“The Thrilling Days Of Yesteryear”. (Kevin Gordon).

“The Thrilling Days of Yesteryear”, puede traducirse comoLos emocionantes días de antaño, y referido a la radio, aquellas aventuras dramatizadas, en episodios, con personajes y héroes de literatura infantil, suspenso, misterio. 

Anuncios
Publicado en 2018, Arte radiofónico, EE.UU., Ilustración, Los principios, Onda Media, radio, Radioescucha, Radioteatro, Receptores | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

“La geopolítica de la radiodifusión: Estados Unidos y la radio latinoamericana durante la Segunda Guerra Mundial”. (Gisela Cramer, 2016).

“Hacia comienzos de la Segunda Guerra Mundial y en medio de una crisis de seguridad nacional profunda, el gobierno estadounidense empezó a desplegar de políticas destinadas a influir sobre los medios de comunicación latinoamericanos, incluyendo la radio, con el fin de asegurar la lealtad y cooperación latinoamericanas. El artículo brinda una vista panorámica de tales políticas, sus objetivos y modos de implementación. A continuación,  analiza el impacto en distintos escenarios nacionales para visibilizar interacciones complejas entre actores estatales y privados, que reforzaron o delimitaron el alcance del poder estadounidense sobre los medios radiofónicos y los empresarios de la radio latinoamericanos”. ¹

Gisela Cramer, nacida en Alemania, es profesora asociada del Departamento de Historia de la Universidad Nacional de Colombia, Bogotá, Colombia. Historiadora especialista en política exterior de Estados Unidos, diplomacia pública, historia internacional y transnacional e historia de los medios de comunicación.

Es autora de este trabajo de investigación , publicado en la revista “Claves”. Revista de Historia, Vol. 2, Nº 3 Montevideo, Julio-Diciembre 2016, (pp. 133-161). ISSN 2393-6584. 


Más…

“Autores de Historias: Gisela Cramer”. Entrevista con la profesora Gisela Cramer. Historiadora especialista en Política exterior de Estados Unidos, diplomacia pública, historia internacional y transnacional e historia de los medios de comunicación. (Departamento Historia Universidad Nacional Colombia).

En el fragmento seleccionado de este video seleccionado, la profesora Cramer, narra cómo se trabajó en el análisis e investigación de los archivos en EE.UU. (archivos de la familia Rockefeller, en Nueva York). Allí se revisaron más de 600 cajas de un total de unas dos mil cajas de documentos), referentes al papel jugado por Nelson Rockefeller, en la mejora de las relaciones EE.UU. con América Latina y en particular sobre la utilización de la radio por Onda Corta y también por redifusión por vía de contratos con un número de radioemisoras latinoamericanas, en lo inicios de la Segunda Guerra Mundial.

Publicado en 2016, 40s, Documentos, EE.UU., Investigación, Montevideo, radio, Segunda Guerra Mundial, textos, Uruguay | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El contestador “reo” de Néstor.

Un contestador automático es un dispositivo para responder automáticamente llamadas telefónicas y grabar mensajes dejados por personas que llaman a un determinado número, cuando la persona llamada no puede atender el teléfono. A diferencia del correo de voz, que es un sistema centralizado o intercomunicado que realiza una función similar, un contestador automático está instalado en la propiedad del cliente, al lado o incorporado a su teléfono. Mientras los primeros contestadores usaban tecnología de cinta magnética, los aparatos más modernos usan memorias solid state. Las cintas magnéticas son todavía utilizadas en muchos dispositivos de bajo costo aunque ya cuesta encontrarlas en las tiendas especializadas. ¹

Néstor, es ya una persona mayor, y sin duda ha gustado y gusta del tango. Y de él, las letras, la poesía con lenguaje lunfardo que lo anima en tantas canciones.

Este es el mensaje de bienvenida de su contestador telefónico.

2901…. el teléfono de un pobre reo, sin cuento ni leyenda.

Para dejar un mensaje de U.T.E. hágalo después de escuchar la señal rantifusa.

Salú!


Glosario:

  • UTE:  Retroacrónimo de Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas), es el nombre que recibe la compañía estatal de energía eléctrica de Uruguay. Su actividad fue creada el 21 de octubre de 1912, cuando se promulgó una ley que dio origen a esta empresa pública,​ en el marco del impulso reformista y de modernización de los sucesivos gobiernos batllistas.

A partir de 1931, en otro impulso de reformas batllistas, se crearon las comunicaciones telefónicas por cable, pasando a denominarse “Administración General de las Usinas y Teléfonos del Estado”.  A partir de 1974, en periodo dictatorial, se decidió separar las funciones de producción y distribución de energía eléctrica de las telefónicas, separándolas en dos compañías especializadas, una para las telecomunicaciones (ANTEL) y otra para las usinas y trasmisiones eléctricas, y entonces, su nombre pasó a ser el actual. ²

  • Rantifuso, rantifusa. Adjetivo/nombre masculino y femenino. 1.coloquial despectivo • Argentina [persona] Que tiene un aspecto descuidado y sucio. 2.
    coloquial despectivo • Argentina [persona] Que tiene una conducta reprochable.


Publicado en 2018, componentes electrónicos, Comunicación, Teléfono, Uruguay | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

“Sesión de Radio”. E. Balder (España, c. 1931).

Eugenio Balderraín Santamaría, “Balder”, (Madrid, 1878-1964). (Foto crédito).

