¡Lee mi mente!. (“The Thought-Writer”, Hugo Gernsback, 1940).

En 1940, un interesante artículo apareció en “Superworld Comics”, una de las tantas revistas publicadas en EE.UU. por el gran Hugo Gernsback, notable divulgador y promotor de la Ciencia y la Tecnología (y también la Ciencia Ficción) en las primeras décadas del siglo XX

Presentaba allí, la descripción de un aparato al que bautizó como,“The Thought Writer“, (aproximadamente traducido como Registrador del pensamiento“).

 

Cliquea en la imagen para verla a mayor tamaño y leer el texto original en inglés. (Crédito: James Vaughan en Flickr).

El texto que acompaña el dibujo es, traducido libremente al castellano de la siguiente forma, (y las restantes imágenes son referenciales, no pertenecen al artículo original).


quoteLeftEn cuanto a comunicación,  los animales prehistóricos, muchos millones de años atrás, lo hicieron por medio de sonidos, como lo es el ladrido en el perro, los relinchos del caballo, etc. Cuando 
el Hombre hizo su aparición en nuestro planeta,  también hizo sonidos guturales, pero no hubo un discurso tal como lo conocemos hoy.

Los simios, nuestros primos hermanos, realizan sonidos, desde suaves gruñidos hasta gritos, cuando quieren llamar la atención de otros, y este es el lenguaje que utilizan.

El discurso inteligente, tal como la conocemos hoy en día, llegó mucho más tarde y es un desarrollo relativamente nuevo en este planeta.

Mientras el primer hombre prehistórico se remonta probablemente alrededor de un millón de años, el habla, como lo conocemos hoy en día, probablemente no ha existido durante más de 200.000 años, o incluso menos.

Con el fin de comunicarse entre sí, los hombres encontraron necesario idear otros medios además del habla. Por lo tanto, muchos miles de años atrás, inventaron la escritura , para anotar sus pensamientos.

Mucho más tarde, y sólo en el último siglo, el fonógrafo hizo posible inscribir sus palabras pronunciadas, en un registro, mediante el fonógrafo.

Las pensamientos, se expresado por su voz, se pueden almacenar en un disco durante muchos años en el tiempo.

El hombre de negocios, el autor, y otros que deben expresar sus pensamientos, o pueden, por supuesto, utilizar sus plumas para escribirlos, o pueden utilizar otro de sus inventos, como la máquina de escribir.

Todos estos, sin embargo, son rodeos. Incluso, el habla no es una expresión directa de sus pensamientos. Como ser humano, u<span title="You still must translate your thoughts into words, and use the complex voice machine to do so. "Usted todavía tiene que traducir sus pensamientos en palabras, y utilizar el complejo aparato fonador, que la Naturaleza le brindó, para hacerlo.

Hace muchos años, predije que sería posible inventar una máquina mediante el cual los pensamientos se podrían escribir de forma automática, sin la palabra hablada; o sin el uso de las manos, para escribir palabras como lo hace con el  lápiz, la pluma, la máquina de escribir, o similares.

Desde hace tiempo se sabe que, cuando se piensa, se generan corrientes eléctricas en el cerebro. Muchos científicos han investigado esto, y sabemos hoy que no es posible pensar, sin que corrientes eléctricas estén circulando en una cierta parte del cerebro.

Si algún método se puede inventar para amplificar estas corrientes minutos, entonces debería ser posible registrar en una cinta en movimiento el resultado de estas corrientes eléctricas.

Dibujo de Fernando Medina.

Cada vez que el corazón late, se genera una corriente eléctrica. Para un propósito similar, el especialista del corazón utiliza un instrumento llamado electrocardiógrafo que registra en una película fotográfica (electrocardiograma), en movimiento, las pulsaciones eléctricas generadas por el corazón humano.

Mediante el estudio de la película, el cardiólogo puede determinar, fácilmente, la condición del corazón humano; si es normal, o enfermo, etc.

Es, por supuesto, cierto, que la corriente generada por el latido del corazón es mucho mayor que la corriente eléctrica generada por el cerebro cuando pensamos. Sin embargo, existe.

Para mostrar cómo las sutiles corrientes son producidas por el cerebro cuando pensamos, el profesor B. W. Gerard, calcula que si toda la energía eléctrica a partir de pensamiento de cada ser humano que ahora vive, fuera ser utilizado al mismo tiempo, no habría aún suficiente electricidad generada para iluminar una pequeña lámpara eléctrica de cincuenta vatios. Y, puesto que hay más de dos mil millones de seres humanos en este planeta, se puede ver qué tan pequeña es esta corriente eléctrica generada por el pensamiento.

Sin embargo, los científicos han logrado medir esta infinitesimalmente pequeña cantidad de electricidad. Si bien hasta el momento, no ha sido posible construir realmente un aparato registrador del pensamiento, he mostrado en esta página cómo podría funcionar, y es muy cierto que en un futuro no muy lejano tendremos una máquina como se ilustra.

