Uruguay: de los primeros fonógrafos y un caso de censura de prensa.

Hacia fines del siglo XIX, el Uruguay seguía enfrentado en luchas políticas intestinas. A los militares sucedieron los gobiernos civiles, presidencialistas y autoritarios, de Julio Herrera y Obes (1890-1894) y Juan Idiarte Borda (1894-1897).

Aparicio Saravia.  político, militar y caudillo del Partido Nacional (“Blanco”) de Uruguay.

A las manipulaciones electorales del Partido Colorado respondieron las revoluciones blancas capitaneadas por el caudillo rural Aparicio Saravia. Su levantamiento en 1897 fue la base de un gobierno colorado de compromiso con los blancos, el de Juan L. Cuestas (1897-1903). ¹

En un estado de guerra por el levantamiento armado de Saravia, el gobierno central instauró medidas de seguridad interna, ente las que se hallaba una fuerte censura a la prensa.

Juan Idiarte Borda. Político uruguayo perteneciente al Partido Colorado de Uruguay. Presidente del Uruguay, (1894-1897).

La libertad de imprenta durante la Administración de Idiarte Borda.  La primera mordaza.

Al estallar la primera revolución de Aparicio Saravia, aplicó su Gobierno una fuerte mordaza a la prensa. 

«Diríjase circular — decía en su decreto de 1.° de diciembre de 1896 — a las jefaturas políticas, para que en el día prevengan a los propietarios, administradores de imprenta y editores de hojas periódicas, que desde la fecha y hasta nueva disposición, deben abstenerse en absoluto de comentar la situación política actual y de publicar de cualquier modo noticias que sobre el movimiento de fuerzas armadas provengan de informaciones particulares, debiendo atenerse únicamente a las publicaciones oficiales que hará la autoridad por medio de un boletín especial.

Queda igualmente prohibido a la prensa todo ataque personal o politico a las personas  que componen los poderes públicos de la Nación.

A los que infrinjan esta disposición, se les aplicará como pena la suspensión del diario y la clausura del establecimiento tipográfico donde se haya editado, mientran duren las causas que han motivado las medidas extraordinarias del Poder Ejecutivo».

Este decreto permaneció en vigencia hasta la disolución de las fuerzas revolucionarias, a fines del mismo mes de diciembre, y sirvió de base para suspender la publicación de «El Nacional» y de «La Tribuna Popular», cuyas imprentas fueron clausuradas «de la manera más regular y correcta», decía el Gobierno en su Mensaje a la Asamblea.

«El Siglo» invocó contra ese decreto, la ley de 1873, según la cual las facultades  extraordinarias del Poder Ejecutivo autorizadas por el artículo 81 de la Constitución, están limitadas por los artículos 83, 136 y 143, que establecen respectivamente que:

«El Presidente de la República no puede privar a individuo alguno de su libertad personal y en el caso de exigirlo así urgentemente el interés público, se limitará al simple arresto de la persona, con obligación de ponerla en el perentorio término de 24 horas a disposición de juez competente; que nadie puede ser penado ni confinado, sin forma de proceso y sentencia legal; que la seguridad individual no puede suspenderse sino con anuencia de la Asamblea General o de la Comisión Permanente y en el caso extraordinario de traición o conspiración contra la patria, y entonces solamente para la aprehensión de los delincuentes». 

La segunda mordaza. 

Al producirse el segundo levantamiento de Aparicio Saravia, dictó el Gobierno un nuevo decreto restrictivo de la libertad de imprenta, que permaneció en vigencia durante cerca de cinco meses, desde el 3 de marzo hasta el 24 de junio de 1897, con un texto similar al decreto anterior. También la publicación de «El Día» sufrió un pequeño paréntesis durante este período, por infracción del decreto restrictivo de la libertad de imprenta.

La introducción del  fonógrafo en Uruguay.