Eugenio Balderraín Santamaría, (Madrid, 1878-1964) fue un ventrílocuo, humorista español. Alcanzó una notable popularidad en su tiempo, haciendo uso de su seudónimo Balder. Creó muñecos de gran arraigo en el público, como Doña Cañerías, Gaonilla, Kiriko y Cleto. ¹

Fue un revolucionador del género. El primero en afeitarse el bigotazo con que los precursores—Juliano, Sanz…—cubrían la boca para disimular la pronunciación de consonantes labiales.

Surgió Balder en el primer cuarto del presente siglo, en plena lucha de lo mecánico y lo humano.

Balder fabricaba por sí mismo, en un semisótano de la calle de la Cruz, variantes de la “compañía” tradicional: “Cleto”, “Doña Cañerías”, “Gaonilla”—torerillo diminuto, de irresistible comicidad—, el modisto (aún no eran académicamente “modistas”) “Serapio Florido”, los flamencos fúnebres “Melancolías” y “Tristezas”, el indiscreto “Luisito Kíriki”, cabezota y orgulloso de ser “gurriato”, por haber nacido en El Escorial, y que constituye el precursor del “Jaimitismo”, antes de ser “inventado” el terrible “Jaimito”… Con los que llegó a actuar en casas aristocráticas e incluso ante personas reales. 

Los muñecos del ventrílocuo Eugenio Balder. Tarjeta postal.

[…] De la evocación de Eugenio Balder, […] llegan ecos de un Madrid todavía
provinciano, con albores de gran metrópoli cosmopolita, recolector de gentes y costumbres de una Europa que escapaba a los estragos de la primera gran guerra, reñida para asegurar la paz eternamente.

En 1909, Eugenio Balder marchó a Argentina, donde pasó varios años, consiguió importantes éxitos y publicó un tratado de ventriloquía. Su estancia en Argentina le inspiró para crear con autómatas, hacia 1930, la simpática Orquesta Criolla Madrid – Buenos Aires, que se unió a otras formaciones musicales de su invención, como los flamencos fúnebres, el cantaor el Niño de las Melancolías y su guitarrista, el Niño de las Tristezas, y un grupo de baturros que cantaba jotas. (Fuente).

Con noches “de gala” en los jardines del Retiro, chirriar de arenillas en torno al templete central de la música, donde tocaban “piezas selectas” la recién formada Banda Municipal—dirigida por Ricardo Villa—o la del Regimiento de Ingenieros, bajo la batuta de Pascual Marquina, autor de ese “España cañí” que se adelantó a todas las costas soleadas nacionales en la eficaz propaganda de nuestra Patria.

Había tenderetes verbeneros, pista de patinaje- -“skating” le decían—. escenario en el que actuaban excelentes compañías españolas de zarzuela y extranjeras de opereta. (¿No fue allí el estreno absoluto de “Eva”, con una tiple cómica, Yanka Champliska, que hizo furor entre los pollos “bien” y los maduros “regular”?) Intercalados, programas de variedades: Salud Ruiz, Carmen Flores, Pepe Medina, don Jenaro, “El Feo”… Y Eugenio Balder, contestando. apabullante, las meditadas interrupciones del juvenil auditorio, para quien constituía poderoso aliciente ver si el vivo ingenio del vasco injerto en madrileño—Balderráin era el apellido que figura al frente de su manual de ventriloquia—encontraba o no la réplica certera instantánea. Que, invariablemente, sí.

Ya no hay ventrílocuos populares. Ni variedades. Ni jardines del Retiro. ²  


El investigador e historiador de la Radioafición española, Don Isidoro Ruiz-Ramos, EA4DO, posee en su colección, un valioso disco de gramófono, que compró su abuelo y que conserva por herencia como tesoro y reliquia.

Se trata de un disco de gramófono, de pasta, de 78 R.P.M.  que contiene de un lado “¡Pobre Celedonio–!” : oración fúnebre : recitado ; y del otro, “Sesión de radio” : cómico. ³ 

Con el advenimiento y adquisición de los aparatos en el hogar, la radiofonía se popularizó definitivamente. Fue, también, en los tiempos de vanguardia histórica de la radiotelefonía, momento oportuno para parodias de tono humorístico, como las que se grabaron en disco y en de las que Eugenio Balder es un ejemplo.

Hasta los años 50, apenas quedan documentos sonoros. Hacia 1931, año en que se graba este disco, la radio era una mezcla de música popular, variedades y  publicidad (que ya había aparecido como recurso necesario para su propia existencia, a mediados de los años 1920). E. Balder realiza así una parodia de cómo sonaba la radio.

“Sesión de Radio”, disco de pasta, 78 RPM, grabado en San Sebastián en 1931, por la Columbia Gramophone Company.


Fuentes y agradecimiento:


Más:

La radio en la vanguardia histórica española (1919-1952)

La radio en la vanguardia histórica española (1919-1952). Programa del 12 de abril de 2014“Radiofonías” en Radio Clásica, RNE, España, presentado por Ana Vega Toscano, que dedicó su emisión al trabajo de investigación del Laboratorio de Creaciones Intermedia, sobre la radio en la vanguardia histórica española.

