Tara Service (por Ferro).

Tara Service fue un personaje de tira cómica, creado por la imaginación y el arte del recordado dibujante humorístico argentino Ferro.

Eduardo Carlos Ferro (19 de agosto de 1917, Avellaneda – 4 de marzo de 2011, Buenos Aires), fue un dibujante y humorista gráfico reconocido como uno de los más importantes en su género en la Argentina.

Colaborador de la revista Patoruzú, le acompañaron otros personajes como Langostino, BólidoPandora y Pampa Barbara, entre otros. ¹

Tara Service, encarnaba a un técnico electrónico medio idiota ², que en cada tira se enfrentaba y chocaba ante situaciones debidas a su propia ignorancia, e ineficacia, y apelaba a soluciones precarias, ridículas, e inevitablemente graciosas; situaciones, en dibujadas en cuadros, de un típico “chanta” de la tecnología “atada con alambre”. Aunque no dejaba de despertar en el lector, un cierto sentimiento de empatía hacia el corpulento “service man”, caído cada vez, en desgracia y bochorno.

Época dorada de la televisión en blanco y negro, con los avatares de las inestabilidades y desperfectos en la electrónica de los aparatos;  comparativamente más imperfecta que con los actuales  estándares. Cajas de madera lustrada, y pantallas de tubos de rayos catódicos, que ya se habían ubicado en el lugar más importante de la casa, reuniendo en semicírculo a la familia, ya viendo las noticias, los deportes, el teleteatro ,los programas humorísticos, las documentales, los programas ómnibus, los de preguntas y respuestas, y las seriales, favoritas para todas las generaciones componentes del nucleo familiar.

Tiempos de la visita de los técnicos a domicilio, cuando se los precisaba, y a quienes acudía el cliente más de una vez, muchas veces con la duda de si “el tipo” era de confianza, o quizás muy carero; y que fuera recomendado, las más de las veces, por un vecino o pariente. Acudía en su auto o  camioneta, munido de una valija, que invariablemente al ubicarse al lado del aparato. ponían en el piso.

Sí… trabajaban muchas veces arrodillados, o a nivel del suelo, mientras a su alrededor estaba el perro o el gato curioso que husmeaba sus zapatos o esa caja de pandora con variados componentes: resistencias, bobinas, válvulas de repuesto, el infaltable tester, el soldador y la resina.

Durante mis primeros cuatro años, debía visitar ocho clientes al día. Con una jornada que me llevaba un promedio de 200 km. Media hora para que quedara reparado. Fue obligación de que el 92% de los llamados quedaran completados en casa del cliente, para lo que tambien contaba si ese primer llamado, requeria una segunda visita. Reparar de rodillas un televisor, soportar la mirada inquisitoria del cliente, apartar suavemente al gatito que jugueteaba con mis cajitas de válvulas o el niño travieso que venía corriendo a tomar el soldador con su mano recién desenchufado… Crean, no era fácil”. (Testimonio del Sr. Hugo R. Duque, técnico uruguayo que emigró a Sydney, Australia y trabajó allí en las décadas del 60 y 70) .


Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1960s, 1970s, 60s, Argentina, componentes electrónicos, Humor radiotelefónico, Ilustración, Reparación de radio, Televisión y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Tara Service (por Ferro).

  1. Cuando le preguntaban qué tenía el aparato a reparar decía: “son los droftos”. Jajaja!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s