît.

Formóse la palabra CESTBIEN, o sea C’est Bien”, al dividirse apropiadamente y añadirse el apóstrofe necesario

Triat no se la creyó. Allix, por su parte, sí se convenció de la demostración y escribió un artículo pleno de alabanzas con la creación de Benoît, nota periodística que apareció en el diario el 27 de octubre de 1851. Triat fue mucho más escéptico, y exigió realizar una prueba más estricta, bajo condiciones científicas. 

“¡Mire Benoit”, dijo M. Triat; nada es más fácil para que me haga cambiar de opinión: deje una de sus brújulas armada en mi gimnasio, y la otra en el apartamento de al lado. Si eso le parece demasiado, entonces deje que se instale una simple pantalla entre los dos, y absténgase de pasar entre ellas mientras el experimento se está llevando a cabo. Si en estas condiciones tiene éxito la transmisión de un sóla palabra de un aparato a otro, le daré mil francos al día, siempre que estos experimentos sean exitosos.

M. Triat visitó a M. de Girardin, propietario de La Presse, quien también estaba interesado en la materia, y que creía la mitad del asunto, y quien había abierto las columnas del diario al artículo de M. Allix.

M. de Girardin, deseaba estar presente en el crucial experimento, y M. Triat con mucho gusto le invitó a asistir. Ofreció otros mil francos siempre y cuando las brújulas funcionaran. 

Émile de Girardin (París, 22 de junio de 1806 – París, 27 de abril de 1881) fue un periodista, publicista y hombre político francés. Teorizador del doble mercado, fue el fundador de La Presse, cotidiano parisino (1836), el reduce de mitad el precio del abono para multiplicar los suscriptores y, en consecuencia, aumentar la cantidad de inserciones publicitarias. (Fuente).

Mi plan es éste, dijo de Girardin: Si la invención de Benoit es un éxito, vamos a contratar el Jardin d’hiver y haremos que Benoît realice sus experimentos en público, cosa que nos proporcionaría una entrada de dinero, más de dos mil francos al día “.

Benoît estuvo, en principio, de acuerdo; pero ni lerdo ni perezoso, se esfumó de la ciudad,  antes de que pudiera llevarse a cabo la segunda prueba.

Fue visto varias veces en Paris, sin embargo, muy flaco, con ojos inquietos y ansiosos, aparentemente algo desquiciado.

Murió en 1852. Una pena por Benoît. Murió demasiado pronto: si hubiera vivido un poco de tiempo más, hubiera podido convertirse en un personaje de importancia en la gran invasión de mesas espiritistas que invadió Europa, unos pocos años después.

Imagen fuente

Fuentes:

Jules Allix”en Paréiasaure Éditions, Francia.


Lea también…

“De conferencistas sobre Electricidad, magos, mediums, y charlatanes, en los primeros tiempos de la radio”., en este mismo blog.

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Ajedrez por radio, una historia concisa.

Desde el nacimiento de las comunicaciones telegráficas y por radio, la novedad de los encuentros de ajedrez a través de la radio, se puso de moda, y para ello no fueron escasas las razones:

Sin necesidad de los cuantiosos gastos de viaje, sin tener que salvar las dificultades de los transportes, tan acentuadas en la posguerra, fue posible a países no limítrofes pulsar sus fuerzas en torneos de igual
valor que los realizados en condiciones normales.

La presencia fisica de los participantes no es absolutamente necesaria, y puesto que estos actos han reunido las garantías debidas de arbitraje y control, los resultados de tales encuentros han acusado verazmente la valía de ambos equipos. (¹)

Se jugó ajedrez por telégrafo, por vez primera, el 5 de diciembre de 1844 entre Washington DC y Baltimore, EE.UU.  Washington ganó después de jugarse un total de 7 partidas.

Howard Staunton 

En 1845, en Inglaterra, Howard Staunton (1810-1874) jugó una partida, también por líneas de telegrafía, contra un equipo ubicado a 161 km de distancia.

En 1878, se jugó ajedrez por teléfono, por vez primera. Ello ocurrió, también, en Inglaterra.

En 1890, Edwyn Anthony, escribió un código telegráfico especial para facilitar la trasmisión del movimiento de las piezas. El ajedrez se jugaba por telégrafía hasta la década de los años 1930.

En diciembre de 1901, Guglielmo Marconi (1874-1937) envió los primeros mensajes inalámbricos a través del Atlántico. En poco tiempo más, se jugaba ajedrez por ondas de radio.

A principios del siglo XX, ya había partidos trasmitidas por ondas de radio, entre  buques navegando en el Océano Atlántico.

Minnetonka

Etruria

En febrero de 1902, el buque mercante Minnetonka derrotó al Etruria, de la línea Cunard, en un juego llevado a cabo mediante ondas de radio.  La tripulación del Minnetonka, proclamó orgullosamente su victoria al operador de radio de otro vapor, el Minneapolis.

En junio de 1902, los pasajeros a bordo del transatlántico SS Philadelphia y el SS Campaniade la Compañía Cunard, contendieron a 160 millas (257 km), de la costa atlántica, trasmitiendo sus jugadas a través de los operadores de radio de cada buque. El juego no llegó a concluirse, debido a que las instalaciones radioeléctricas tenían que ser utilizadas en las comunicaciones propias de la navegación. 

SS Philadelphia. (Foto Image cortesía de NavSource).

Rúbrica noticiosa publicada en el New York Times el 15 de junio de 1902. En la nota,  se menciona al ajedrez por radio como la última novedad de los viajes transatlánticos, inaugurada por el SS Philadelphia y el Campania, de la Cunard, respectivamente. La comunicación inalámbrica por radiotelegrafía entre estos dos, comenzó a las 2 de la tarde cuando se enviaron mutuamente saludos, y al poco rato iniciaron el juego, que duró hasta la hora 18. Realizaron más de 100 jugadas, navegando uno del otro a una distancia de 70 millas. Las mesas de ping-pong, cartas, y de otros divertimentos,  se retiraron provisoriamente a popa, y todos miraron los progresos de la tenida. Habían finalizado el almuerzo y los pasajeros buscaban algo en que entretenerse, hasta que la idea surgió del operador radiotelegráfico del Campania, empleado de la Marconi, Sr. Ginman, y éste lanzó el desafío al Philadelphia. Éstos aún no habían terminado de comer, pero sin detenerse un instante aceptaron el reto, y decidieron encarar el juego, aplazando el postre. A las 14 y 30 horas, ya estaban jugando. A bordo del Campania, el líder de los ajedrecistas fue Paul Ginther, quién ya había demostrado su habilidad como experto en el juego. En el Philadelphia, fueron varios los pasajeros que movieron las piezas. Siguieron las movidas sobre el tablero y varias veces sonaron los alertas de jaque, pero a la hora de la cena, el juego fue suspendido, reconociendo los americanos que la destreza de Ginther confirmaba su experticia. Las comunicaciones derivaron luego a asuntos de negocios propios de las tripulaciónes de ambos buques.