El programa incluye una entrevista a Miguel Molina Alarcón, artista e investigador responsable del proyecto, junto a la escucha de algunos resultados de la investigación del Laboratorio de Creaciones Intermedia (Universitat Politècnica de Valencia), correspondiente a un proyecto I+D del Ministerio de Ciencia e Innovación (ref. HAR2008-04687) Con obras de: Juan Larrea, Eugenio Balder, Jardiel Poncela, Federico García Lorca, Julio Camba, Ramón Gómez de la Serna, Joaquín Turina, Pepe Iglesias “El Zorro”, Tip y Top, y Cura Castillejo. Adaptaciones radiofónicas de La Sonidera, Laura Romero (Radioimaginamos.es) y José Ruanco, Franco Pellini-Adolfo Nuñez, Ximo Ortega-LCI, Miguel Molina-Stefano Scarani, y con documentos sonoros originales de varios de los autores, a destacar una grabación inédita de Ramón Gómez de la Serna, improvisando frente al micrófono en unas pruebas de sonido de una sesión radiofónica de la época.

Publicado en 1900s, 1930s, 1931, actor, Argentina, Arte radiofónico, Artistas, Audios, Documentos, Enlaces, España, Humor radiotelefónico, Investigación, Los principios, Música y canciones, Publicidad y radio, radio, Radioescucha | Etiquetado , , , , , , , , , | 2 comentarios

Las pintorescas descripciones fonéticas de los indicativos de llamada de los radioaficionados.

Como toda comunidad con sus propias características, como por ejemplo el uso de una jerga propia, los radioaficionados que trasmiten en modalidad fonía, ya sea AM (Amplitud Modulada), o SSB (Single Sideband, Banda Lateral Única), han creado curiosas maneras de identificarse, usando palabras o frases compuestas para deletrear su característica o indicativo (QRA, en el lenguaje radiotelegráfico), que está compuesta del prefijo, que identifica al país.

Los prefijos CX, CV, CW, corresponden a Uruguay. El indicativo está compuesto por esos prefijos, según el caso, un número, y -finalmente- de una a tres letras que componen el sufijo. De éstas, la primera letra identifica a cada departamento, la división geográfico politica del país. Estas señales distintivas son otorgadas por la autoridad nacional de Telecomunicaciones, (en Uruguay, la Unidad Reguladora del Servicio de Comunicaciones, URSEC).

Las codificaciones para uso radiotelefónico, de uso internacional, recomendadas por la U.I.T. son las del Código Fonético ICAO, creado en 1927.

La necesidad de codificar fonéticamente los indicativos surge del hecho de que en radiocomunicaciones por voz, algunos sonidos se confunden por otros. Por ejemplo la letra B puede sonar D, o viceversa; o la R por la L, etc. Y con otras letras también ocurre algo similar. Ello es debido debido a diferentes variables, como la calidad de modulación, interferencias, debilidad de la señal, capacidad personal propia de quien trasmite o recibe, etc.

 

Hay otros códigos usados en la radioafición, como el que se basa en componentes de la electrónica o afines a los aparatos de radio:

A – Antena
B – Batería
C – Condensador
D – Dínamo
E – Estático
F – Filamento
G – Grilla
H – Hora
I – Intensidad
J – Jaula
K – Kilovatio
L – Lámpara
M – Manipulador
N – Negativo
Ñ –
O – Onda
P – Placa
Q – Química
R – Radio
S – Sintonía
T – Tierra
U – Unidad
V – Válvula
W – Watt
X – X-Ray
Y – Yankee
Z – Zócalo

O el geográfico

A – América
B – Brasil
C – Canadá o Córdoba
D – Dinamarca
E – Europa o España
F – Francia
G – Guatemala
H – Holanda
I – Italia
J – Japón
K – Kuwait (?)
L – Londres
M – México, Manila
N – Noruega
O – Oceanía
P – Portugal
Q – Quebec
R – Roma
S – Santiago o Sevilla o Suiza
T – Toronto o Terranova
U – Uruguay
V – Venezuela
W – Washington
X – Xingú (en Brasil).
Y – Yucatán
Z – Zanzíbar 

Esta es una de las QSL del Rey de España, Don Juan Carlos de Borbón.

Las palabras Guardia Nacional, aparecen en las iniciales GN del sufijo.

Otro ejemplo de indicativo de llamada, que contempla en el sufijo las iniciales del titular de la estación.

LOS PINTORESQUISMOS EN LA IDENTIFICACIÓN DE LAS CARACTERÍSTICAS DE LOS RADIOAFICIONADOS.

Sin embargo, en los ámbitos más locales o regionales, en los comunicados típicos de las bandas donde se acostumbra a conversar, a charlar, a integrar “Ruedas”, aparecen denominaciones más pintorescas.

En los tiempos previos a la asignación de los prefijos actuales, muchos radioaficionados se identificaban, por ejemplo, con las iniciales del  nombre y apellido.

Para Uruguay la siguiente es una lista recopilada, con la amable ayuda de los colegas y amigos. (SKSilent Key– es la abreviatura telegráfica para fallecido).


CX8BBP, de Gabriel Palomeque,  “CX 8 Barquitos Buscando Puerto”.

CX7BBE, de Edilio Brazeiro“CX 7 Buceo Barrio Ensueño”.

CX5BBH, de Nelson Caprio (SK),   “CX 5 Bomberos Buscando Humo”

CX3AT, de Héctor Alvariza (SK), se identificaba como “CX3 Aníbal Troilo”,  con sus largos CQ en 40 metros y el “no me carga la antenita…”. 

Pedro Gómez, titular de la CX8AAQ, conocido como “8 Aficionados Al Queso”

CX8CC, de Antonio Tormo“CX 8 Coca Cola” (a quien CX6ACY, llamaba también “CX 8 Cuchi Cuchi”).

