1972 – 2012: 40 años del DX Club del Uruguay.

El DX Club del Uruguay, fue una Institución que nucleó radioescuchas y DX-istas del Uruguay y del extranjero, y cuya vida se extendió desde 1972 a 1989.

Su fecha de fundación fue, precisamente,  el 15 de julio de 1972, habiendo quedado formalmente constituído el 15 de noviembre del mismo año; oportunidad en la cual se aprueban sus primeros Estatutos y se nombra el primer Consejo Directivo, que estaba integrado por:

Secretario General:                                     Miguel A. Faccioli
Secretario de Prensa y Propaganda:    Daniel Schwed
Tesorero:                                                          Fernando González
Secretario de Actas:                                     José C. Franchi
Secretario de Organización:                    Mauricio Canabal

Los Socios Fundadores del DXCU fueron diez, además de los mencionados, a saber: Manuel A. Barcia, David Dzimalkowsky, Augusto Frabasile, Guillermo Noguer y Martín Tabakián.

Fernando González recuerda:

blockquoteNo puedo olvidarme más de ese día en casa de Mauricio. En el fondo sonaba “Impactos” por CX 50, en una vieja radio de la época de Gardel-Razzano. Todos gurisitos de 15 años. De a poco fuimos armando una charla, alguno tenia alguna información más que otros, todos compartimos muchas cosas. Nuestra primer experiencia, por ejemplo, en mi caso fue la Voz de los Estados Unidos de América, la vieja VOA. Mi primer amor radial fue Radio Nederland, y su Espacio DX-ista, pero todavía con Pancho Ibáñez. Jorge (Valdés) vino unos meses después.”

Y Mauricio Canabal, en donde en su casa comenzaron a  reunirse, agrega:

blockquoteApasionante la onda corta, cuanto más lejana y dificil de escuchar era la emisora, mayor era la satisfacción de identificarla, saber desde donde trasmitía , qué potencia tenía el equipo trasmisor, enviarle un reporte SINPO de recepción por correo aéreo, porque obviamente no existía el mail ni la internet y luego esperar la QSL, que eran como trofeos… Mucha gente no entendía qué era lo queríamos, qué era lo que nos emocionaba y nos motivaba a estar horas y horas escuhando radios que apenas se oían, instalar antenas para mejorar le recepción , etc. para “solo escuchar ruiditos”. La radio antigua que menciona Fernando era una Atwater Kent de 1935 que adoraba y que me robaron en una mudanza.”

El DXCU se formó y reunió a sus asociados mediante anuncios en emisoras internacionales de ondas cortas que poseían espacios destinados a los radioescuchas.

Hacía sus reuniones semanales en una casa de la calle Cooper, en el barrio de Carrasco, en la periferia de Montevideo, que luego se trasladarían al barrio Parque de Miramar, camino al Aeropuerto de Carrasco.

Una vez lograda la organización interna elemental, se abocó a la confección de un boletín que resumiera su actividad y sirviera de nexo entre los asociados. Con ese fin, nació el “QUA”, en junio de 1973, con una frecuencia trimestral y constando de 4 páginas. El 19 de mayo, se decide imprimir el boletín a mimeógrafo en una empresa comercial.

Lanza el “Primer Congreso Latinoamericano de Clubes DX”, con el propósito final de que se formase una Asociación o Federación Latinoamericana de Clubes DX. Planeado para 1975,  la idea, sin embargo, nunca llegó a plasmarse en la realidad.

Audio: Fragmento de “DXismo en Marcha”, programa de Radio Canadá Internacional, conducido por el uruguayo Ricardo García,(1974).

Fue una época en la que hubo algunas rispideces, generándose entredichos con algunos directivos de ciertos clubes del continente. La polémica estaba dada por las opiniones sobre los “falsos” programas DX, de escasa producción y los “verdaderos”, donde se propalara una información más jerarquizada en cuanto a contenidos del hobby.

El Club resultó, sí, un refugio de novatos, que enterados de su existencia,  se fueron  acercando a él, con el ánimo de aprender más  sobre el apasionante hobby de captar radioemisoras distantes. Es así como se asienta su prestigio en cuanto a la calidad de sus escuchas, entre los numerosos clubes internacionales. Por el contrario, nunca fue cuantitativamente numeroso en el ámbito local.

