Uruguay: cuando rebautizaron a Marconi en un libro escolar y otros errores más. (1993).

El Programa “Un niño, un libro” fue un ambicioso programa financiado por el BID, concebido y ejecutado en 1992 por el Centro de Innovación y Desarrollo, supervi­sado por la Administración Nacional de Educación Pública (Codicen), el Consejo de Educación Primaria, y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto -Programa de Inversión Social.

Para concretar este programa fueron contratados más de setenta profesiona­les, maestros, profesores, etc., entre los que se encontraban también los siguientes ilustradores uruguayos: Ana Barrios, Domingo Ferreira, Verónica Leite, Sergio López, Fidel Sclavo y Daniel Soulier. La supervisión gráfica fue realizada por Hermenegildo Sábat. (Los libros fueron editados en 1993). ¹

En las páginas 30 y 31, del volumen dedicado a los niños de sexto año de Educación Primaria (el último del Primer Ciclo), se halla este artículo, que reseña sumariamente la historia del medio radial y su funcionamiento básico.

¡Pero el texto contiene, al menos, dos errores graves!… que marcamos debidamente…

¡Upsss! ¡Rebautizaron a Guglielmo Marconi como Alejandro Marconi!.

Tampoco puede afirmarse tan categoricamente, que el medio de comunicación fue “descubierto” por Don Guglielmo!. La Radio ha sido una sucesión de descubrimientos, y a partir de estudios y experiencias, sobre y con ellos,  le siguieron inventos e innovaciones, realizados por distintas personas a lo largo de la historia, especialmente desde finales del siglo XIX, por parte de físicos, experimentadores, entre los que hay que mencionar a Maxwell, Faraday, Ohm, Hertz, etc. para pasar por Nikola Tesla, y finalmente, recoger todo ese conocimiento y construir un sistema  funcional y con un uso práctico, “patentable”, comercializable, como lo hizo Don Marconi.

Por otra parte, la Estación “General Electric”, con sus trasmisiones experimentales, no fue siquiera la primera emisora de Latinoamérica.

Debe recordarse que ya en 1920, Enrique Susini,  guió el proyecto junto a un grupo de entusiastas (su sobrino Miguel Mugica y sus amigos César Guerrico y Luis Romero Carranza), que llevó a la primera transmisión de radiodifusión en la Argentina, realizada el 27 de agosto de ese año, anterior a la que se efectuó en noviembre en los Estados Unidos, en ocasión de la elección presidencial celebrada en ese país. Así, Radio Argentina se convirtió en una de las primeras estaciones de radiodifusión con programación regular en el mundo.  ²

Hilando más fino si se refiere al término “emisora” en sentido estricto,  hubo tales desde 1900 por lo menos…

Otra: “Las ondas van por el aire…”… ¡No!… “las ondas van por el Espacio”.

La página 31 ofrece un panorama más alentador, está ilustrada con una alegoría del dibujante Fidel Sclavo.

Las dos preguntas, sugeridas al jóven lector, al pie de la misma, abrirían seguramente, una magnífica experiencia para el maestro y su grupo de clase.

Es un libro que no se está utilizando actualmente en la Educación Pública uruguaya.


 

Agradecimiento:

El gazapo fue detectado hace un tiempo largo ya, por el coleccionista e investigador Sr. Antonio Tormo, quien fundó y dirige el “Primer Museo Viviente de la Radio y las Comunicaciones del Uruguay ‘Gral. José Artigas'”, desde 1991, en Montevideo, Uruguay.

Una afortunado hallazgo de este ejemplar, el domingo pasado, en la tradicional Feria dominical de Tristán Narvaja,  permite hoy, compartir en LGdS,  las páginas referidas de tal publicación, incluyendo los hoerrores detectados.

radio_rays_sep_small

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1993, 1994, Argentina, Documentos, libros, Los principios, Marconi, Montevideo, radio, textos, Uruguay y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Uruguay: cuando rebautizaron a Marconi en un libro escolar y otros errores más. (1993).

  1. Rubén Guillermo Margenet dijo:

    Habrán querido homenajear al mismo tiempo a Alexander Popov y a Guglielmo Marconi que utilizaron el nombre de uno y el apellido del otro jejejee… En verdad, es la suma de todos los genios la que ha dado como resultado que seamos seres humanos privilegiados y algunos pocos diexistas afortunados por la pasión a la radio. Gracias Horacio, no dejes esta sana costumbre de predicar la historia del mejor medio masivo de comunicación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s