CX6AAG, de Carlos García, “CX 6 Altas Antenas Giratorias”.

Omar Fernández (SK), CX7AW, era “CX 7 Alegres Walkirias”.

CX9ABB, “CX 9 Andaluzas Bailando Ballet”.

CX9BG, de Waldemar García Correa (SK), “CX 9 Bonitas Gitanas”.

CX1BBM, Federico García Brum, “CX 1 Banana Bien Madura”.

CX3BR, de Rafael Ponce de León, conocida como “CX 3 Bonitas Rubias”.

CX6CM, Luis Alberto Avellaneda“CX 6 Caracoles Marinos”.

CX5DQ, del Dr. Manuel Rodríguez, “CX 5 Don Quijote”, a quien habia bautizado a Jorge Fernández (SK), CX6BF , que siempre hablaba de comida como “CX6 Brótolas Fritas”.

Luis Alberto Barros (SK), CX9BI se identificaba al aire como “CX 9 (Noveno) Bravo Invierno”.

Carmelo Vega, CX3CL“CX 3 Cambios Largos”.

CX2AN, “CX 2 Angelitos Negros” era de Luis Fierro, en el Cerro de Montevideo.

“CX 6 Indios Borrachos”.

Y estaba uno que era policía, en el Departamento de Río Negro, y salia muy bien en AM, CX3HN, “CX3 Hora Negativo”.

“CX 8 Bombón Caramelo” era Donato Carrión (SK), (CX8BC).

CX1CP, el Padre Molas (SK) era “Un Corazón Paraguayo” (y agregaba “En Tierra Oriental”).

CX3DS,CX 3 Diablitos Saltarines”

A CX6 BBL se le conocía como “6 Borrachos Buscando Lío”, y era de Don Ruben Lacuesta (SK), antigua Estación Experimental Celeste.

CX2BBW , conocido como “2 Borrachos Buscando Whisky”

Fúlmine, personaje de historieta, creado por el argentino Divito, en 1945.

Y no olvidemos al gran “CX 7 Don Fúlmine”, de José Comesaña (SK).

“CX2 Nederland Denver”, de Cerro Chato.

Había uno que se mandaba “ponchos” (cambios excesivamente largos, en la jerga de los radioaficionados del Río de la Plata), de 40 o 50 minutos. CX1GB, “CX1 Gaucho Bueno”, Don Emilio Sempolis

CX1CJ era “Un Cirujano Japonés”.

José Luis Fernández eratitular de laCX6BO, y se identificaba como “CX 6 Banda Oriental”, por el nombre antiguo de la región al Este del Río Uruguay, como se le conocía a este país.

“1 Buen Zapato”, don Angelito Giribaldi, CX1BT, y su informativo del Radio Club Oriental, en la frecuencia de 7085.

Los de Lavalleja eran, son “Sapitos” o “Sapos”, como en Salto lo son las Jirafas. Eduardo, CX3SN, por ejemplo era conocido como “3 Sapitos Negros”.

Había una “Rueda de las Jirafas”, que reunía a un número de distinguidos radioaficionados de Salto. Al Departamento de Salto le corresponde la letra J, en el sufijo del indicativo o señal de llamada. Enviaban un pintoresco certificado, por haber escuchado o comunicado con 5 estaciones del Departamento de Salto. Y en el dibujo aparecían las simpáticos viñetas de este animal.

CX3DDW“3 Dedos De Whisky”.

En Rocha, la T en el indicativo identifica a los radioaficionados de Rocha, como Tiburones. Sin embargo, CX2TE, por ejemplo, era “2 Tangas Elegantes”.

CX6BBJ, “6 Borrachos Bailando Jota”.

CX5DDV,  “5 Damajuanas de Vino” y  siguiendo en el renglón vinícola, CX1DDT, José Acquistapace, “1 Damajuana de Tinto”.

El Departamento de Maldonado, es de los “Ratones”: CX1RT, William era “CX 1 Ratón Divertido”.

2r1d6zbEn el Departamento de Florida, se hacen presente las “Lechuzas”, como era el caso de CX3LP, “3 Lechuzas Petiteras”.

En otros países, también hay ejemplos, como “5 Águilas Tomando Altura”, YV5ATA, quien era un veterano de Caracas, Venezuela. Ya SK (fallecido). Como también, YV5EKT, “5 Eficientes Kilovatios Trabajando”.

8lxmm27


¿Conoces y recuerdas más ejemplos?, ¿Tienes tarjetas QSL donde aparezcan las frases pintorescas que forman las letras de las características o distintivas de llamada de estaciones de radioaficionado, que hayas confimado?. Escríbenos y las incluiremos aquí.

Publicado en 1920s, 1930s, 1940s, 1950s, 1960s, 1970s, 1980s, 1990s, 2000s, 2010s, Documentos, EE.UU., ephemera, Investigación, Mis trabajos, Montevideo, QSL, Radio Aficionados, Radioafición, Uruguay, Venezuela | Etiquetado , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Jeremiah Denton, el prisionero del Vietcong que logró trasmitir con sus párpados la palabra “tortura”, en Código Morse, frente a la cámara de televisión de sus captores.

Como  prisionero de guerra había sufrido la tortura durante 10 meses en distintas prisiones de Vietnam del Norte.