A esa altura de su vida institucional, el DXCU contaba con 22 asociados.

En 1973 denominado “Año Mundial de la Amistad DX” a nivel internacional,  logra alcanzar un sitial de destaque entre los clubes de aficionados al hobby de la radioescucha de emisoras internacionales. Se comienza a otorgar un carnet de asociado. Se aboca al diseño de su banderín, pero los factores económicos aplazarán definitivamente su impresión.

Se recibe a fines de 1972 en Montevideo, la visita del presentador del programa “Espacio Diexista” de Radio Nederland, de Holanda, el Sr. Jorge Valdés, periodista de orígen uruguayo,  con motivo de su viaje por vacaciones, reuniéndose en dos oportunidades y entregándosele sendos obsequios a la Sección Hispanoamericana y -al propio Valdés- nombrándole “Socio Honorario”.

Jorge Valdés, el uruguayo que presentaba el “Espacio Diexista” de Radio Nederland es recibido en el aeropuerto, en una de sus visitas a Montevideo. De izq. a der.: Mauricio Canabal, Fernando González, Miguel Ángel Faccioli, Valdés, José Carlos Franchi y Manuel Alfredo Barcia. (Foto gentileza Fernando González)

Jorge Valdés, entrevistado años mas tarde en el programa “Radioactividades”, contaría así el orígen de “Espacio Diexista” y su encuentro con la gente del DXCU en Montevideo

El DXCU se relaciona con el “Centro de Radioaficionados Montevideo”, iniciándose una campaña de difusión nacional.

A su regreso a Holanda, el presentador de “Espacio Diexista”, dedicó un programa completo al DXCU. El papel de este programa en la popularización del hobby del DX fue fundamental en la explosión de clubes a nivel de toda Latinoamérica. Aunque su nivel técnico no era el óptimo, como sí lo era el de la sección en lengua inglesa.

En el mes de julio de 1973, se analiza la posibilidad de producir programas para los servicios de Onda Corta del S.O.D.R.E (Radiodifusión Nacional del Uruguay) y Radio Sarandí, de Montevideo, pero no se concretarán hasta mucho más adelante.

El día 2 de setiembre, se mantiene una reunión con, el Sr. Walter Panizza, CX5CR, representante de la entonces “Red de Integración Nacional” de radioaficionados, CXØARI, informando sobre el funcionamiento de la misma, resaltando la importancia de los Diexistas y radioescuchas en casos de emergencia y explicando cómo proceder en tales casos.

El 1º de octubre de 1973 solicita la afiliación a la “Federación Uruguaya de Radio Clubes”. Y la obtiene el 13 de octubre de ese año, señalándose como un hecho significativo por ser aceptados oficialmente por la Radioafición, a la que no es ajena, pero a la que nunca se había acercado en forma organizada. Su problemática es expuesta y ella es recogida en un Memorándum que oportunamente se dirigió  a las autoridades de la entonces Dirección Nacional de Comunicaciones, recomendando la creación de una categoría “Radioescucha” en una futura Ley, que les amparara y protegiera, oficializando esa actividad. Obtiene también la canalización de su correspondencia a través de la Casilla 966 en Montevideo.

Las urgencias económicas no son ajenas al pequeño Club y decide la realización de una rifa, cuyo premio era una radio a transistores.

El 26 de mayo de 1973 ve la luz el “QUA del DX CLub del Uruguay”, su publicación oficial, ¡que deparó una elaboración previa de cinco meses!.

QUA Nº1.

Otras ediciones seguirán, algunas muy precarias, hechas incluso con el viejo método de la duplicadora de alcohol, y otros a mimeógrafo. El Club estuvo muchas veces al borde del cierre. Pero la pasión por el hobby, siempre lo salvó. Eran tiempos difíciles para reunirse en las casas varias personas. Era pleno régimen de dictadura militar, y muchas veces teníamos que salir “de a uno” de la casa del consocio, “para evitar constituirnos en asonada”. Inclusive, en su momento,  se envió a todas las emisoras -especialmente a aquellas pertenecientes a los países de detrás de la “Cortina de Hierro“- la reproducción del decreto gubernamental uruguayo de la época, por la cual se prohibía la recepción de material de propaganda política.

Reunión del DX Club del Uruguay. De izq. a der.: Fernando González, Manuel A. Barcia, José C. Franchi, Miguel A. Faccioli, Jorge E. Laitano, Jorge . Laitano, Horacio Nigro, en el QTH de éste. Circa 1975. (Archivo Horacio Nigro, LGdS)

Todas estas decisiones y realizaciones, en el seno  de la agrupación, se basaban en una estricta democracia interna, donde los asociados eran convocados a presentar proyectos de diseño, nombres posibles para la publicación, sus logotipos y contenidos de las respectivas columnas.

Independientemente, el propio DXCU organizó su propio concurso, denominado “Travesía DX”, que se disputó en 1975 y que consistió en dar ganador a quien demostráse mediante las tarjetas QSL correspondientes haber escuchado la mayor cantidad de países.

A partir de junio de 1975, el DXCU otorgó dos diplomas: “Curuya Oriental”, a todo radioescucha que mediante tarjetas QSL demostráse haber escuchado los 19 Departamentos del Uruguay, y el “100 Países”, que sería otorgado a aquellos radioescuchas que obtuviesen verificaciones de tal cantidad de entidades geográficas.

Al 1º de agosto de 1975, el DX Club del Uruguay contaba con 47 asociados en 15 países. El “QUA” se editaba en frecuencia bimensual, con un mínimo de 8 páginas y una tirada de 100 ejemplares. Las reuniones del Consejo Directivo, generalmente mensuales, de las que participaban los Socios Activos, constaban -además de las actividades propias- del intercambio de información, experiencias, exhibición de QSL, la programación de asistencia mutua y actividades futuras.

A fines de ese año, se realiza una Asamblea General Extraordinaria que resuelve una redistribución de cargos, quedando constituído de la siguiente manera:

Secretario General:                     Manuel A. Barcia
Secretario de RR.PP.:                  Horacio Nigro
Tesorero:                                          Jorge E. Laitano
Editor DX:                                        Miguel A. Faccioli
Secretario de Actas:                     Fernando González
Secretario de Organización:     Martín Tabakián

Existían cuatro clases de asociado: el Activo, el Suscriptor, el Honorario y el asociado del exterior. Los beneficios sociales consistían de: una copia de los Estatutos, el carnet social plastificado, planillas para anotar estaciones, un ejemplar del boletín y un servicio general de consultas, ya fuesen técnicas o referentes a frecuencias y direcciones postales de emisoras, disponiéndose de manuales adecuados a esos fines.

La aprobación de una categoría “Radioescuchas” en una Ley de Comunicaciones, fue prioridad del DXCU en sus inicios. Asimismo, propender a una mayor y mejor comunicación entre sus asociados y fundamentalmente una búsqueda permanente de nuevos colegas, que siempre los hubo y que, por una u otra razón  no conocían su existencia o no sabían como llegar a la institución.

Varios de sus miembros logran destacarse en concursos de radioaficionados locales, en la categoría “Radioescuchas“, y así eran difundidos los resultados en sus respectivos informativos semanales, tal el caso del Centro Radio Aficionados Montevideo

y el Radio Club Oriental

A nivel internacional, se propulsa una mayor integración con clubes amigos de países vecinos, procurando vencer dificultades comunes que pudiesen tener soluciones comunes.

Hacia 1979, hay dos integrantes del DXCU participando como miembros del Consejo Central Ejecutivo de la Federación Uruguaya de Radio Clubes.

Un informativo radial así lo anunció en la banda de 40 metros, AM:

Así duró unos años, hasta que el trabajo de administrar el Club era mayor que el placer de charlar sobre DX.

audioiconMiguel Ángel Faccioli, en entrevista por la década de los 80, cuenta como se vivió esta etapa. Rescatamos este audio de la cinta magnetofónica, un poco cascado por el paso del tiempo, pero bien explicativo de la filosofía que impulsó a su Grupo de Trabajo a adaptarse a una realidad que iba en desmedro del placer de “hablar de radio”

Así, un día, para encauzarlo hacia una organización más manejable, se propuso cambiar de denominación, pasando de DX Club del Uruguay a Grupo DX del Uruguay, como una entidad menos formal… La oposición de algunos miembros principistas fue manifiesta… pero, al fin, se hizo.

