“El micrófono y yo” (Luis Medina, España, 1926).

quoteLeftPuedo asegurar a ustedes, señores, que la primera vez que hablé ante el micrófono no sentí impresión de cortedad; mi única preocupación era la de que me oyeran, por lo que hablaba en tono alto, como si a un sordo me dirigiese.

Una vez convencido de que mis palabras eran oídas en el mundo, me expresé con naturalidad, como siempre lo hice en el teatro, con naturalidad mía, es decir, manifestándome tal como soy, sin aceptar ese amaneramiento frío que muchos actores de hoy entienden por naturalidad.

Han pasado meses, y siento la grandeza del micrófono, y le amo como a una criatura.

Unas veces se me manifiesta como una gran ventana por la que me asomo al mundo, ofreciéndome el sublime espectáculo de sus diversos países, con sus miles de ciudades, montañas, llanos y mares, y millones y millones de hombres de distintas razas, religiones y lenguas coronados y envueltos por las misteriosas ondas de Hertz, mensajeras del amor, de la cultura y de la paz universal.

Otras veces es el oído de los tristes, de los fracasados, de los que tienen hambre y sed de justicia, de los que gimen en hospitales y cárceles, de los caídos, de los pobres, de los niños huérfanos, al que tengo el deber ineludible de endulzar las horas, comunicándole que unos hombres buenos, con la magia de su arte, dejarán caer una lluvia de rosas sobre las almas atormentadas.

Muchas veces creo, en el silencio del estudio, que me habla, reprochando mi ignorancia, que limita su grandeza: “¡Yo vuelo—me dice—; pero de poco me sirve volar, pues tu ignorancia es el lastre que al trasponer las fronteras de tu idioma hace que mi vuelo sea estéril!.

¡Hablad un idioma universal para que todos los hombres se entiendan, para que cese la terrible desproporción que existe entre la universalidad de mis ondas y nuestros múltiples medios de expresión! ¡Destruíd la Torre de Babel!” 


Luis Medina, locutor y charlista de EAJ7 Unión Radio, Madrid. 1926.


Luis MedinaCuando el locutor Luis Medina, en presencia del rey Alfonso XIII, dijo “Señoras y señores radioyentes, esta es la emisora EAJ-7 Unión Radio Madrid”, comenzó realmente la historia de la radiodifusión española. [¹]

Luis Medina recibía cientos de cartas de sus admiradoras. Sus ocurrencias en “Radiomedina” y anuncios como “el café… al instante”, decía él; llenaron el éter limpísimo de una época en que se escuchaba la BBC como si estuviera en la planta baja de los Almacenes “Paris-Madrid” desde donde retrasmitía.

En 1926, hizo pruebas para Radiovisión Ibérica-Castilla por el sistema Baird de televisión, en Londres. Baird ya trasmitía hasta 60 km. Fracasaron por no haber dinero y fusionarse con la Unión Radio.

El 28 de marzo de 1939, ante los micrófonos de Unión Radio, Madrid, pronunció las últimas palabras de la radiodifusión española libre hasta fines de la era franquista: “Unión Radio Madrid: emisora intervenida por la Primera Compañía de Radiodifusión y Propaganda en los Frentes“.

Medina muy comprometido con el Frente Popular fue condenado a pena de muerte conmutada por Franco a 30 años de presidio. [²]


video-icon48x42“Radiomedina”, Luis Medina, Unión Radio, Madrid, 1926. (Publicado en Youtube por Xavier Quiñones De León, el 23 de abr. de 2009).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Arte radiofónico, Documentos, España, Los principios, micrófono, Notas de prensa, periodistas y locutores, radio, textos y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s