Poco tiempo después, el SS Philadelphia jugó contra otros barcos, ganando, y proclamándose el primer campeón de ajedrez por radio del medio del océano. (Fuente: “The New York Times”, enero 19, 1903, citado en “Radio and chess”, Bill Wall).

En noticia publicada en enero 19 de 1903, en el New York Times, se informa de la victoria del equipo de jugadores a bordo del Philadelphia, sobre su similar en el Lucania, poco tiempo después de enfrentar, también por radiotelegrafía, al Campania, de la línea Cunard. La distancia entre ellos era de 50 millas. Tres pasajeros del Philadelphia aceptaron el reto de cinco británicos y un norteamericano en el Lucania. Jugaron hasta que éstos se dieron por vencidos en la jugada trigésima. Unos días después, a 70 millas, se volvió a jugar pero la comunicación se interrumpió, pues una de las antenas del Lucania, instalada precariamente, se rompió. Hubieron otros intentos después, pero los del Phladelphia ganaron otra vez. La antena rota del Lucania, se sustituyó por otra, días después, pues se habría de intentar la trasmisión-recepción de un “periódico por radio”.

En carta fechada el 10 de febrero de 1912 y publicada en el New York Times del día 13 de ese mes, dirigida al editor, el Sr.  Ernest J. Pickworth afirmaba que en febrero de 1903, mientras viajaba a bordo del vapor Minnehaha, en ruta a Londres, “ganó un partido jugado con alguien a bordo del Saxonia. Los buques distaban uno del otro unas 80 millas,y el resultado del juego fue publicado tanto en la prensa londinense como la neoyorquina.

También se jugaron partidas de ajedrez por radio entre faros.

En julio de 1904, Honolulu jugó por radio un partido de ajedrez con Hilo, Hawaii. (Fuente: Honolulu Evening Bulletin, julio 21, 1904, ibídem).

En setiembre, 1904, el buque de carga transatlántico estadounidense Minneapolis jugó un partido de ajedrez por radio con el barco holando norteamericano Ryndam. El juego terminó en empate después de 4 horas y media de duración. Unos cuantos pasajeros apostaron en ambos barcos, quién sería el ganador, esperando cobrar sus apuestas en Nueva York, pero el desenlace del juego lo hizo innecesario. (Fuente: New York Evening World, setiembre 5, 1904, ibídem).

En setiembre de 1904, el Almirante Caspar Goodrich (1847-1925), y los oficiales del crucero norteamericano New York, jugaron un partido de ajedrez por telegrafía inalámbrica con el Capitán Hubbard y sus oficiales en el crucero Boston. Los vencedores fueron los de éste último. (Fuente: Los Angeles Herald, octubre 2, 1904, ibídem).

En 1905, las compañías telegráficas por cable decidieron no circular ni promover juegos de ajedrez por cable, justificando tal medida en que sus servicios resultaban en pérdida económica. En los primeros años en que se jugaron partidos, estas compañías telegráficas habían avalado con agrado por la publicidad que les significaba. Las tarifas no eran consideradas relevantes, y había disponibilidad en el servicio para destinarlo a estos juegos en días como viernes o sábados. Como consecuencia de esta medida, la expectativa se abrió hacia el desarrollo de la telegrafía sin hilos llevada a cabo por De Forest o Marconi.

En julio de 1905, se disputó un partido de ajedrez por radiotelegrafía entre el Carpathia y el Baltic en el Océano Atlántico. El juego terminó en tablas, después de 30 movimientos. (Fuente: Lasker’s Chess Magazine, Vol 2, 1905, p. 152, ibídem).

En 1909, Princeton jugó un partido de ajedrez por radio con jugadores en el destacamento naval de Brooklyn. (Fuente: New York Tribune, marzo 14, 1909, ibídem).

Al años siguiente, 1910, la Universidad de Princeton jugó con la Universidad Penn State en un encuentro radial, que se asume como el primer match por radio entre universidades.

Zealandia. (Fuente)

En 1910, el Zealandia, fue el primer buque de bandera australiana en ser equipado con telegrafía inalámbrica. Poco tiempo después que el Zealandia comenzara sus travesías a través del Pacífico, el operador de radio se enfrascó en jugar partidas de ajedrez a larga distancia con el vapor de pasajeros Makura, perteneciente a la Union Line, aprovechando que ambos cruzaban e Océano Pacífico en direcciones opuestas. (Fuente: “Across the Pacific: Liners from ANZ to North America, por Peter Plowman, p. 102, 2010. ibídem).

En 1911, dos partidas de ajedrez fueron mantenidas por medio de la telegrafía inalámbrica entre dos buques en el Atlántico, el Briton y el Medric. Ambos ganaron respectivamente un juego. Entre los jugadores estaba el Contraalmirante (más tarde Vicealmirante) Sir Paul Warner Bush (1855-1930), comandante en jefe de la Estación del Cabo de Buena Esperanza (Cape of Good Hope Station). (Fuente: The Washington Post, febrero 5, 1911).

Edward Lasker. (Wikipedia).

En abril 14 de 1920, tuvo lugar una partida por radio entre Washington DC y Chicago.  Fue la primera registrada a verdadera larga distancia.  Las movidas en  Washington DC, fueron telefoneadas desde el Capital City Chess Club” al operador de radio situado en la base naval en Arlington, Virginia, y retrasmitida a un radioaficionado en Evanston, Illinois, y a su vez retrasmitida al Chicago Chess Club”Edward Lasker (1885-1981), jugó para Chicago y Norman Tweed Whitaker lo hizo para Washington DC. Fueron 25 movidas que llevaron casi tres horas y media.  El partido terminó al fin de un lapso de tiempo previamente acordado.  Capablanca fue quien adjudicó el juego.  (Fuente: “Chicago Daily Tribune”, abril 16, 1920, p. 8, y The Wireless Age, Vol 20, junio, 1920 y The Washington Herald, mayo 28, 1920, ibídem).

En 1920, se disputó un partido entre una ciudad en Holanda y Berlin por medio de la telegrafía sin hilos. (Fuente: New Science and Invention in Pictures, vol 8, 1920).

En la década de 1920, los radioaficionados ya comunicaban sus movimientos de piezas de ajedrez a través del Código Morse.

En abril de 1921, Edward Lasker, a bordo del vapor Olympic, jugó por radio contra tres contrincantes a bordo del Adriatic. Se efectuaron sólo 16 movimientos antes de perderse las comunicaciones.

En 1922, la “New York University”, jugó un partido por ondas de radio con su similar de Princeton(Fuente: New York Evening World, feb 11, 1922, p. 4, ibídem).

También en 1922, participaron en una partida de ajedrez por radio, un grupo de jugadores en Wisconsin y otro en Minnesota, EE.UU.