Jeremiah Denton había servido como aviador naval de Estados Unidos durante la guerra de Vietnam y formaba parte del Escuadrón de Ataque Setenta y Cinco (VA-75), oficial al mando a bordo del portaaviones USS Independence (CV-62). El 18 de julio de 1965, el entonces comandante Denton pilotaba un Grumman A-6 Intruder con el teniente Bill Tschudy, su navegante y bombardero. Se expulsaron del avión cuando su jet fue derribado sobre la ciudad de Thanh Hoa en Vietnam del Norte, siendo capturados y hechos prisioneros por los norvietnamitas del Viet Cong. ¹

Denton y Tschudy fueron prisioneros de guerra durante casi ocho años, cuatro de los cuales fueron en régimen de aislamiento, hecho que le puso al borde de la locura y a poco de claudicar por inanición.

Denton es el más conocido de este período de su vida ya que en 1966 se televisó una conferencia de prensa en la que se vio obligado a participar en calidad de prisionero de guerra estadounidense por sus captores norvietnamitas.

Sus captores decidieron en cierto momento que se enfrentara a las cámaras, con el propósito de participar en una sesión de propaganda. Había sido bastante golpeado por sus captores del Vietcong en los días anteriores, y hubo más amenazas si no respondiese adecuadamente a las preguntas. Agobiado pero firme, el comandante Jeremiah A. Denton Jr. se desplomó en una silla y quedó ante las cámaras de televisión.

Fingiendo estar cegado por los focos, comenzó a parpadear, con aparentes espasmos y tics. Respondió las preguntas de los interrogadores con un rostro de desafío, sabiendo que sería golpeado una y otra vez, pero esperando que sus compatriotas  detectaran el mensaje secreto en código Morse que estaba enviando.

 

A una pregunta sobre las “atrocidades de la guerra” por parte de los Estados Unidos, el piloto capturado dijo: “No sé qué está sucediendo en Vietnam porque las únicas fuentes de noticias que tengo son las de Vietnam del Norte. Pero cualquiera que sea la posición de mi gobierno, creo en él, lo apoyo y lo apoyaré mientras viva”.

Los militares norvietnamitas, se indignaron aún más cuando se enteraron que el Comandante Denton, en la entrevista grabada en japonés transmitida por la televisión estadounidense el 17 de mayo de 1966 al tiempo que decía a su entrevistador que era tratado adecuadamente parpadeaba en código Morse la palabra T-O-R-T-U-R-E, (“tortura”).

 

Jeremiah Denton (Mobile, Alabama, Estados Unidos, 15 de julio de 1924 — Virginia Beach, Virginia, Estados Unidos, 28 de marzo de 2014). (Fuente).

En la Oficina de Inteligencia Naval reconocieron el mensaje y confirmaron así que los prisioneros de guerra estadounidenses estaban siendo torturados en Vietnam del Norte.

Fue la primera confirmación de que los prisioneros de guerra estadounidenses  eran objeto de atrocidades durante la guerra de Vietnam. Cuentan que Denton, antes de la parte finalmente emitida del video, ya había estado pestañeando de forma errática para que sus guardianes no se fijasen tanto en sus señales al estar frente a la cámara. El comandante fue azotado toda la noche.

Denton, finalmente regresó a su casa en 1973, después de siete años como prisionero y se convirtió en Contralmirante y senador republicano por el estado de Alabama. Fue galardonado con el Navy Cross, el segundo mayor honor militar de los EE.UU., por su heroísmo como prisionero de guerra. Murió en 2014 en el Sentara Hospice House en Virginia Beach. Tenía 89 años.


Fuente:

Publicado en 1965, 1973, Código Morse, Comunicación, Documentos, EE.UU., Videos | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

“Recuerda Pearl Harbor”: el mensaje en Código Morse en los dientes del mismísimo General Tojo.

El buque USS Arizona hundiéndose mientras es consumido por el incendio causado por las bombas de los aviones japoneses, el 7 de diciembre de 1941.

El ataque japonés a Pearl Harbor a las 7:55 a.m., el 7 de diciembre de 1941, llevó al gobierno de los Estados Unidos a unirse a la Segunda Guerra Mundial tanto en el Pacífico como en los teatros europeos.

Entre los protagonistas de esta historia bélica estuvo, del lado japonés, Hideki Tojo, ministro y luego primer ministro (1941-1944) y responsable del grado ascendente de la militarización de Japón.

Hideki Tōjō (東條 英機 Tōjō Hideki, Tokio, 30 de diciembre de 1884, 23 de diciembre de 1948) fue un destacado militar japonés, que llegó a ser Primer ministro de Japón durante la Segunda Guerra Mundial, entre 1941 y 1944. Ocupó otros cargos importantes como Ministro de la Guerra (1940-1944), Ministro de Asuntos exteriores (1942), Ministro de Educación (1942) o Jefe del Estado mayor del Ejército (1944). (Fuente)

El ascenso de Tojo en la década de los años 30, ya como general, le condujo al Ministerio de Guerra, donde su influencia sobre el emperador Hirohito acabó siendo mayor que la del primer ministro Konoe, al que reemplazó.

Aunque Tojo apoyaba los esfuerzos diplomáticos hasta última hora, finalmente aprobó los ataques contra Estados Unidos, Gran Bretaña y Holanda en diciembre de 1941.

El día del famoso ataque a la base norteamericana Pearl Harbor en Hawaii, 353 aeronaves japonesas que incluían cazas de combate, bombarderos y torpederos que despegaron de seis portaaviones, infligieron un ataque sorpresivo y causaron daño a los ocho acorazados estadounidenses atracados en el puerto, y cuatro de ellos se hundieron.