En resumen, el aparato “Registrador del pensamiento” funcionará de la siguiente manera: el hombre de negocios, autor, u otros, se coloca un sombrero que tiene un tubo detector de ondas del pensamiento y un amplificador anexo.

Un cable eléctrico está conectado con el “Registrador del pensamiento”, y se activa por medio de interruptor.

Ahora, usted está listo para poner sus pensamientos en el papel. Se presiona el interruptor y una película fotográfica en papel comenzará a moverse lentamente. La máquina contiene en su construcción un galvanómetro muy sensible y un amplificador de radio de gran alcance.

Seguidamente se inclinará hacia atrás y empezará a pensar en lo que desea grabar.

En pocos segundos una ondulada línea aparecerá en la película fotográfica, que ha sido captada por la máquina, y esta línea ondulada seguirá apareciendo en la cinta de papel en movimiento hasta que termine con su trabajo.

Por supuesto, la cinta de papel no imprime palabras reales que puedan leerse de inmediato. Sin embargo, una vez que los fundamentos de traducción de ese registro sean dominados, será posible, para cualquier persona con experiencia leer la cinta, de la misma forma que el taquígrafo lee las notas estenográficas.

Por cierto, un sistema muy similar como éste se encuentra actualmente en uso para el telegrafía transatlántica, donde las líneas onduladas ubicadas hacia arriba y hacia abajo, representan señales, similares al Código Morse.

Si no desea leer su propio “Pensamientógrafo”, no es necesario que lo haga. Usted simplemente entregará el rollo de cinta terminado rollo a un técnico transcriptor que esté familiarizado con la grafía de los pensamientos, y que lo lea desde una máquina de transcripción, como se muestra en nuestra ilustración. Esta máquina de transcripción máquina es bastante simple. Usted pone la cinta grabada en él, a su vez presiona un botón o interruptor, y la cinta se pondrá en marcha: de derecha a izquierda. La velocidad puede ser regulada por otra perilla, y todo lo que el técnico transcriptor tiene que hacer es ver la cinta en movimiento y luego escribir la letra o manuscrito, que según el caso pueda reconocer.

Una vez que tenemos el “Registrador del pensamiento”, será una gran bendición para todos aquellos que tengan una gran cantidad de trabajo para realizar, ya que podrá hacerlo en cualquier momento del día o de la noche.

El rollo, por supuesto, es indeleble, y se puede mantener durante años. La ventaja del “Registrador del pensamiento”, por lo tanto, será no sólo ahorrar una enorme cantidad de tiempo, sino  que tambiém será mucho más preciso en revelar gráficamente sus pensamientos más que cualquier otro medio conocido”.


Concepción artística de Frank R. Paul (EE.UU, 1884-1963). “Dream Viewer”, ilustración de ciencia-ficción. Acuarela y tinta sobre papel. (Fuente).


En 2012, investigadores en la Universidad de Cornell, construyeron una interface cerebro-computadora, usando electroencefalografía, mediante un microcontrolador y fueron capaces de jugar al Pong en una pantalla, mediante el control del pensamiento.

quoteLeftNuestro objetivo era construir una interfaz cerebro-ordenador mediante un microcontrolador AVR. Decidimos que la forma menos invasiva de medir las ondas cerebrales sería utilizando la electroencefalografía (EEG) para grabar diferencias de potencial del órden del microvoltio a través de localizaciones en el cuero cabelludo del usuario. Con el fin de lograr esto, se construyó un circuito de amplificación y filtrado de dos etapas. Por otra parte, utilizamos la funcionalidad incorporada de ADC del microcontrolador para digitalizar la señal. Electrodos plateados pasivos empapados en una solución salina se colocan en la cabeza del usuario y se conectan a la placa del amplificador. La UART opto-aislado envía los valores digitales de ADC a través de USB a un PC conectado al microcontrolador. El PC se ejecuta el software escrito en MATLAB y C, para realizar algoritmos FFT y la máquina de ejecución de aprendizaje (SVM) en la señal resultante. A partir de ahí, hemos sido capaces de controlar nuestra propia implementación de OpenGL del juego de PC clásico Pong mediante ondas cerebrales de nuestra mente. También se escribió software para grabar nuestro sueño y almacenar la señal EEG dentro de un archivo de datos”. ¹

 

Más (en inglés), sobre avances modernos de la profecía de 1940 de Hugo Gernsback…

2014

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1930s, 1940, 1940s, 2011, 2014, Arte radiofónico, Código Morse, componentes electrónicos, Comunicación, EE.UU., ephemera, Ilustración, Investigación, Notas de prensa, radio, Receptores, Telegrafía, Televisión y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s