En la edición de mayo de 1922 de la revista “Illustrated World”, aparece un artículo llamado “Playing Games by Radio” (“Jugando por Radio”), por Windsor Kay.  Menciona al lector de qué manera resulta una oportunidad de verificar sus habilidades eb wl juego de ajedrez, con un oponente situado a kilómetros de distancia.  El artículo, también menciona de qué manera puede utilizarse un radiophone” (nombre antiguo del trasmisor de radio por fonía), o un trasmisor de chispas para emitir por “puntos y rayas”,  por medio del Código Morse.   El artículo es ilustrado con una foto de una dama, Miss Rosaline Kendall, jugando ajedrez por radio. Precisamente, ella fue una de las participantes de la partida jugada entre Nueva YorkChicago.

Rosalind Kendall, en Nueva York, jugando ajedrez con Beth Weber, un amigo en Chicago, mediante un enlace de radio bilateral, facilitado por una estación de Jersey City. Esta foto se publicó en una revista de radio del año 1922. La trasmisión de la voz y el sonido (por vía del “radiotelefóno”), fue posible a partir de la invención de la válvula electrónica, usada como oscilador en trasmisión en el año 1913.  Por el año 1922, la radiodifusión estaba en sus comienzos, y la radio resultó una innovación tecnológica de gran impacto popular y una “fiebre por la radio”, barrió el país (EE.UU.) entero, inspirando a individuos como éstos. Se ve a la mujer hablando por una corneta en forma de cono adosada al micrófono de carbón en el trasmisor, y escuchando a su amigo corresponsal a través de audífonos. (Fuente). 

En junio de 1922, un partido de ajedrez por radio  se jugó entre el vapor “President Taft”  y ajedrecistas del Chicago Chess Club, liderados por Edward Lasker.  Se le categorizó como el primer juego de ajedrez por radio disputado entre mar y tierra. (Fuente: The Cincinnati Enquirer, junio 7, 1922, p. 11, ibídem).

Foto del Radio Club del Haverford College, publicada en su anuario de 1924. (Crédito, cortesía de Jennifer Waits en la entrada “Haverford College Radio’s Heyday in the 1920s” de su blog “Spinning Indie”, y derivado de Special Collections, Haverford College, Haverford, PA, EE.UU., también por cortesía) .

Cuando las emisoras de radiodifusión ya estaban en el aire, en 1923, la estación WABQ en 1150 AM del dial, construida por el radio club perteneciente al Haverford College, que contaba en ese entonces con quince integrantes. 

Pronto, comenzaron a trasmitir partidas de ajedrez utilizando la telegrafía mediante el Código Morse, compitiendo con otros colegios de los Estados Unidos.

WABQ en los 1920s. (Crédito, cortesía de Jennifer Waits en la entrada “Haverford College Radio’s Heyday in the 1920s” de su blog “Spinning Indie”, y derivado de Special Collections, Haverford College, Haverford, PA, EE.UU., también por cortesía) .

En 1923, Mr. B.G. Laws (1861-1931) utilizó las facilidades de la British Broadcasting Company (BBC), para trasmitir una conferencia sobre ajedrez. Esta charla radiofónica se tituló “The Art of Chess Problem”, (“El Arte del Problema del Ajedrez”). Bien puede aceptarse que haya sido la primera vez que una emisora de radiodifusión haya prestado sus servicios para popularizar el tradicional juego.

En 1923, las instancias jugadas entre Frank Marshall vs. Edward Lasker, por el Campeonato de EE.UU.,  fueron trasmitidas por radiodifusión. Fue la primera vez que una partida de trascendencia fue radiodifundida.

SS Western World. (Fuente).

En mayo de 1923, dos buques de vapor, el SS Western World, aguas afuera de Nueva York y el SS American Legion, fuera de la costa de Argentina, a 6.000 millas de distancia una de otra embarcación, disputaron una partida de ajedrez por radio. Cada barco tenía un equipo de tres jugadores. (Fuente: Oakland Tribune, mayo 29, 1923, p. 9 y Schenectady Gazette, agosto 2, 1972, p. 16, ibídem).

USS American Legion. (Fuente).

En diciembre de 1923, una emisora de Minneapolis trasmitió una charla sobre ajedrez, a cargo de E. E. Munns.  Se trató de una breve alocución sobre la teoría del juego.

El Dr. Alekhine estuvo dos veces al aire en Holanda, antes del comienzo de su partido con el Dr. Euwe. Aquí se le ve sentado frente al micrófono de la emisora internacional de ondas cortas de la Philips, PHOHI, antecesora de PCJ y más tarde Radio Nederland Wereldomroep. La foto fue publicada en la edición de setiembre-octubre de 1935 del American Chess Bulletin. (Foto crédito: Chess and Radio, de Edward Winter).  

En 1924, nuevamente el Haverford College jugó un partido de ajedrez por radio, teniendo como contrincante al College of the City of New York (CCNY).  Fue la primera vez que participaron por radio dos instituciones de esta naturaleza. (Fuente: http://spinningindie.blogspot.ae/2009/08/haverford-college-radios-heyday-in.html, ibídem)

Partido de ajedrez por radio a través de la estación WABQ en los años 1920 (circa 1925). (Foto cortesía Haverford College Archives, Special Collections, Haverford College, Haverford, PA, EE.UU.).

F. E. Black, operador jefe del vapor “America”, “ha resuelto cómo pasar el tiempo fuera de su labor de rutina, invitando a amigos radioaficionados a jugar ajedrez por radio”. (Popular Mechanics, agosto de 1924).

En la edición de agosto de 1924 de Popular Mechanics, se describe una partida por radio disputada en el mar.

En diciembre de 1924, una vez más, el Haverford College, de Pennsylvania (con radioemisora en el instituto 3BVN) jugó una partida de ajedrez por radio con la Oxford University en Inglaterra, (y su estación radioemisora privada G2NM).  Fue la primera vez que intervinieron oficialmente radioaficionados en este tipo de trasmisiones a nivel intenacional, siendo el evento reportado por la American Radio Relay League.  La comunicación fue llevada a cabo mediante radiotelegrafía, en la longitud de onda de 85 metros, sufriendo fuerte estática.  Sin embargo, el ente regulador de las comunicaciones británica (el Postmaster General), declinó otorgar el permiso a Oxford para llevar a cabo partidas de ajedrez por radiotelegrafía.  El Postmaster, objetó con el argumento que los permisos eran otorgados a aquellas estaciones de radioaficionados que estuvieran llevando a cabo trasmisiones experimentales.  La autoridad determinó que que el intercambio de mensajes relativos a juegos de ajedrez, no era considerado como experimento.  (Fuente: New York Times, diciembre 10, 1924, p. 1 y New York Times, diciembre 22, 1924, p. 2, ibídem).