El DXCU, convertido en GDXU se involucra también en la participación en los concursos de radioaficionados internacionales.  Ya algunos de sus asociados habían abrazado “la camiseta CX” y eran apasionados de la telegrafía y el DX duro.) Fuimos, casi todos,  influenciados por esa dinámica.

Con la gentil colaboración desinteresada de CX1BBL, Luis Murdocco, varios de los asociados aprenden el Código Morse, en sesiones semanales por varios meses.

Reunión de los “veteranos” de la primera generación del DXCU: Dr. José Carlos Franchi y Sra, Sra. de Miguel Ángel Faccioli, CX8DT, Horacio Nigro, Sra. de Murdocco, Luis H. Murdocco, CX1BBL (2009)

Ingresa a la institución el diexista Daniel Muñoz Faccioli, un aficionado muy prolífico en captaciones, que a la postre resulta ser, por mérito propio, elnuevo Secretario General. Con su gestión, se retoma la orientación básica del grupo, reforzando nuevamente el foco institucional hacia el estímulo en la captación de emisoras internacionales. Se lanzan concursos, pero, pronto, discrepancias de enfoque, conducen a la renuncia de quien había sido principal mentor del Club, el Sr. Miguel A. Faccioli, quien termina alejándose.

La nueva conducción y estrategia del club se impone. Y se conforma una segunda generación de directivos.

QSN, Enero de 1981

Se preparan boletines anexos e inclusive se graba un programa a ser difundido en el “Boletín DX” de Radio Austria Internacional.

Se realizan las primeras Expediciones DX, siendo los lugares elegidos el balneario Jaureguiberry, en la costa del departamento de Canelones. Son experimentadas las bondades de las antenas  “Beverage”, con cuya longitud de hilo se hace posible la captación de emisoras transatlánticas en la Onda Media.

Campamento N° 2 de la 1a. DX-pedition en Jaureguiberry, la carpa ya desarmada con el RF2900 , con sistema de iluminación un tanto precaria. Ricardo Rezano y Sandra Matkovich de Rezano, con su pequeña hija. (Foto, gentileza Ricardo Rezano).

La pequeña Gabriela Rezano Matkovich, en DXpedition, con un walkie-talkie CB. Al frente, el Eddystone de Oscar Gonzalez. (Foto, gentileza Ricardo Rezano).

Así se publicaba en la Revista “Radio Taller”, año 1982 el detalle de la 1a. DXpedition:

En Balneario Jaureguiberry, de pie: Luis Ogando, Daniel Ayala, Alfredo Locatelli -DXista del departamento de Durazno-, Ricardo Rezano, Daniel Muñoz Faccioli. Sentados, Fernando Leiva, Horacio Nigro, Rodolfo Tizzi.

Ricardo Rezano, Daniel Ayala González

Daniel Muñoz Faccioli

Alfredo Locatelli, Horacio Nigro. El Hammarlund HQ180, fue transportado en bus interdepartamental en una caja de TV de cartón, y arrastrado con un carrito de valija, que al final de la excursión terminó despatarrado en medio de una calle de Montevideo. Allí quedé un rato hasta que se lo alcancé a Daniel Muñoz, quien vivía cerca… ¡pero no tan cerca con ese maravilloso mastodonte!.

Daniel Ayala, Ricardo Rezano y Alfredo Locatelli en las tareas de instalación de 200 metros de alambre para la antena “Beverage”.

En la siguiente DXpedition: de pie: Sandra Matkovich de Rezano e hija., Alfredo Locatelli, Roberto Divenuto, Luis González, DanielMuñoz Faccioli. Sentados, Ricardo Rezano, Gabriel Souto y Luis Ogando. Eran jornadas de fin de semana donde se llevaban todos los aparatos y accesorios de recepción y trasmisión.

Aquí una crónica de otra Expedición DX, ésta vez ensayando la trasmisión en bandas de radioaficionado, publicada en la revista “Radio Taller“.

La reuniones siguen siendo semanales, esta vez desde el QTH de CX8BBO, Daniel Muñoz Faccioli.

De izq. a der.: Gabriel Souto, Eduardo Marí, Horacio Nigro, Daniel Muñoz Faccioli, Luis Ogando, Daniel Ayala González.

Boletines radiales preparados por el Grupo DX del Uruguay, e irradiados en el informativo dominical de CX1CCC, Centro Radioaficionados Montevideo, banda de 40m:

  • 12 de abril de 1979
  • agosto de 1982

El grupo cumple sus diez años, con torta y velitas incluídas

Parados: Rodolfo Tizzi, Néstor Rossi, Fernando Leiva, Gabriel Souto, Horacio Nigro, entonces CX9DQ. Sentados: Daniel Ayala González, Ariel Santillán, Ricardo Rezano, entonces CX3IW, Daniel Muñoz Faccioli, entonces CX8BBO, Manuel Alfredo Barcia, CX3BL (SK).

Este es el boletín impreso en aquella ocasión:

Se preparan, asimismo, boletines en lengua inglesa para su distribución entre Clubes y emisoras extranjeras. Su nombre era “QSN-gram”

El Radiogrupo Sur cobijó nuestras sesiones en la última etapa.

El club madura lo suficiente para forjar la idea de retomar la realización de un programa de radio de difusión del hobby. Se comienza a preparar la idea, que finalmente se inaugurará en el SODRE a través de su emisora CX26 en los 1050 kHz del dial uruguayo, con el nombre de “Radioactividades”.  Se integran a él Roberto Belo Rovella, Gabriel Souto, Daniel Ayala y Horacio Nigro.

Su primer programa es el 15 de febrero de 1989,  en la última hora de emisión. Al principio, francamente encarado a promocionar el hobby del DX, con charlas y ejemplos sonoros, se orientará progresivamente a producciones encarando aspectos de la historia de la radio.

Se producen nuevos microprogramas para programas DX en algunas emisoras internacionales de onda corta, que son confirmados con tarjeta QSL propia:

Se comenzó con entusiasmo a armar los guiones y contenidos semanales. Pero, lamentablemente,  este hijo pródigo, provoca el fin del DX Club del Uruguay, por diferencias internas; y se produce mi alejamiento. El momento coincide con el lamentado fallecimiento en 1989 de Don Manuel Alfredo Barcia, y termina desbandado como institución, permaneciendo sí, hasta nuestros días,  el programa radial.

Aunque ya no es historia del DXCU, sus realizadores, que de él provenían,  produjeron magníficas piezas periodísticas y de investigación, en su categoría, con programas y ciclos especiales, inéditos en el periodismo nacional; habiendo ganado varias veces menciones como mejor programa en su categoría en los balances anuales de la revista especializada “Sábado Show”, suplemento del diario “El País”, durante la década de los años 90. Al principio irradiado los sábados, saldrá posteriormente en otra edición dominical, como en la actualidad.

RA entrevistó a muchas personalidades de la radio uruguaya e internacional cuando visitaron los estudios. En la foto, en estudios del SODRE:  Muñoz Faccioli, Ayala y Belo, junto al recordado actor y libretista de radioteatros Don Mario Rivero. (Foto gentileza Roberto Belo)

Creció tanto, gracias al nutrido archivo sonoro y entusiasmo que tenía, y se fue especializando en la historia del medio radial en Uruguay, haciendo programas especiales (fútbol, ciclismo, la radio en España, humor, la radio de las colectividades, la política en la radio, etc.), que incluso uno de ellos -sobre la radio en el Interior- ameritó ganar el primer premio en un concurso de la Asociación  de la Prensa Uruguaya.

Éste es un folleto, editado por la producción de este programa, en el que se aprecia su fecunda grilla de temáticas y que –a diferencia del DX Club que le dio orígen, ya apelaba al apoyo publicitario comercial.

Sus conductores, lograron hacer, paralelamente, un espacio en CX14, El Espectador, en coproducción, y que se llamó “Crónicas en Color Sepia”. La voz es de Roberto Belo y esta fue la introducción del primer programa del 11 de junio de 1995:

Pero éste, duró poco tiempo. Del grupo fundador de “Radioactividades”, Muñoz Faccioli se retira y este programa queda en manos de Roberto Belo, y Daniel Ayala González. Cuando el primero emigró para ingresar en la BBC de Londres, queda la producción a cargo de Ayala y Luis  “Lula” Ignacio Moreira.

Roberto Belo Rovella, Daniel Ayala González, Luis Ignacio Moreira en la preparación de “Radioactividades”, en el estudio de grabaciones del SODRE.

Programa “Radioactividades”, CX26 SODRE, 18 de julio de 2009: fragmento en el que Horacio Nigro y Daniel Muñoz Faccioli recuerdan los tiempos del DX Club del Uruguay,  presentado por Daniel Ayala González.

El DXCU no existe actualmente como entidad organizada, pero el 15 de julio de 2012 se lanza su página en Facebook, como memorial de sus años vividos.

El programa radial “Radioactividades”, continuado por ex integrantes del DXCU tiene su página en Facebook aquí.

radio_waves_sep

En sucesivas entradas reproduciremos algunos de los boletines “QUA” y “QSN”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1972, 2012, Audios, banderines, Documentos, DXistas, Galería fotográfica, Los principios, Mis trabajos, Notas de prensa, Onda Corta, Onda Media, Programas DXistas, radio, Receptores, Uruguay y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a 1972 – 2012: 40 años del DX Club del Uruguay.

  1. Rafael Rodríguez dijo:

    Hola Horacio
    Excelente reseña, y un blog magnifico.

  2. Saludos desde Barinas, Venezuela y Felicitaciones del CLUB DIEXISTAS DE LA AMISTAD por los 40 años !!!

  3. Rubén Guillermo Margenet dijo:

    Haber vivido esa época incipiente de nuestra afición y verla reseñada hoy con ilustraciones, sonidos y tus comentarios, siempre atinados, es volver a respirar ese aire puro que humedecen nuestros ojos…

  4. Dino Bloise dijo:

    Excelente amigo Horacio!!!

  5. Hector dijo:

    Estimado amigo Horacio…gracias por tan hermosos recuerdos de aquella maravillosa epoca, nuevamente muchas gracias de una persona que te aprecia mucho, Hector Goyena

  6. FERNANDO G. GONZALEZ dijo:

    No tengo palabras. Más parece un lugar común que una realidad. Pero por suerte es una realidad. Me retrotraje 40 años en mi vida. En mi adolescencia. Y en esa desfachatez de los 15 años en ese caso y tres años antes en el descubrimiento de la onda corta. No sólo desfachatez y desparpajo, sino que como se expresa en la crónica, con adrenalina por el régimen gubernamental imperante en esa época. Nunca olvidé esos momentos, nunca me abandonaron, por más que yo sí he abandonado esas actividades grupales. Pero los “asuntos” adolescentes, el trabajo asalariado desde muy temprano, muchos viajes y estudios, mermaron mi tiempo, pero no la vocación. Cada vez que tenía cerca un receptor con onda corta, lo ponía a funcionar. Más de una vez estuve escuchando onda corta mientras hacía un asado, y más de una vez tuve que soportar que me pidieran música en lugar de esos “ruidos” que era lo único que se escuchaba. Pero no pude seguir con ustedes físicamente, pero sí espiritualmente (suena cursi, no?…pero es la realidad). Y con muchísim alegría pude ver y sentir que aquellas ideas de 1972 fueron una a una plasmándose en la vida del grupo propiamente dicho y de cada uno de ustedes en particular. Es muy posible que hoy podamos decir que la onda corta está agonizando, el modernismo, la tecnología, el avance natural del mundo así lo impone. Pero no por ello tenemos que borrar el pasado, no podemos dejar de reconocer que desde Marconi hasta nuestros días, fueron décadas y décadas de maravillosas experiencias y grandísimas satisfacciones. Hoy, con 55 años y con una mejor administración de mi tiempo (he vivido a 1.000 kph) puedo mirar atrás y razonar que haría lo mismo que en aquel 1972. Que además me encantaría poder reencontrarme con amigos que están en la otra dimensión, la de la eternidad. Y aún hoy, recuerdo tener en mis manos fresca la tinta todavía, el primer ejemplar del QUA, mimeografiado en una imprenta al costado de la Intendencia de Montevideo, en un tiempo donde todo costaba hacerse. SALUD DX CLUB DEL URUGUAY, SALUD A TODOS AQUELLOS VINCULADOS A ESTA NOBLE ACTIVIDAD, SALUD A TODOS LOS AMANTES DE LA ONDA CORTA, DE LA RADIO EN GENERAL, Y A QUIENES CULTIVAN LA AMISTAD Y LA SOLIDARIDAD BAJO ESAS BANDERAS. HASTA SIEMPRE !!!!!!!!

    • Rubén Guillermo Margenet dijo:

      Las emociones son como los recuerdos, Fernando, también se convierten en palabras… ¡Salud!… Y gracias por compartirlas.

  7. ALEJANDRO MORALES VELASCO dijo:

    GRACIAS HORACIO POR TRAERNOS DE NUEVO AL AMADO Y SIEMPRE BIEN RECORDADO
    “DX CLUB DEL URUGUAY” Y AL GRAN AMIGO DON JORGE VALDES..

    ALEJANDRO MORALES VELASCO.

  8. Gustavo dijo:

    Que lindos recuerdos Horacio…que linda época cuando la onda corta era impescindible y nos arreglábamos con lo que podíamos…
    Gracias…un abrazo
    Gus

  9. Emilio dijo:

    Esto es espectacular, y los boletines históricos más todavia. El boletin Club S500 de Valencia (España) esta en sus inicios comparados con vosotros. Mi mas sincera enhorabuena. Un saludo. http://www.clubs500.es

  10. Impecable, como todo lo que Horacio Nigro emprende a la hora de la evocación/compilación/investigación histórica. Aplausos y solamente aplausos.

  11. Sí Horacio yo empecé a contactarme con DX istas , personas que sentían atracción por escuchar emisoras en ondas cortas y lograr las tarjetas QSL o sea la confirmación por parte de la emisora de que efecivamente había sido escuchada en tal fecha ,en determinadas condiciones de acuerdo a codigos como el SINPO etc . Nos reuníamos en mi casa de Cooper , en Carrasco e intercambiabamos experiencias , informaciones , frecuencias en que trasmitían las emisoras , horarios, programas para DX , de los que recuerdo especialmente el de Radio Nederland, Espacio DXista, conducido por el uruguayo Jorge Valdez , a quien invitamos y estuvo en casa con nosotros todos reunidos , también era muy bueno el programa DX de Radio Suecia , etc después de algunos años por razones de estudio , trabajo y falta de tiempo necesario para llevar esto adelante me vi imposibilitado de continuar.
    Qué emoción que significa el saber que aquello que empezamos cuando teníamos 15 años continuó tanto tiempo e interesó a otras personas que lo supieron desarrollar. La onda corta era apasionante , cuanto más lejana y dificil de escuchar era la emisora , más grande era la satisfacción de identificarla, saber desde donde trasmitía , qué potencia tenía el equipo trasmisor , enviarle un reporte de recepción por correo aereo ,porque obviamente no existía el mail ni la internet y luego esperar la tarjeta de confirmación de la emisora de haber sido escuchada ( la QSL ).
    Las QSL eran como trofeos que se iban obteniendo por el desarrollo de las escuchas de ondas cortas . Nuclear esas personas que en algunos casos eramos muy diferentes en cuanto a edad , ocupación, tiempo disponible etc no fue facil , nos unía lo que teníamos en común la pasión por la onda corta .Mucha gente no entendía qué era lo queríamos , qué era lo que nos emocionaba y nos motivaba a estar horas y horas escuhando radios que apenas se oían, instalar antenas spara mejorar le recepción , etc era comun que pensaran y que nos dijeran para qué tanta cosa si solo escuchan ruidos !!
    Horacio me hiciste volver en mi vida 40 años para atrás , es una emoción muy grande , muchas gracias , un abrazo.

  12. lu1udp-diwinkallvu- dijo:

    EXCELENTE BLOG Y RESEÑA HISTORICA DE LOS 40 AÑOS DE VIDA DEL GRUPO. UN SALUDOS DESDE LA PAMPA ARGENTINA – LU1UDP-DIWINKALLVU

  13. Luis Ignacio Moreira dijo:

    Cuantos recuerdos,cuanta emocion….excelente HAN

  14. Sergio Doria Partamian dijo:

    Magnifico trabalho !

  15. Raúl Guisado dijo:

    Felicitaciones. Excelente trabajo de recopilación de materiales y por otros 40 años más!!!

  16. José Carlos Franchi dijo:

    Horacio. Querido y recordado amigo. Si principio requieren las cosas, y valor de justas deben tener, lo primero es felicitarte por este excelente blog. Es extenso su contenido e invalorable. Sólo gracias a iniciativas cómo estás, es que se logran atesorar los hechos que vivimos, que con el paso del tiempo y la factura de los años, amenazan perderse. Han pasado 45 años desde aquellos días en que por causalidades nuestros caminos se cruzaron, y permitieron entre otras cosas materializar con las energías de nuestra juventud, un emprendimiento tan idealista como el DX Club del Uruguay. Todos quienes formamos parte de esa iniciativa pudimos aportar algo, por pequeño que haya sido, para permitir el nacimiento y crecimiento del mismo, aún en momentos en los cuales debido a las circunstancias históricas que atravesaba nuestro país, no resultaba demasiado cómodo reunir a un grupo de personas, aunque su tópico fuera el más sano. Como no recordar el espontáneo ofrecimiento de Mauricio Canabal, pese a las limitaciones del momento mencionadas, para reunirnos en el apartamento del fondo de su casa. Luego fueron continuadas en la casa del muy querido y aún amigo Miguel Faccioli, en la calle Alfonsina Storni 2792, en Parque de Miramar. Tampoco faltaron reuniones en la casa de Barcia, Laitano, Tabakian o Gonzalez. Miguel, por su trayectoria, fue quien amalgamó a ese precioso grupo del DX Club. Sin dudas, luego de su primer hobby, la aviación, el segundo lugar de preferencias en su vida lo ocupó la radio. Sin temor a revelar aspectos solo personales, la adquisición de su primer Hammarlund, anticipó la de otros electrodomésticos de su hogar. Así vivíamos ese enamoramiento con la actividad de la radio. Sólo quienes tuvimos el privilegio de transcurrir en esa etapa de la tecnología, pudimos disfrutar un ayer que ya no existe. Disponernos a “escuchar radio”, era en sí mismo una especie de disfrute ritualico. Sabíamos que a veces podía significar pasar toda la noche en busca del preciado tesoro de encontrar nuevas emisoras. Para eso era indispensable contar con la complicidad del apoyo de quienes nos rodeaban, viéndonos disfrutar de esa actividad difícil de entender para quienes no habían sido inoculados por ese sano germen. Entre ruidos de estática, desvanecimientos y el resto de dificultades, nos mantenían despierto en la búsqueda de esa nueva emisora, las infusiones de preferencia o alguna pipa de Half and Half como las que disfrutaba Miguel.
    Cuando repaso las fotos subidas a este sector del blog, me encuentro también con recuerdos como los del banderín, con números que aún en el día de hoy los garabateo de igual forma. También sonrío cuando veo los dibujos de nuestros primeros números del boletín, que fueron obra, aunque extraño parezca, de un investigador de biofísica, de nombre Claudio Benech, subdirector del departamento de Biofísica del Instituto Clemente Estable.
    Un momento significativo fue la visita de Jorge Valdés. Aún conservo esa foto, donde creo que quien está en el extremo izquierdo es Arturo Faccioli, hermano de Miguel.
    Hermosos recuerdos de una época de la cual hemos sido afortunados partícipes. Los imparables y necesarios avances tecnológicos, han hecho desaparecer la esencia de esa actividad, que en buena medida era batallar contra las dificultades de la recepción con las herramientas del momento.
    Finalmente, Horacio, un enorme abrazo y reiteró las felicitaciones por este blog.
    Carlos Franchi.

    • José Carlos, estimado Doctor, es una alegría enorme me leer tu comentario, tan ilustrador y revelador de tan querida y entrañable etapa de nuestras vidas. También que después de tanto tiempo, visites el blog y particularmente hayas ubicado está entrada en particular, que no es más que un homenaje y recordación a quienes, en conjunto, y con los más altos ideales de la Radio, el DX, la Onda Corta, nos unió en amistad, alegría y aprendizaje.
      Fue en este mundo nuevo que forjamos este cariño por el medio y sus historias y anécdotas.

      Fuiste parte significativa del DXCU, por tus cualidades y calidades humanas, en madurez y en cariño por aquello, que se prendió como el radiococcus frequenciae en todos nosotros.
      73 Horacio, CX3BZ, LGdS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s