“Oda antiromántica a un poste de telégrafo”. (Isabelino Scornik, Argentina,1926).

En 1926, Isabelino Scornik, poeta argentino, publicó el libro de poesías “Perdidos en la sombra”.

“Poeta del sud de Buenos Aires, de las barriadas laboriosas que vienen brindando a la literatura vernácula las mejores voces y los más personales ímpetus”, caracterizó al escritor, la revista “Claridad”, (dedicada a la crónica crítica de arte y letras, en el Número 164, Año 7,  agosto de 1928). Entre otros trabajos, la publicación cita el siguiente poema:

ODA ANTIROMÁNTICA A UN POSTE DE TELÉGRAFO

Te arrancaron de cuajo, los bíceps asesinos,
del indio que trabaja, en las selvas del Chaco:
la explotación lo ha puesto rabioso de justicia,
y alcoholizado y ciego te ha destrozado a hachazos; en la roja corriente te arrojaron vencido,
te impidió suicidarte, vegetal cobardía,
hundiéndote en el fondo del Paraná sombrío:
te arrastraron estúpidamente, varios días
hasta el puerto más grande de los puertos criollos
donde, casi, el asombro te devuelve a la vida!

Desembarcar te hicieron entre guinches y gritos,
los peones que no saben que la Biblia es un libro.
Los dientes sin fin de una sierra arbolívora,
en medio de un zumbido, te puso parejito.

El mismo coche-chata que te trajo del puerto,
entre otros troncos viejos, te transportó a este sitio
y aquí, medio encerrado, en la calle simulas
junto a un plátano anémico, estar vivo y erguido.

Tronco guacho y desnudo, quién calcula tus años,
si ni pueden decirme si algún día has vivido!
Nadie sabe tu nombre, te apodaron “el Poste”
porque todos ignoran si has tenido apellido.

Aún tu apodo es impuro, en la boca de todas
las comadres del barrio, se volvió despectivo:
con tu nombre bautizan al muchacho tenorio,
que se pasa las horas, compadrón y ladino,
estudiando en la esquina la estrategia certera
que va haciendo la piba del primer conventillo.

¡Pobre poste que añoras el boscaje del Chaco
con sus aves flautistas y su puma bravío!
Para colmo los hombres, como te han degollado,
se burlan de tu estado, lamentable de indigno.

Podrías ser aun algo, a pesar del fracaso.
Pero los descendientes del mono te aborrecen
e impiden, en su rabia, que estés entretenido,
e irónicos, por donde estaría tu cabeza,
alámbricos silbando pasan, chismes sin cuento, con destino preciso.

Referencia bibliográfica:

“Claridad”: revista de arte, crítica y letras, tribuna del pensamiento izquierdista. Año 7, no. 164, 11 de agosto de 1928, Buenos Aires Argentina, Biblioteca Digital Trapalanda. 

http://trapalanda.bn.gov.ar/jspui/handle/123456789/2357

Fotografía referencial. (Fuente).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1926, 1928, Argentina, libros, Telegrafía, textos y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s