Radio Ramera: ¡No es lo que piensas!.

He aquí el que probablemente sea el pionero de los dispositivos portátiles multifunción, se trata de la radio-cámara “Ramera”, producida en 1959 por la firma japonesa Kowa.

Kowa Ramera KTC-62. Combinación de radio portátil a transistores, alimentada por batería y cámara fotográfica. En la foto se aprecia con caja original, estuche de cuero, tapa de lente, batería y auricular. (Fuente)

Es un producto que en su momento fue realmente innovador y en cierto modo, fue el precursor de los teléfonos celulares a los que se acoplaron inicialmente cámaras como el Nokia 7650 e incluso de los más recientes Iphone y demás smartphones.

El Nokia 7650 no fue el primer teléfono celular que integró una cámara digital, merito que al parecer corresponde al J-SH04 de la japonesa Sharp Corporation. (Fuente)

 

Regency TR1. La primera radio a transistores de consumo masivo. (Fuente)

Fue producida en 1959, tan solo seis años después de que la joint-venture entre Texas Instruments e IDEA lanzara el Regency TR1 que sería la primera radio de transistores y que fuera posible gracias al invento de su elemento base, el Transfer Resistor, que vio la luz a finales de 1947 en los Laboratorios de AT&T- Bell, dando paso a los circuitos integrados que permitieron la producción de radios, calculadoras y computadoras más pequeñas, baratas y de menor consumo, revolucionando así el campo de la electrónica en general y, particularmente, el de consumo.

Su peculiar designación se corresponde, simple y llanamente, con el acrónimo resultante de la contracción de la denominación en inglés de los dos aparatos que integra (Radio y Camera), dándose la desafortunada casualidad de que en español puede tener otro significado, pero es una de las truhanerías que a veces nos juegan los idiomas, (algo que ya le ha sucedido a los japoneses y si no, recuérdese el 4×4 “Pajero” de la Mitsubishi).

En esencia, es un dispositivo dual que combina muy ergonómicamente un receptor de radio y una cámara acoplada. Se  añadido en la siguiente imagen,  donde se puede apreciar el interior del mismo, apreciándose a la izquierda la parte que corresponde a la radio con sus transistores, condensadores y bobinas y a la derecha, el módulo propiamente fotográfico.

La radio es de 6 transistores, para frecuencia AM (535 a 1605 Kc/s), con una potencia de salida de audio de 70 mW y antena interior de ferrita. En su lateral izquierdo (oculto en la imagen) presenta dos ruedas o mandos, una para encender o apagar y seleccionar el volumen y la otra para sintonizar las emisoras, ofreciendo una pequeña ventana frontal donde se muestra el dial de la frecuencia de onda media. Presenta también un zócalo para insertar el cable para auriculares. La alimentación la suministra una pila de 9 voltios tipo PP3.

La cámara por su parte, es del tipo subminiatura, diseñada para emplear chasis de película de 16mm con doble perforación del tipo Minolta, permitiendo obtener instantáneas de 10x14mm. El objetivo es un Prominar de 23 mm f/3,5 y foco fijo, con rangos de apertura de diafragma de f/3,5,; f/4, f/5, f/8 y f/11. Las velocidades de obturación disponibles van de B, L (Low o 1/50s ) y H (High o 1/100s), combinaciones que se pueden seleccionar mediante los diales que se aprecian en el lateral derecho (izquierda de la imagen con un aspecto armonizado a los de la radio). Dispone asimismo de un conector para el cable de un flash, así como el correspondiente para la inserción en trípode.

La disposición de la cámara hace que sea necesario colocar el aparato a nivel de la frente para poder visualizar a través del visor mientras se obtura con el pulgar (pulsador que se observa en la parte anterior de la base) y aunque parece que la postura a adoptar es incomoda, resulta bastante eficaz en términos de estabilidad. El avance de la película se realiza estirando de la pequeña palanca que también está dispuesta en la base.

Todo el conjunto destaca por su reducida dimensión – aproximadamente 14 x7 cm y 3,5 cm de grosor – y una gran ligereza (420 gramos, pila incluida) que lo hacían idóneo para una jornada de asueto en el campo o la playa.

Existió una versión posterior denominada Bell Kamra, producida también en Japón para su distribución en el mercado americano por Bell International Corporation.

En 1964, la General Electric lanzó su propia versión de radio, bastante más voluminosa y pesada, acoplando una Instamatic de Kodak que se comercializó como Transistomatic.

Una pieza más, que se añade a la colección, para contar la historia de la industria fotográfica en sus diversas variantes y su relación con otro grandioso invento que de manera tan notable ha influido en la vida de las personas como es la radio. [¹]

Fuentes y referencias:

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1959, Japón, Onda Media, radio, radio portátil y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s