Fue introducido por el Dr. Claudio Williman, destacado abogado recibido en 1886, quien había comenzado su carrera docente muy joven primero en la “Sociedad Universitaria”, durante el período de estudios libres, y luego en 1885 en la Cátedra de Física de la Universidad, al acceder al rectorado el Dr. Alfredo Vásquez Acevedo.

Volcó en la misma profundidad su vocación por las ciencias físico naturales, de orientación darwinista, evolucionista y naturalista.

 

Gabinete de Física en una institución educativa de Montevideo: el Instituto Alfredo Vásquez Acevedo .

En una etapa de profunda transformación universitaria, contribuyó a la reestructura del programa de la materia acrecentando los trabajos prácticos de gabinete, logrando también la ampliación y adecuada instrumentación del laboratorio de Física.

Desde esta cátedra realizó los primeros experimentos en nuestro país en el uso de fonógrafo de Edison, que había adquirido para el Gabinete de la Cátedra (1890); pruebas con Rayos X (1896), descubiertos el año anterior por Roentgen; y de telégrafo sin hilos con un pequeño aparato Marconi (1899). ³

Primeros fonógrafos de Montevideo, 1890-91. (Fuente).

Aviso publicado en la revista argentina “Caras y Caretas”, Buenos Aires, 1899.

El fonógrafo que compró «El Siglo». 1897. 

En ese marco de censura de prensa instaurada por el régimen de gobierno, este medio de prensa no tuvo mejor idea que sustituir la tinta y el papel impreso por un aparato de ultísima tecnología para la época.

Acababa de adquirir la administración de «El Siglo» un fonógrafo — el primer aparato de ese género que ponía en venta el comercio de Montevideo — y en el acto empezó a funcionar en la sala de la redacción, para dar a conocer a los suscriptores del diario las noticias militares que el decreto impedía publicar.

Fueron tranquilas, aunque muy llamativas, las primeras audiciones, hasta que una tarde se presentó un grupo de “marcianos” (designación que seguía utilizando la prensa desde los fraudes electorales de 1893) que descargaron sus revólveres sobre el aparato, en la creencia de que la voz emanaba directamente de una persona que estaba debajo de la mesa.

La administración del diario adquirió un segundo aparato, y las audiciones se reanudaron, hasta que un comisario de policía que invocaba órdenes gubernativas terminantes, ordenó su absoluta suspensión. 

Alegoría de la Patria. Uruguay. Postal antigua.

Finalmente la medida restrictiva fue disuelta y la primera palabra, de la prensa al recuperar su libertad fué en favor de la paz. No sin mencionar que a los pocos meses el Presidente Borda moría asesinado por un contrario político, en el único caso de magnicidio en la historia del Uruguay.

“La situación política del señor Idiarte Borda se había ido complicando, como se ve, bajo la presión del rechazo de las fórmulas de paz, del escándalo de los comicios, del amordazamiento largo e incalificable de la prensa, del despilfarro administrativo y del movimiento de oposición de todos los partidos”. 

En cuanto a las sugestiones de la prensa, cabe decir que la mordaza impuesta por el Gobierno del señor Idiarte Borda, acababa de quedar sin efecto y que los diarios todos parecían haberse puesto de acuerdo para predicar la necesidad de la paz.

Se encontrará, sin duda, en los artículos de esos días, apreciaciones vehementes inspiradas en altos sentimientos patrióticos. Pero por más que se lea, no se encontrará en ellos una sola línea que pudiera sugerir a nadie la idea del asesinato político que, como decía «El Siglo», no por ser político, dejaba de ser crimen”. 


Fuente:

Anales de la Universidad Año 38, entrega 124 (1929)
Fecha de publicación : ene-1929
URI : http://anaforas.fic.edu.uy/jspui/handle/123456789/657
Aparece en las colecciones: Anales de la Universidad (1891-1955)
  • Consultadas las páginas 360 a 397 y en particular, la nota sobre el fonógrafo de el diario «El Siglo», en páginas 393 y 394.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1890s, 1897, Documentos, Investigación, Los principios, Montevideo, Notas de prensa, Uruguay y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s