De estos ocho, dos fueron reflotados y cuatro reparados, por lo que seis pudieron volver a entrar en servicio más tarde, durante la guerra. El ataque japonés también hundió o dañó tres cruceros, tres destructores, un buque escuela y un minador.

Los norteamericanos perdieron 188 aeronaves, murieron 2.403 estadounidenses y otros 1.178 resultaron heridos de diversa consideración.

The Honolulu Star-Bulletin, portada con la noticia del ataque a Pearl Harbor, diciembre 7 de 1941. (Fuente)

Cartel de propaganda del Pacto Tripartito (El Eje), exaltando el ataque japonés a Pearl Harbor. (Fuente).

Los nipones perdieron 29 aeronaves y cinco minisubmarinos, además de sufrir 65 bajas militares entre muertos y heridos. Asimismo, un marino japonés fue capturado vivo.

El ataque a Pearl Harbor, buscaba neutralizar la Flota del Pacífico de los Estados Unidos y así proteger el avance de Japón en la Malasia británica y en las Indias Orientales Neerlandesas, donde pretendían acceder a recursos naturales como petróleo y caucho.

El ataque arrastró firmemente a los Estados Unidos y a su economía industrial y de servicio a la Segunda Guerra Mundial, lo que llevó, a la postre, a la derrota del Eje en todo el mundo.

Después de la rendición de Japón, el 15 de agosto de 1945, el general norteamericano Douglas Macarthur emitió órdenes para apresar a los militares japoneses acusados de crímenes de guerra, entre ellos Tojo, que estaba en su casa de Satagaya. Cuando fueron a apresarlo intentó suicidarse, disparándose en el pecho, pero falló. El militar japonés fue llevado al hospital y luego encerrado en la prisión de Sugamo.

LA VENGANZA DEL DENTISTA

La Prisión de Sugamo, (en japonés: 巢鴨拘置所), estaba ubicada en el distrito de Ikebukuro, que ahora es parte del barrio de Toshima en Tokio, Japón. La Prisión de Sugamo fue construida originalmente en 1895, tomando como modelo el estilo de las prisiones de Europa. Para la década de 1930 se hizo conocida por los “presos políticos” que albergaba, incluyendo a muchos comunistas y otros disidentes que cayeron bajo las leyes de conservación de la paz en los años 1930 y 1940. Espías aliados también fueron encarcelados allí, incluyendo al espía soviético Richard Sorge, que fue ahorcado en la prisión el 7 de noviembre de 1944. Tras el fin de la ocupación aliada de Japón, la prisión de Sugamo pasa al control del gobierno civil japonés. La mayoría de los “criminales de guerra” restantes fueron indultados o quedaron en libertad condicional por decisión del gobierno. En 1962 su función como cárcel terminó. En 1971 fueron demolidas las antiguas instalaciones, siendo construida en su lugar la torre Sunshine 60. (Fuente)

Cuando un dentista de la Armada de rostro fresco llamado Jack Mallory caminó por los pasillos de la prisión de Sugamo en Tokio un día en 1946, poco después del final de la Segunda Guerra Mundial, supo que estaba a punto de tener una experiencia que recordaría por el resto de su vida.

Después de todo, estaba a punto de encontrarse con el mismo hombre que había comenzado la guerra en el Pacífico, en el que cientos de miles de soldados y civiles habían muerto, al ordenar el bombardeo de Pearl Harbor cinco años antes.

La tarea de Mallory: hacer una serie de dentaduras postizas para el general Hideki Tojo, que luego permanecería en la prisión en espera de juicio por crímenes de guerra. El notorio Tojo, cuyo nombre representaba todo lo malo acerca de la maquinaria militar imperialista japonesa, que había producido tanta destrucción.

Mallory se había graduado en 1945 en el Colegio de Médicos y Cirujanos de San Francisco y pasó su primer año en el servicio en una base naval antes de irse al extranjero en agosto de 1946.

Al principio, no quería ir. Él y su esposa Thelma se habían casado recientemente y, como cualquier recién casado, quería quedarse cerca del hogar. Pero pensó que no tenía mucha opción. Había una escasez de dentistas supervisados, y “si no hubiera ido, hubiera sido reclutado”. El voluntariado, en lugar de ser reclutado inesperadamente, le hizo más fácil la despedida de su familia.

Debido a que la Armada tenía un excedente de dentistas, “prestó” alrededor de 800 de ellos al Ejército. Cuatro oficiales navales, incluido Mallory, fueron asignados al 361st Station Hospital en Tokio. Su trabajo consistía en hacer dentaduras postizas y puentes para el personal del hospital y los reclusos en la cercana prisión de Sugamo.

Mallory tenía 22 años en ese momento y se le dio una tremenda responsabilidad.

Un mes después de su llegada, a Jack Mallory se le asignó una tarea que tuvo a todos en la prisión hablando sobre el tema.

En ese momento tenía un compañero de cuarto llamado George Foster, también dentista. Una noche, Foster fue llamado a la prisión para examinar los desmerecidos dientes del General Hideki Tojo.

George Foster (izq.) y Jack Mallory examinan la boca de Tojo con el fin de proporcionarle nueva dentadura postiza. (Fuente).

Foster sabía exactamente quién estaba sentado frente a él en la silla del dentista. Mientras se peleaba la guerra, los periódicos y revistas estadounidenses a menudo caricaturizaban a Tojo.

“Nuestra sapiente raza ahora puede invadir América”. Típica caricatura contemporánea de Tojo, que fue popularizada por la prensa y la propaganda norteamericana.

Para los estadounidenses, Tojo “representaba in totum al enemigo”.

Se había convertido en Primer Ministro de Japón en 1941 y, tratando de extender el control económico y militar japonés a lo largo del Lejano Oriente y pensando que Estados Unidos no podría luchar en una guerra en dos frentes, tomó la decisión de atacar a Estados Unidos, ordenando el bombardeo de Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941.

Tojo siguió siendo Primer Ministro durante gran parte de la guerra, liderando el esfuerzo bélico hasta 1944, cuando renunció a su cargo.

Después de la guerra, Tojo fue arrestado por crímenes de guerra, pero no antes de intentar suicidarse. “Tenía la intención de suicidarse cuando se descerrajó un tiro en el abdómen, pero se recuperó [de sus heridas]”.

Fue el amigo de Mallory, George Foster, quien le asesoró por primera vez sobre la condición de los dientes de Tojo. Todos los dientes superiores se habían deteriorado y extraído, y solo siete de los dientes inferiores permanecían, dijo. Foster, sin embargo, necesitaba la ayuda de Mallory para hacer las dentaduras.

Después de años de pensar en Tojo como el equivalente japonés de Adolfo Hitler, Mallory se sorprendió por lo que encontró. Tojo, decía, era un “hombre mayor con aspecto de abuelo”, no un espectro horrible.

“Sabía que iba a encontrarme con un hombre malvado. Fue un shock verlo”, continuaba Mallory. “Era muy humilde y un hombre pequeño y manso”.

Después de consultar con Mallory sobre la necesidad de dentaduras postizas completas, Tojo se negó, contaba Mallory. Como lo explicó el intérprete japonés que le acompañaba en el consultorio del dentista de la prisión, Tojo sabía que no necesitaría sus dientes en seis meses. Esperaba ser ejecutado por crímenes de guerra. Como resultado, se acordó que Mallory crearía solo una dentadura superior.

“Ahí es cuando las cosas se pusieron realmente extrañas”, declaró el jóven dentista.

Una vez que se corrió la voz de que el joven oficial de la marina estaba a cargo de la tarea, el personal del hospital comenzó a instarlo a que hiciera una broma al General.

El procedimiento militar para los aparatos dentales consistió en grabar el nombre, rango y número de serie de la persona en las dentaduras, explicaba Mallory. Sus colegas le presionaron para que pusiera la frase “Remember Pearl Harbor” “Recuerda Pearl Harbor”, en el dentadura postiza.

Después de pensarlo, Mallory decidió seguir adelante con la broma, pero hacerlo de una manera menos obvia y, por lo tanto, más segura, utilizando el código Morse para escribir el mensaje. Perforó cuidadosamente los puntos y rayas en la prótesis, grabándolos con un eslogan inolvidable para siempre grabado en la mente del pueblo estadounidense. Sin embargo, sólo su compañero de cuarto, Foster, sabía lo que había hecho.

Jack Mallory había sido un radioaficionado. (Según las investigaciones realizadas posteriormente, pudo haber sido N4ZN). Y conocía el Código Morse Internacional. “Me dí cuenta que podía inscribir la frase “Remember Pearl Harbor”, grabando los signos de puntos y rayas pertenecientes al código Morse, a lo largo del borde en la periferia de la prótesis. Nadíe se enteraría”.

“Se podía ver claramente cuando la prótesis estaba seca, pero el 99 por ciento de las veces no se podía apreciar”, contaba Mallory.

Tojo recibió la dentadura postiza y la usó, sin saber de la inscripción que le obligaron a masticar cada día que pasó en prisión.

En febrero de 1947, Mallory reveló su secreto a dos nuevos reclutas dentales cuando los llevó a la prisión y le preguntó a Tojo si podía examinar las dentaduras. Los reclutas estaban asombrados por la obra de Mallory. Después del examen, uno mencionó la historia en una carta a sus padres en Texas, y el cuento se filtró a una estación de radio local.

A partir de ahí, “la bola de nieve” creció y fue recogida por los servicios de noticias y en los periódicos de todo el mundo.

No pasó mucho tiempo antes de que la historia volviera al superior de Mallory, el comandante William Hill, en Tokio. “Sabía que estaba en problemas”, contaba Mallory.

Mallory intentó redimirse corriendo escaleras arriba hacia la oficina de Hill y confesando acerca de las dentaduras postizas de Tojo. Hill estaba alegre por el chiste, pero sabía que la broma iba a tener consecuencias.

Como Mallory lo recordaba, Hill dijo: “Eso es muy divertido, pero nos pueden patear el trasero por haberlo hecho”.

Antes que pudieran arreglar la situación, sin embargo, la estación de radio de las Fuerzas Armadas de Tokio, WVTR, se apoderó de la jugosa historia y la incluyó en una transmisión. Cuando Hill escuchó eso, llamó a Mallory y le preguntó si la inscripción pudiese ser eliminada de la dentadura de Tojo, lo antes posible.

El ataque inflamó los sentimientos de los Estados Unidos (“Vengad Pearl Harbor – Nuestras balas lo harán”). (Fuente). En realidad, la historia de Mallory y Foster fue de alguna manera, otro curioso, por no decir patético intento de expresar un sentimiento de pesar, aunque no de odio para éstos, que reflejaba sí el estado de ánimo del pueblo norteamericano de aquél tiempo, a raíz del trágico ataque japonés. “It wasn’t done in anger. It’s just that not many people had a chance to get those words into his mouth”. (“No se hizo con ira. Es sólo que no muchas personas tuvieron la oportunidad de poner esas palabras en su boca”) , expresaba Mallory (fuente). No existe, por cierto, la más absoluta comparación con el crímen de guerra cometido con el lanzamiento de las dos bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, que torcieron el destino final de la confrontación bélica de Japón en la Segunda Guerra Mundial.

Era una noche nevada el 14 de febrero, contaba Mallory, cuando él y Foster se condujeron en un Jeep a la prisión, dejando una alegre fiesta del Día de San Valentín para seguir las órdenes de Hill.

“George conocía al guardia de la prisión cuyo turno comenzó a las 11 de la noche”, recordaba Mallory. Los dos dentistas hicieron que el guardia despertara a Tojo para obtener su dentadura y luego fueron rápidamente a trabajar detrás de las cortinas cerradas para eliminar cualquier rastro del mensaje del código Morse. Luego devolvieron la dentadura. Sin duda, Tojo se preguntó por qué lo habían necesitado, pero hasta donde Mallory sabía, nunca descubrió lo que había dicho la dentadura original.

Mallory y Foster pensaron que habían cubierto sus huellas a fondo, hasta el día siguiente, cuando el periódico militar, “Stars and Stripes”, publicó la historia y el coronel a cargo de la prisión de Sugamo leyó sobre la broma.

Mallory narraba que se lo negó al coronel y afirmó que no había ninguna verdad en el informe “Remember Pearl Harbor”.

La historia se apagó después de eso. En la última semana de la estadía de Mallory en Japón, asistió a los juicios por crímenes de guerra y observó a Tojo mientras estaba sentado, a solo metros de distancia, en el centro de una fila de generales japoneses derrotados. Mientras los ojos de Tojo vagaban por la sala del tribunal, Mallory notó el momento en que cayeron sobre él, sentado en el sector de los reporteros.

“Me miró con una mirada burlona, como para decir: ‘Ese hombre no aparece aquí todos los días’ “, recordaba Mallory.

La cara arrugada de Tojo se convirtió en una sonrisa cuando señaló sus dientes y se inclinó hacia él, en agradecimiento.

Tojo fue condenado por cometer crímenes de guerra en 1948 y ahorcado el 22 de diciembre. Tenía razón al no necesitar sus dientes falsos por mucho tiempo.

En junio de 1947, Mallory regresó a los Estados Unidos, y él y Thelma se establecieron en Paradise, donde practicaron la odontología durante varios años antes de mudarse a Chico en 1955. Se retiró a finales de los 80 a su hogar en Butte Valley. Para entonces, su broma de la Segunda Guerra Mundial parecía historia antigua.

Jack Mallory, el dentista que hizo la broma a Tojo en su dentadura postiza.

Su historia se reavivó en 1995, sin embargo, cuando su hijo menor, Paul, lo instó a escribir un libro de memorias sobre sus días en Tokio. El joven Mallory escribió el cuento de su padre y lo envió al periódico Enterprise-Record, pensando que podría publicarse debido al aniversario número 50 que conmemora el final de la Segunda Guerra Mundial.

Para sorpresa de los Mallory, las memorias no sólo llamaron la atención del periódico local, sino que también recibieron cobertura de las revistas Associated Press, Time and Life.

Mallory no podía creer toda la atención que estaba recibiendo por su historia de dentadura postiza. Durante una semana los noticieros aparecieron en la puerta de su casa pidiendo entrevistas.

Mallory lamentaba como único pesar no haberse tomado una foto con el general japonés. Sus mejores fotos se exhibieron en la Philadelphia Art Alliance en una exhibición titulada “Encuentros: la vida diaria en la prisión de Sugamo, Tokio, 1945-1952”, desde mayo hasta mediados de agosto de 2002.

Hay una canción que Mallory sabía cantar cada vez que terminaba de relatar su historia. Una canción popular en ese momento, titulada “Remember Pearl Harbor”, (“Recordemos Pearl Harbor”). La cantaba al unísono con su esposa y hermana. Los tres recordaban cada palabra de la letra.

Jack Mallory falleció en 2013 a la edad de 88 años. Su obituario incluyó historias de esquí y otras aventuras al aire libre, además de un rápido e impreciso aparte de una tal “broma dental” realizada en la persona de Hideki Tojo, “el cerebro detrás del ataque a Pearl Harbor “.

El Dr. George Clark Foster, jefe de cirugía dental en la prisión de Sugamo en Tokio, cuando se grabó la frase “Remember Pearl Harbor en los dientes postizos de su paciente, en 1947 como una broma, murió a la edad de 68 años en 1990. Estaba internado en un asilo de ancianos en el estado de la Florida.

“No hace falta decir que nuestro sentimiento hacia los japoneses no fue el más favorable, poco después de la Segunda Guerra Mundial”, escribía Foster en 1988.

Tojo, quien como Primer Ministro japonés había sido el principal arquitecto de la estrategia de guerra de su nación, había pedido nuevos dientes para poder hablar mejor en su juicio por crímenes de guerra. A Foster se le ordenó que borrara la inscripción y Tojo los usó hasta su ejecución en 1948. Foster practicó en Fort Lauderdale hasta su retiro en 1985.


Fuentes principales consultadas:

Publicado en 1941, 1947, 40s, Código Morse, Documentos, EE.UU., Japón, Propaganda, Radio Aficionados, Segunda Guerra Mundial, Telegrafía | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario