1928. “Compañía Telefónica de Montevideo”, ficha de Registro de Personal.

Uruguay se encuentra entre los primeros países del mundo que han utilizado el invento del italiano Antonio Meucci, erróneamente atribuído por décadas al norteamericano Alexander Graham Bell.

Tres años después de haber sido inventado el teléfono, un 16 de febrero de 1878 en Uruguay se realizaba la primera llamada telefónica. (¹). Consistió en una llamada entre Montevideo y Canelones, sobre redes de la Compañía Telegráfica Platino Brazilian,  apenas un mes y medio después que empezara a operar en EE UU la primera compañía telefónica comercial del mundo, en New Haven. (²)

manton

Benjamin D. Manton

En los meses siguientes, se instaló una central telegráfico telefónica en la residencia del Presidente de la República, que se conectaba con Canelones-Paysandú y Salto, y en Montevideo con jefes del Gobierno.

En el correr de 1882, empezó a operar en la capital, la primera compañía telefónica para servicio público, por concesión otorgada en 1880 a don Benjamín Dyer Manton, cónsul de EE UU en Colonia: la “River Plate Telephone and Electric Light” con teléfonos Gower-Bell. Una central se instaló en el edificio la Bolsa de Valores de Montevideo.Montevideo_Bolsa de Valores

Ya desde esta primera concesión, tomó intervención la Junta Económica Administrativa, que se ratificaría en 1890, y se institucionalizaría en la Ley Orgánica de 1903. (Artículo 12, Inc. 13). (²)

Históricamente, pues,  la explotación los servicios de telecomunicaciones en Uruguay estuvo a cargo de varias empresas privadas.

Gower-Bell telephone, 1881.

Foto: Science Museum/Science & Society Picture Library

Funcionaron en forma paralela, la compañía inglesa “Gower Bell”, nombre de uso popular de “The River Plate Telephone and Electric Light Company” y la “Compañía Telefónica La Uruguaya S.A.”

En 1882, La “Compañía Telefónica de Montevideo Ltda.”, conocida comúnmente como “Montelco”, integrada con capitales ingleses, compró los derechos e instalaciones de las dos anteriores adquiriendo sus derechos e instalaciones funcionando en Montevideo, y en competencia con la Sociedad Cooperativa Telefónica Nacional. Sus oficinas estaban en Rincón 620, de la capital uruguaya. (³)

En 1892, Marcelino Díaz, pionero de la industria eléctrica en el país, intento emprender la construcción de canalizaciones para haces de cables telefónicos subterráneos, que sustituyeron a los tendidos aéreos, que tanto preocuparon desde el principio a las juntas económico-administrativas que debían autorizarlos y los reglamentaban, muy estrictamente. (²)

telefono marmaraja_sml

1918. En Uruguay la telefonía manual se expande en el interior del país. En la foto se muestra el puesto telefónico de la localidad de Marmarajá (en el Departamento de Lavalleja). A la derecha, el Sr. Anacleto Ferraresso (propietario de los campos aledaños a la ubicación de la cabina telefónica), se encuentra operando el panel de conexiones. La foto fue cedida por los familiares descendientes del Sr. Anacleto Ferraresso. (Foto gentileza: Dr. Ing. José Joskowicz, Instituto de Ingeniería Eléctrica, Facultad de Ingeniería, Universidad de la República, Montevideo, Uruguay)

dstonek_18285Es interesante destacar que un conflicto laboral surgido en la década del 20 en la “Compañía Telefónica de Montevideo Ltda.” dió lugar a una nueva legislación sobre el Derecho de Huelga en los Empleados Públicos, por  la ley 7.514 de 5 de octubre de 1922. Sus disposiciones fijaron el sueldo mínimo de diversas categorías de los empleados de la empresa, “y establecieron dos obligaciones a cargo de ésta: reinstalar al personal huelguista y abonar los salarios perdidos durante la huelga. El cumplimiento de estas disposiciones por parte de la empresa concesionaria constituye condición necesaria para seguir funcionando como tal”.

En efecto, la Ley 7.514, en su art. 1º rezaba: “La Compañía Telefónica de Montevideo para seguir funcionando en uso de la autorización precaria y con carácter provisorio […] deberá abonar a sus operarias telefonistas […] el sueldo mínimo de $50 mensuales […] Igualmente quedará obligada a reponer en su puesto a todo el personal a su servicio antes de la iniciación de la huelga actual”.

Según el art. 2, “abonará, además, al personal en huelga el sueldo correspondiente a los días que haya estado sin trabajo”. Al mes siguiente,  el Poder Ejecutivo debió dictar una resolución interpretando estas disposiciones, señalando que “de la letra de la ley citada se desprende que los beneficios alcanzan a todo el personal existente al momento de declararse en huelga […]” (resolución del Consejo Nacional de Administración de 24 de noviembre de 1922). (4)

En nuestra colección, se encuentra esta tarjeta de Registro de Personal, del año 1928. Refiere a una empleada operadora, española de nacimiento, que ingresó en 1913 y que fue distituida destituída. Llaman la atención los apartados “sabe leer” y “recomendado por”.

registro_personal_Cia_Telef_MVD_1928En 1933, hace 80 años, se instalaron en Uruguay las primeras centrales telefónicas públicas automáticas.

El diario “El Día”, del 26 de febrero de 1933 comentaba:

“Lo que se va: Maraña de hilos de alambre, que al menor soplo de viento se enredan, haciendo más inútil todavía el destino supuesto de establecer comunicaciones; altos palos amenazantes de desplomarse, que afean además el panorama de la ciudad; tortura de timbres y confusiones en el diablado aparato que traidoramente llama donde no se le requirió; riesgo y fealdad. Inutilidad…”

telefono_automatico_El Dia_26_feb_1933_01        telefono_automatico_El Dia_26_feb_1933_02

telefono_automatico_El Dia_26_feb_1933_03

“Lo que viene: Sencillez automática en las comunicaciones telefónicas; eliminación de intermediarios que hacen confusos los pedidos, y los interrumpen a destiempo; comunicación directa; sobriedad, práctica. Progreso…” (³)

telefono_automatico_El Dia_26_feb_1933_04

telefono_automatico_El Dia_26_feb_1933_05Agradecimiento: al Dr. Ing. José Joskowicz, por autorizar la inclusión de las fotografías en este blog. Las del puesto telefónico de Marmarajá, Lavalleja; y las originalmente publicadas en el “El Día” del 26 de febrero de 1933 y recogidas en “Historia de las Telecomunicaciones” ©, de su autoría, Instituto de Ingeniería Eléctrica, Facultad de Ingeniería, Universidad de la República, Montevideo, Uruguay.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1928, memorabilia, Teléfono, Uruguay y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s