Retrofuturo: Torre radiográfica anunciadora. (Hugo Gernsback, 1924).

Fue la prodigiosa e imaginativa mente de Hugo Gernsback, pionero y prolífico escritor de ciencia ficción y divulgador de nuevas tecnologías, inventor, empresario, radiodifusor, nacido en Luxemburgo, en 1884, quien emigró a los EE.UU. a inicios del siglo XX. 

Su valiosa e histórica contribución comprende la ciencia ficción (junto con los novelistas H. G. Wells y Julio Verne, ha sido considerado como “El padre de la ciencia ficción”, y los “Premios Hugo” llevan hoy día su nombre en homenaje) y la difusión popularizada de la radiotecnia.

Vista del estudio de la emisora WRNY, New York, fundada por Hugo Gernsback. Obsérvese al grupo de curiosos a través del vidrio, mientras Jerome Lama empuña un serrucho para sacar de él notas musicales, mientras la pianista ejecuta su instrumento.

En 1925, Gernsback fundó la estación de radio WRNY. Antes de entrar en el mundo editorial, fue empresario en la industria de la electrónica, importando componentes de radio de Europa a Estados Unidos, por su Electro Importing Company. . En abril de 1908 fundó Modern Electrics, la primera revista cuyo tema era la electricidad aplicada a la radiocomunicación  y la electrónica.

Fueron muchos las visiones futurísticas producto de su imaginación, que fielmente fueron reflejadas en espléndidos dibujos, convertidos en atractivas carátulas para sus revistas.

Pero, no siempre la imaginación tomó vuelo a territorios creíbles y realizables prácticamente.

La ilustración que se acompaña más abajo, así lo demuestra. Se trata de una gigantesca y recia estación “radiográfica”, (diríamos más bien megafónica), con enormes altoparlantes, la cual -lo anunció de esta manera-“probablemente será conocida en el futuro como el anunciador municipal”.

Los experimentos hechos en las primeras dos décadas del siglo XX, habían demostrado que era posible amplificar la voz humana por medio de gigantescas bocinas y tubos al vacío, y que podría ser oída en un radio aproximado de tres a cinco millas, en forma tal, que, cada una de las palabras habría de ser comprendida claramente.

En la edición de «Electrical Experimenter» de noviembre de 1919, se publicaba la ilustración, y la descripción de cómo, por medio de bocinas colocadas en la torre de una iglesia proyectaban su sonido a media milla (alrededor de 800 m). 

El sermón, coro y órgano de una iglesia de Washington DC, amplificado para alcanzar una distancia de media milla. Se utilizó un sistema de amplificadores y parlantes Magnavox, instalados por el Signal Corps, bajo la supervisión del Dr. B. W. Burglund. Las tres etapas de amplificación consiguieron una potencia de 250 vatios. Ocurrió en 1919 y lo consigna la revista “Electrical Experimenter” , de noviembre de ese año. 

La idea del alto parlante municipal pergeñada por Gernsback es como sigue:

blockquoteUna gigantesca torre como lo demuestra la presente ilustración, sería equipada con un número de bocinas de concreto o metal, que no tenga vibración, y en la posición inclinada como se ve en la figura.

En esta posición, el sonido, es dispersado a través de calles y casas, e impide al mismo tiempo que la lluvia o nieve penetre en las bocinas.

En ciudades como Nueva York y Chicago estas bocinas serán colocadas cada una a dos millas.

Es bueno hacer notar que los actuales edificios pueden ser equipados con estas bocinas, pero probablemente en el futuro se tendrá en cuenta una nueva forma arquitectónica para instalar estos equipos.

El propósito de estos anunciadores municipales es muy simple. Cualquier novedad de municipal o nacional importancia, puede ser esparcida en forma tal, que toda la ciudad pueda oir lo que se anuncie.

Abriendo la oficina o la ventana de una casa será posible oir un discurso presidencial, una conferencia por el Intendente de la ciudad, o cualquier otra cosa de importancia que se desee hacer conocer instantáneamente a toda la población. 

Para la misión de la Policía, este proyecto será de notable importancia. Suponiendo que se cometa un robo o un crímen, la respectiva seccional  de Policía puede esparcir inmediatamente la novedad, en forma tal que los ciudadanos de los alrededores estarán prevenidos contra determinado vehículo y tendrán una descripción de la ley que se hubiese violado.

Lo fundamental es que la información será instantánea, lo cual en el descubrimento de un crímen, es de capital importancia.

Hugo Gernsback.


Esta entrada fue publicada en 1919, 1924, Comunicación, EE.UU., Los principios, Notas de prensa, periodistas y locutores, Propaganda y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Retrofuturo: Torre radiográfica anunciadora. (Hugo Gernsback, 1924).

  1. Mario Rodriguez dijo:

    Impresionante, todo un visionario Hugo Gemsback. Todo eso,aunque algo diferente se hizo realidad unos 15 años después. Las necesidades de la guerra hicieron posible la implementación de sistemas de publc-address en grandes ciudades como Londres para avisar a la población ante un inminente bombardeo (aparte del aviso de las sirenas) sobre lugares de refugio etc.. sólo que eran simples bocinas distribuidas en postes de iluminación o tendido eléctrico o telegráfico. Pasada la guerra se usaron estos sistemas en publicidad…eso duró hasta los años 1970 aprox, cuando empezó a tenerse en cuenta la contaminación sonora y los ruidos molestos.
    .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s