En 1925, existieron al menos dos estaciones en Alemania (en el norte del país), que dieron charlas y lecciones sobre ajedrez por radio.   En una de esas trasmisiones, los comentaristas debatieron sobre si el ajedrez era arte, ciencia, o juego. También trasmitieron clases para principiantes, así como también informaciones generales sobre ajedrez.

Vera Francevna Menchik (16 de febrero de 1906 – 27 de junio de 1944) fue una jugadora de ajedrez británica de origen ruso, dominadora absoluta durante la década de los años 30 hasta su fallecimiento durante la Segunda Guerra Mundial. (Wikipedia).

En 1925, Vera Menchik y Samuel Tinsley, del Times, brindaron conferencias sobre la temática ajedrecística por la BBC.

En 1926, nuevamente, el Haverford College, en Pennsylvania, realizó una partida de ajedrez por radioaficionados con la Universidad de París.  La emisora empleada para enviar y recibir los mensajes en Francia fue L’Intransigeant (F-SER), en una longitud de onda de  90 a 100 metros. Por su parte, las emisoras intervinientes desde el Haverford College fueron, respectivamente 3ZG y 3OT, operando en banda de 40 metros. (Fuente: The New York Times, enero 17, 1926, p. 1, ibídem).

En mayo de 1926, el Club de Ajedrez de Shanghai, derrotó a su similar en Manila, utilizando también las Ondas Cortas. (Fuente: Indian Gazette, mayo 28, 1926, p. 1, ibídem).

Al Jolson. Foto de 1916. (Fuente).

También en 1926, Vera Menchik ganó un torneo femenino en el Imperial Chess Club y comunicó los resultados en una emisión por la BBC. Sammy Reshevsky, hizo su debut en ajedrez, cantando una canción romántica. (Fuente:  Chess Review, octubre 1951, ibídem).

Al Jolson (1886-1950), el primer actor que inauguró el cine parlante, formó un club de ajedrez llamado “Knight Riders of the Air” (“Caballeros andantes del Aire”), en el que intervinieron varias estrellas de radio de Hollywood.

El primer partido internacional de ajedrez por radio entre Argentina y Uruguay, se realizó a mediados de diciembre de 1926, entre el Club Gimnasia y Esgrima de Rosario y la Federación Uruguaya de Ajedrez, de Montevideo. Desde el club rosarino, se trasmitieron las jugadas al cuarto de radio de la estación de radioaficionado s a FA3 del Dr. Adolfo Elías, desde donde los operadores Remo Garello, s a FG7, y César Beretervide, s aFB9, la trasmitían al titular de la estación colega de Montevideo, R. V. Bird, s u 2AH, quien las hacía llegar a los jugadores uruguayos. Las trasmisiones se efectuaron sin ningún inconveniente y pusieron a prueba la resistencia física de los aficionados operadores, pues el match duró casi 24 horas.

Equipo argentino. Parados: O. García Vera y C. N. Logarde. Sentados: A. Elías, J. M. Rivarola y F. J. Pérez. (Fuente Revista Telegráfica, Buenos Aires, Argentina, diciembre de 1926, archivo LGdS).

C. Beretervide, R. Garello manipulando y J. Cristia, de pie, controlando la jugada. (Fuente: Revista Telegráfica, Buenos Aires, Argentina, diciembre de 1926, archivo LGdS).

Terminado el match, que finalizó favorable a Gimnasia y Esgrima por 4 a 1, hubo varios mensajes de ambas partes, con felicitaciones para vencedores y vencidos. La iniciativa perteneció al doctor Elías, distinguido ajedrecista y aficionado.

Página 7 de la edición del 10 de mayo de 1927 del Manchester Guardian, que informa de la partida de ajedrez por radio, jugada por los parlamentarios británicos y australianos. (Fuente).

Un año después, en mayo de 1927, tuvo lugar una partida de ajedrez por radio entre la Cámara de los Comunes de Londres y los parlamentarios de Australia, en Canberra, Australia. El juego terminó en tablas.  El Duque de York tuvo a su cargo la movida inaugural en Canberra, mientras que el Primer Ministro Lord Baldwin, hizo lo propio desde Londres. (Fuente: The New York Times, mayo 10, 1927, p. 38, ibídem).

En 1928, la National Chess Federation organizó una Liga de Ajedrez por Radio (“Radio Chess League”).

En 1929, el Dr. Norman Shaw de la McGill University, en Montreal, lanzó un desafío para jugar un partido de ajedrez por radio con Frank Davies, médico de la Expedición Byrd, cubriendo una distancia de 11.000 millas.

En 1930, se jugó por radio entre un club de ajedrez en Los Angeles (liderado por Herman Steiner) y un club similar en Rosario, Argentina.  Fue la primera vez que en una trasmisión radial internacional de ajedrez participaron equipos formados por cuatro jugadores. Dos estaciones de radioaficionado, propiedad de T. E. La Croix, de Long Beach y el Dr. Adolfo Elias, de Rosario, provincia de Santa Fe, fueron empleadas respectivamente en la comunicación. (Fuente: The Brooklyn Daily Eagle, mayo 1, 1930, p. 27, ibídem).

Confrontación por radio en 1930: Club de Gimnasia y Esgrima de Rosario vs. Chess and Checkers Club de Los Ángeles. (Fuente).

Los cuatro jugadores argentinos que disputaron el match, ubicado en el local de Gimnasia y Esgrima, de Rosario. (Fuente).

Alexander Alekhine (31 de octubre de 1892 – 24 de marzo de 1946), fue un ajedrecista ruso nacionalizado francés, campeón mundial que murió en posesión del título. Conocido por su estilo agresivo y combinativo entre los jugadores clásicos. (Fuente).

En los 1930s, personal destacado en faros de la costa atlántica de los EE.UU., jugaron al ajedrez radial con otros similares. Dos equipos trataban de ganar al otro, mientras que el resto escuchaba y planificaba sus turnos de juego. (Fuente: Lighthouses of the Mid-Atlantic Coast, ibídem). 

En 1931, se disputa un match por radio entre las universidades de Sydney y Melbourne. Sydney, ganó el partido. Los estudiantes declararon que este había sido el primer encuentro radiotelegráfico entre dos estados y dos universidades en Australia. (Fuente: Sydney Morning Herald, octubre 3, 1931).

En marzo de 1934, Alexander Alekhine fue entrevistado en una radio de Holanda, justo antes de brindar una exhibición de ajedrez con los ojos vendados, modalidad conocida como “ajedrez a la ciega”.

En 1934, tuvo lugar el primer partido jugado por radio de onda corta en el estado norteamericano de Ohio. Participaron los ajedrecistas Victor Alderson y Homer Lawrence. (Fuente: Mansfield News-Journal, Mar 2, 1937, ibídem).

En 1935 Alekhine participó de un programa radial previo a su partido por el campeonato mundial frente a Max Euwe.

Un equipo de San Juan de Puerto Rico y uno de La Guaira, en Venezuela,  se enfrentaron por telégrafo entre febrero de 1934 y enero de 1935, con triunfo para los guaireños.

Jesse Bonaparte Hanson, dueño del autómata Ajeeb. (Fuente).

En 1936, varios radiodifusores en Nottingham, Inglaterra, acordaron una entrevista con Max Euwe, José Capablanca, y otros jugadores durante el Torneo Ajedrecístico Internacional de Nottingham.

El Ajeeb, original construido por Charles Hopper, un carpintero de Bristol, Inglaterra, en 1865. Tuvo sucesivas copias.

En 1936, Ajeeb, el autómata, propiedad de Jesse Hanson y Frank Frain, realizaron una gira por los EE.UU., para promocionar un aparato receptor de radio con ojo mágico, patrocinado por la RCA, y que sería otorgado como premio a quien ganara a Ajeeb. Ajeeb nunca perdió un partido de ajedrez ni damas durante ese tour. (Fuente: artículo sobre Ajeeb en The Oxford Companion to Chess y http://www.chessmaniac.com/ajeeb-the-chess-playing-automaton/).

En 1937, los resultados del campeonato de ajedrez de Palestina, fueron anunciados por radio. Puede afirmarse que se trató de la primera participación radial del juego del ajedrez en Israel o Palestina.

Carlos Enrique Guimard, (Santiago del Estero, 6 de abril de 1913 – 11 de septiembre de 1998) fue un Gran Maestro Internacional de ajedrez argentino, tricampeón nacional (Wikipedia).

En la segunda mitad del decenio, en Buenos Aires, Argentina, Carlos Guimard hablaba de ajedrez por Radio El Mundo,  con el auspicio de Geniol. (Fuente: “La Radio: Los años 30”, Ricardo Gallo, Ed. Corregidor, enero 1 de  1991, pág. 224).

A fines de los 1930s, Hermann Helms fue el primero en trasmitir partidas de ajedrez a través de la WNYC, Nueva York.

En 1938, Alekhine fue entrevistado por la BBC (ver https://www.youtube.com/watch?v=QrH-tcDTU48&NR=1).

En 1938, la compañía radidifusora hlandesa AVRO (Algemene Vereniging Radio Omroep) patrocinó AVRO 1938, evento en que competirían los ocho mejores ajedrecistas del mundo. Fue la máxima competencia llevada a cabo hasta ese momento. La dupla ganadora fue integrada por Paul Keres y Reuben Fine, seguida por Botvinnik, Alekhine, Euwe, y Reshevsky.

En 1938, la BBC desafió a sus radioescuchas a jugar una partida de ajedrez.

En 1938, la BBC realizó una breve entrevista a Alekhine. Manifestó que nunca se puso a analizar un juego o partida, sino que trataba todo el tiempo de cómo mejorar su desempeño.

En abril de 1939, tres radioaficionados representando a la University of Illinois, con la estación  W-9201 derrotaron a los ajedrecistas en la estación W9YB en Purdue, utilizando radiotelegrafía. (Fuente: Daily Illini, April 23, 1939, ibídem).

En febrero 23 de 1941, una dramatización radial llevó el titulo “The Chess Club Murders” (“Los asesinatos del Club de Ajedrez”).  En él, ocurre un triple asesinato y es el personaje encarnado por “The Shadow” que hace  jaque mate al asesino.

En marzo de 1941, el primer juego por radio tiene lugar entre los clubes de ajedrez de Moscú y Leningrado.

Capablanca realiza conferencias sobre ajedrez por radio durante la Segunda Guerra Mundial.

En 1945, un partido de ajedrez es jugado por radio entre bases antárticas, en Port Lockroy, en la Isla Goudier, del continente helado. La nota curiosa, es que la partida tuvo que ser abandonada porque un gato, llamado Tubby, saltó sobre el tablero. (Fuente: http://www.purr-n-fur.org.uk/famous/antarctic2.html, ibídem).

“Firme amistad y cooperación entre los EE.UU. y la URSS” reza el cartel en el Ballroom del Henry Hudson New York Hotel durante el radio match de 1945 entre las dos potencias mundiales. (Fuente).

En 1945, se realizó el Primer Partido Internacional de Ajedrez por Radio. Desde el 1º al 4 de setiembre, tuvo lugar uno de los más famosos encuentros: EE.UU vs. URSS. Los diez más destacados maestros de los Estados Unidos se enfrentaron en una partida con otros tantos maestros de la Unión Soviética para dirimir su supremacía en el ajedrez. El partido fue anunciado en agosto de 1945, tiempos de la guerra rusa.  Se planeó un partido de cuatro días de duración. El presidente del comité organizador fue el banquero y financista Maurice Wertheim (1886-1950).  W.W. Lancaster cumplió la función de vicepresidente. Joseph E. Davies (1876-1958), anterior embajador en la Unión Soviética fue uno de los mayores promotores del evento, a quien se sumaron el alcalde de Nueva York, Fiorello La Guardia (1882-1947),  y el senador por ese estado, James Mead (1885-1964).  J.N. Derbyshire, principal de la Federación Británica de Ajedrez, actuó como juez oficial. El comité soviético fue quien lo propuso, siendo aceptado por el equipo norteamericano. La trasmisión radial del partido estuvo a cargo de la Mackay Radio & Telegraph Company, y comenzó a las 10 de la mañana Hora Standard del Este de los EE.UU, siendo pactado a dos vueltas. El límite de tiempo fue de 40 movimientos en dos horas y media, y 16 movimientos por hora, después. El Código Udeman fue el utilizado para trasmitir los mensajes de cada movida. Y tomó un lapso de 5 minutos, en promedio, para trasmitir cada jugada. El equipo norteamericano jugó en el ballroom del Henry Hudson Hotel en New York, usando pizarras gigantes, para reproducir el desarrollo del juego a los espectadores allí presentes. Por su parte, el team soviético se instaló en el Club Central de Maestros de Arte, en Moscú, a más de 8.000 km de distancia.

Fue el alcalde LaGuardia, quien tuvo a su cargo la movida inicial para el equipo estadounidense. El embajador de los EE.UU, Averill Harriman, ofició en el lado soviético. Fred Reinfeld y Edward Lasker fueron los encargados de relatar las instancias a las audiencias. Ken Harkness, fue el director del partido. Este fue un histórico match, por cuanto fue el primer evento deportivo internacional desde el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Asimismo, nunca antes hubieron de competir entre sí, equipos de EE.UU y la URSS.

En su momento, fue el evento más publicitado y el espectáculo más importante en la historia del deporte ajedrecístico en los EE.UU. Fue, también, éste el debut de la URSS en un deporte internacional. Se rompieron todos los récords de asistencia en ambos extremos. En los EE.UU., más de 1000 espectadores observaron el partido desde el Grand Ballroom del Henry Hudson Hotel. Esta concurrencia disfrutó, asimismo. de partidas de exhibición, conferencias, demostraciones y otros eventos paralelos. Un número similar de espectadores asistieron a la partida en Moscú. En cada cine-teatro de la Unión Soviética, se proyectaron películas del partido.

Durante el encuentro se intercambiaron 2.163 mensajes por radiotelegrafía. Fue, al final, la URSS que ganó el encuentro con un resultado abrumador de 15 puntos y medio a 4 puntos y medio. La totalidad del dinero recaudado en el evento  fue donado a financiar la compra de insumos terapéuticos para beneficio de soldados rusos y americanos heridos en la guerra. Al concluir el match, se descubrió formalmente una placa por parte del Sr.Wertheim, ante el Cónsul General soviético, Pavel Mikhailov (quién a su vez estaba a cargo del control de la inteligencia militar para la NKVD, el Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos).  Las ceremonias de clausura, estuvieron a cargo de Grace Moore (1898-1947) de la Metropolitan Opera Company, cantando el himno norteamericano, “The Star Spangled Banner”. Otros en el programa, incluyeron a al actor Sam Jaffee (1891-1984) y el periodista ganador del Premio Pulitzer, Leland Stowe (1899-1994).

El Lord Mayor de Londres, Sir Charles Davis, efectuando la primera movida. A su izq. Mr. Lewis Silkin, Ministro de Planeamiento Urbano, y a la extrema der. el representante por la URSS, M. Koukin. (Fuente).

En junio de 1946, tuvo lugar el primer juego por radio entre Gran Bretaña y la Unión Soviética. También aquí, la URSS ganó con comodidad (18-6), con jugadores como Botvinnik, Keres, Smyslov, Boleslavky, Flohr, Kotov, Bronstein, Lilienthal, y Ragozin.

El “mensajero” espera en la mesa del tablero donde está verificándose el mensaje codificado, antes de ser trasmitido a Moscú. De izq. a der.: Sres. Bruce Hayden y S. Diamond (voceros) ; Sres. J. Stone, E. Mosan y B. Winstone (controladores). (Fuente).

 

 

 

 

 

 

 

 

Durante el partido, el jugador realizaba cada movimiento, el “mensajero” (“teller”) recibía  la jugada codificada, quien la pasaba al controlador, para revisación y firma, y luego era entregada al operador de la Cable and Wireless, que trasmitía el mensaje por medio de una máquina de cinta perforada, en Código Morse, a Rusia. La cinta perforada era alimentada a un trasmisor automático, que transportaba la señal radial con el mensaje corerspondiente. El mensaje fue recibido instantaneamente y sin interferencias en el Chess Room en Moscú. (Fuente).

En otros partidos disputados en 1946, Australia derrotó a Francia (5.5-4.5), y España venció a Argentina (8-7).

Sobre última justa, se reproducen dos recortes de prensa, del diario ABC de Madrid,
del 12 de octubre de 1946,
y del diario ABC de Sevilla, del 13 octubre 1946, respectivamente.

Y finalmente un resúmen del juego, también del ABC

Estos recortes han sido tomados del blog Ajedrez 365, en donde se halla el siguiente artículo con información más completa sobre este histórico evento: Match Internacional Radiotelegráfico de Ajedrez Argentina-España (12 de octubre de 1946). Ver también “Luces y sombras del ajedrez argentino“, de Juan Sebastián Morgado.

En 1947, Hermann Helms fue entrevistado sobre ajedrez por radio en un programa de radiodifusión.

En 1947, los británicos ganaron un match por radio contra Australia. Este evento, duró 2 días, y fue el más distante jugado hasta esa fecha, con casi 17.000 km separando a los competidores. Los jugadores notificaban sus movimientos a través de la Overseas Telecommunications. (Fuente: The Ottawa Journal, Oct 6, 1947, p. 18).

En 1948, tuvo lugar en territorios del Polo Sur un partido via radio entre científicos australianos en la Isla Heard y sudafricanos en la Isla Marion, a 1400 millas (2.253 km) de distancia.   Los australianos estaban estudiando los rayos cosmicos en la Antártida, mientras que los sudafricanos estaban a cargo de una estación meteorológica en esa isla. (Fuente: Winnipeg Tribune, Apr 26, 1948, ibídem).

En 1949, se propalaron programas de popularización sobre el tema del ajedrez a través de  Kol Israel (La Voz de Israel).

Costa Rica:

Fuente: “El ajedrez en Costa Rica”, escrito por Alexis Murillo Tsijli y Manuel Murillo Tsijli, (vista parcial en Googlebooks).

En 1952, Ernest Klein, de la BBC jugó contra Olaf Barda, de la NRK (Corporación Noruega de Radidifusión).

En 1952, una carta del radioaficionado Dennis Kiely, W6ZDB, de San José, California, titulada “Calling All Chess Players” (“Llamando a todos los ajedrecistas”), apareció en la revista CQ: the Radio Amateur’s Journal.  El artículo remarcaba una notoria ausencia de jugadores de ajedrez entre la comunidad de radioaficionados, y que el ajedrez aparentaba haber desaparecido del mundo de la radioafición.

En el otoño de 1958, la BBC dio inicio a un programa de media hora sobre ajedrez. Participaron a traves de la cadena tres de esa emisora (hoy denominada Radio 3), convocando la participación de jugadores de la fama de Bobby Fischer, Mikhail Tal, Max Euwe, Abrahams, Hugh Alexander, Barden, Broadbent, Bruce, Clarke, Fraenkel, Golombek, Haygarth, Kottnauer, Pritchard, Rhoden, Sunnucks, y Wade.  Todos los más encumbrados jugadores británicos de ese tiempo aparecieron en el programa. El ciclo se irradió hasta el verano de 1964.

En 1959, C.H.O’D. Alexander, criptoanalista británico, jugador y escritor de ajedrez, jugó un partido de ajedrez con algunos radioescuchas a través de las ondas de la BBC. Debe mencionarse que Conel Hugh O’Donel Alexander, “trabajó en la Máquina Enigma en Bletchley Park durante la Segunda Guerra Mundial y fue después el director de la división de criptoanálisis en la Sede Central de Comunicaciones del Gobierno durante más de 20 años. En ajedrez, fue dos veces Campeón Británico de Ajedrez y consiguió el título de Maestro Internacional. Fue caballero gran cruz de la Orden de San Miguel y San Jorge y comendador de la Orden del Imperio Británico”.

En 1960, americanos, rusos y neozelandeses, participaron en partidas unos contra otros, mediante la radio, en la Antártida. Personal estacionado en la base neozelandesa Scott, en McMurdo Sound, jugaron contra los rusos en la estación soviética Lazarev, en la isla Queen Maud, distante 3.000 millas (4.828 km).  Por su parte, jugadores en las bases americanas en la Isla de Ross, en McMurdo Sound, compitieron con los hombres situados en la principal base rusa de Mirny, en la costa Queen Mary,  en la Antártida oriental. (Fuente: Brownsville Herald, Sep 8, 1960, p. 13m ibídem).

En 1960, Bobby Fischer jugó ajedrez y brindó charlas desde la BBC, Network Three.  Hizo equipo con Leonard Barden y jugaron contra Penrose y Clarke.  Cuando el tiempo en el estudio finalizó,  se adjudicó a Max Euwe para determinar quien había ganado la partida. Euwe declaró empate (tablas), aunque Fischer reclamó que había sido ganado por su equipo.

Foto tomada de “Chess and Radio“, de Edward Winter, aquí.

En 1962, Bobby Fischer brindó una entrevista a través de la emisora Radio Liberty, antes de su participación en el Torneo de Candidatos.

Aprovechó para decir que los EE.UU. tendrían un equipo de jugadores superior a los rusos, en los siguientes 5 a 10 años.

En 1964, un partido de ajedrez por radio entre la base antártica de la República de Sud África y la emisora internacional de los Países Bajos, Radio Nederland tuvo que suspenderse, porque Radio Moscú estaba interfiriendo intencionalmente (“jamming”) su frecuencia de onda corta. (Fuente: Holland, Michigan Evening Sentinel, setiembre 8, 1964, p. 3,  ibídem).

En 1968, Lawrence Krakauer, se convirtió en la persona que por primera vez utilizó una estación de radioaficionado para jugar un partido de ajedrez entre dos computadoras. (Fuente: Computer chess via ham radio, ibídem).

Según se relata en el ya citado libro “El ajedrez en Costa Rica”, de Alexis Murillo Tsijli y Manuel Murillo Tsijli (vista en Googlebooks):

La era de Bobby Fischer,  entre 1970 y 1972, y fundamentalmente a raíz de la famosa partida con el ruso Boris Spassky, marcó una gran efervescencia internacional por el ajedrez. En Costa Rica, se ubica la incursión en la radio de Jorge Rovira. Hay que recordar que Robert James Fischer, había iniciado su brillante conquista por el título mundial al ganar el Torneo Interzonal de Palma de Mallorca con 18 y medio puntos de 23 posibles, superando por 3 y medio a su inmediato seguidor. Las últimas seis partidas de este torneo las ganó al hilo. Luego venció a los grandes maestros Mark Taimanov y Bent Larsen, ganándole seis partidas seguidas a cada uno. Nunca se había visto tal contundencia a tan alto nivel. La serie final de candidatos la jugó contra Petrosián, y el Campeonato del Mundo, contra Boris Spassky. Rovira comentó detalladamente, a través de la radio, estos dos últimos encuentros. Muchos costarricenses siguieron con atención estas transmisiones y reprodujeron en sus tableros las jugadas, conforme iban llegando los cables informativos”. 

En 1970, Radio Universidad Nacional de La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina, cubre la realización del Campeonato Argentino de Ajedrez por Equipos, que tuvo lugar por segunda vez en La Plata, en el Jockey Club. El Maestro Carlos Guimard era en ese entonces el Presidente de la Federación Argentina de Ajedrez, y en entrevista destaca la organización del torneo y opina sobre la actualidad del ajedrez argentino.

audioiconVoz del ajedrecista argentino Carlos Guimard (06:13). (Fuente).

En marzo 23, 1973, Texas A&M y la University of Texas, compitieron en un juego de ajedrez radial en bandas de radioaficionado. Los clubes de ajedrez de ambas instituciones intercambiaron sus comunicados en 3,950 MHz, SSB, y banda de 2 metros, en AM).  Texas A&M ganó la partida. (Fuente: WSAC Texas A&M Amateur Radio Club, ibídem).

Tarjeta QSL de la W5AC, Texas A&M Amateur Radio Club, anverso y reverso, confirmando los comunicados del partido de ajedrez jugado con la Universidad de Texas, en Austin, EE.UU. (Imágenes cedidas por cortesía de N5XU, para el WSAC Texas A&M Amateur Radio Club)

En 1973, Radio Atlantis, la radioemisora pirata offshore belga, planeaba salir al aire en julio 15.  Pero, sin embargo, se descubrió que el cristal de cuarzo de 773 kHz necesario en el trasmisor había desaparecido.  Más tarde, se supo que dicho cristal fue empleado como peón de repuesto para el tablero de ajedrez del barco, y la improvisada pieza fue lanzada al mar por la borda, cuando un nuevo juego de ajedrez fue repuesto, en reemplazo del viejo tablero y piezas.

En 1974, un artículo en la revista “Chess Life & Review” declaró que “…this year, radio matches have really arrived on the campus”. (“Este año, los partidos por radio han llegado finalmente al campus”).

En 1975, el Radio Club Uruguayo, participa de trasmisiones de ajedrez por radio, a cargo de algunos de sus radioaficionados miembros, probablemente con colegas del exterior. En las siguientes fotos se aprecia entre otros participantes a Enrique Abal, CX2AY (SK), como observador (segundo, primero y cuarto desde la derecha. en las respectivas imágenes) . (Cortesía Ing. Rafael Abal, CX9AY, Montevideo, Uruguay).

En 1977, la World Chess Federation (FIDE) organizó la primera Telechess Olympiad, evento en el que participaron radioaficionados, teléfono, o telex.

En la década de 1980, Vince Luciani, de Cologne, New Jersey, EE.UU, fundó el “Chess & Amateur Radio International, (CARI)“, dedicado a reunir a los ajedrecistas radioaficionados. Integró unos 200 miembros alrededor del mundo.  En 1983, publicó su boletín “CARI News”.

El ajedrez es el primer juego, en tener a una figura femenina en el rol más importante.

En 1982, el popular programa de la CBS, “Radio Mystery Theater”, trasmitió un episodio titulado “The Chess Master” (“El Maestro de Ajedrez), “donde un rutinario juego de ajedrez entre con un extraño en el parque conduce a un agente de publicidad desocupado a un mundo de aventura”.  Los actores incluyeron a Fred Gwynne, Paul Hecht, y Russell Horton.

En 1993, la BBC cubrió las instancias del partido por el campeonato mundial entre Kasparov vs. Short, en el Savoy Theatre, en Londres.

En 2002, alumnos de escuelas primarias de Buenos Aires, Argentina,  jugaron, a través de un equipo de radiocomunicación por radioaficionados operado por el Radio Club Argentino, una partida con chicos asentados en Antártida. En la ciudad, las movidas se decidían por voto. La potencia utilizada fue de 600W. La temperatura en la base antártica era de -65º C. (Fuente: Ajedrez por radio, Página/12, Buenos Aires, Argentina, julio 6 de 2002).

En 2002, Terence Tiller publicó el libro “Chess Treasury of the Air”. El libro es una compilación de los programas de la BBC sobre ajedrez, que salieron al aire entre 1958 y 1964.

En 2008, el científico Ian MacNab, del British Antarctic Survey, en la base antártica Rothera, en la isla Adelaide, Antártida, jugó contra Boris Spassky, quien estaba en el País de Gales, para una exhibición simultánea.  Fue la primera vez que se jugó ajedrez por radio con un competidor, en ultramar, desde esta región. (Fuente: BBC News, May 26, 2008, ibídem).

En agosto de 2008, el astronauta Greg Chamitoff, a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS), jugó con un número de estaciones de radioaficionado en tierra. Chamitoff ganó la partida.

Chess.com forma un International Amateur Radio Group, en 2010.

En 2011, los astronautas Greg Johnson y Greg Chamitoff , en la Estación Espacial Internacional, jugaron ajedrez en banda de radioaficionado, con integrantes de la United States Chess Federation.

En 2013, la BBC Radio 4, inauguró una serie de programas sobre ajedrez denominada  “Across the Board” (“A través del tablero”), con entrevistados y partido. El ex editor del “Sunday Telegraph”, Dominic Lawson, presidente de la Federación Inglesa de Ajedrez, llevó a cabo una serie de reportajes sobre el tema.  Los invitados incluyeron a Garry  Kasparov, Magnus Carlsen, Hou Yifan, el billarista de “snooker” Steve Davis, el boxeador Lennox Lewis, el filántropo Rex Sinquefield, el historiador sobre temas militares Antony Beevor, el periodista y radiodifusor Piers Morgan, y el antiguo disidente del régimen soviético y político israelí Natan Sharansky.

Debe mencionarse, finalmente, que muchos radioaficionados han tomado parte em actividades voluntarias, jugando ajedrez por radio, y teniendo como contrincantes u oponentes a colegas y personas aquejadas con la enfermedad de esclerósis múltiple. confinados en sillas de ruedas, para mantener sus mentes ocupadas.

Distintos tableros de ajedrez con las piezas confeccionadas con elementos electrónicos en desuso, válvulas electrónicas de diferentes formas y tamaños. (Fuente: distintas imágenes subidas Flickr).

Piezas de ajedrez, construidas artesanalmente, empleando válvulas electrónicas agotadas, foquitos de dial, circuitos integrados, fusibles, etc.

 

Fuentes:

Agradecimientos:

  • Bill Wall, EE.UU., con su página web, (en inglés).
  • Ms. Jennifer Waits, autora del blog Spining Indie. EE.UU.
  • Ms. Sarah Horowitz,  Head of Quaker & Special Collections, Special Collections Dept., Haverford College, Haverford, PA., EE.UU.
  • Ing. Rafael Abal, CX9AY, Montevideo, Uruguay.

 

Publicado en 1844, 1845, 1880s, 1900s, 1920s, 1930s, 1940s, 1950s, 1960s, 1970s, 1980s, 1990s, 2008, 2011, 2013, Alemania, Argentina, Audios, Canadá, Código Morse, Comunicación, Costa Rica, Documentos, EE.UU., Enlaces, ephemera, España, Francia, Frases, Holanda, Inglaterra, Investigación, Los principios, Marconi, Montevideo, Notas de prensa, Onda Corta, QSL, radio, Radio Aficionados, radio de Onda Corta, Radioafición, radiotelegrafía, Rusia, Telegrafía, textos, URSS, Uruguay | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 3 comentarios

La radio en verano. (1925).

quoteLeftComo acontece siempre, el comercio del ramo espera intranquilo la llegada del verano,  anticipando con desaliento la seguridad de que durante esa estación, disminuirán las actividades de la radio.

Como un hecho curioso, capaz de hacer dudar del acierto de la profecía, que se ha cumplido  en años anteriores, surgen en la actualidad nuevas estaciones broadcasting que tienen el propósito de esmerarse en procurar audiciones apropiadas para que las disfruten aquellas personas que pasan temporadas veraniegas en el campo y también para los más modestos que sólo pueden disfrutar de este beneficio los días festivos.

Puede descontarse así que abundarán las transmisiones que faltaban en otras temporadas.

Lo que no puede asegurarse es que los comerciantes hayan aguzado su ingenio y hayan puesto en actividad sus talleres para fabricar aparatos portátiles a un precio equitativo. Como siempre confían en que el Maná caiga del cielo y en que la divina providencia les proporcione lo que ellos no han sido capaces de procurar.

Ahora, como siempre, creemos que las actividades de la radio sólo disminuyen en lo que respecta a experimentaciones de aficionados, pero no así en las actividades de broadcasting. Los buenos programas gustan tanto en verano como en invierno, unas veces debajo de los árboles o en las terrazas de los edificios y otras veces junto a la estufa.

Casi estamos por asegurar que las broadcasting resultan más interesantes en verano porque permiten disfrutar de buena música lejos de las ciudades, justamente donde es difícil procurarla.

Es además el único medio disponible para que las familias veraneantes estén al corriente de todas las novedades que ocurran en el mundo, tan pronto como las noticias llegan a esta capital, sin necesidad de esperar a que el correo les lleve, tarde o nunca, el diario acostumbrado.


Revista Telegráfica, Buenos Aires, Argentina, diciembre de 1925. (Archivo LGdS).

Publicado en 1925, Argentina, Documentos, Los principios, radio, Radioafición, Radioescucha, Receptores, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

“Praydio”. Insólito oratorio radiofónico.

“Praydio”, (combinación de las palabras Pray = rezar, orar, en inglés y Radio), es un proyecto de instalación temporal realizado por @royrobotiks y Kati Hyyppa. 

Se trata de un altar electrónico confesional que permite que una persona se acerque a orar a través de la radio de Banda Ciudadana.

“Prayradio” está construido en base a un crucifijo de plástico dorado, decorativo, comprado en una “tienda de 1 Euro” (baratillo), y un equipo trasmisor-receptor de Banda Ciudadana (CB).

Cuando alguien se acerca a la instalación, el canal uno de la radio se abre en etérea comunicación. Cualquiera con una radio de banda ciudadana, dentro del área de alcance de la trasmisión, puede responder a quien está en el altar y puede responder a sus plegarias, acercándole eventuales respuestas y guía espiritual al instante. 

 

Kati y @royrobotiks construyeron esta pequeña instalación en Multimadeira, una residencia de artistas y lugar de eventos artísticos  en Funchal, la capital de la magnífica isla volcánica de Madeira.

Por alguna razón, hay una gran cantidad de radios de BC en las cercanías, así que “siempre hay buenas posibilidades de obtener una respuesta a sus plegarias”.

“Pero, algunas veces, Jesus también comienza a balbucear algunos versos inentiligibles de su parte”


Fuente:

“Praydio” en Niklas Roy, via “Prosthetic knowledge” en Tumblr, visto en 20 de diciembre de 2015. (Traducido y adaptado por LGdS) .

Publicado en 2015, Arte radiofónico, Comunicación, Exposiciones, gif, radio de Onda Corta, radio portátil, Videos | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

¡Felices fiestas y próspero 2016!.

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario