Casa Sapelli, “la casa de radio y TV más antigua del Uruguay”.

Hablar de la Casa Sapelli es hablar de Don Claudio Sapelli, su fundador, y uno de los pioneros indiscutibles de la radiotelefonía y la televisión en el Uruguay.

En 1921, la Compañía General Electric, importó un pequeño trasmisor “Westinghouse”, de 20 vatios y quien dirigió su instalación en el Teatro Urquiza fue Don Claudio Sapelli.

De este episodio memorable, el Sr. Sapelli pasó a uno más trascendente todavía: en 1922 instaló la primera broadcasting de Uruguay, de un kilovatio de potencia, en los altos del Palacio Florida Hotel, calle Mercedes esquina Florida, que se llamó Radio Paradizábal.

Para ese entonces ya el Señor Sapelli había fundado su actual casa, pero no como comercio detallista sino dedicado a la venta de receptores de radio al por mayor.

En 1922, Sapelli fabrica el primer receptor de
radio en al Uruguay con carácter comercial.

En su taller empezó construyendo receptores a galena y siguió luego con los primitivos aparatos a lámpara.

Bueno es consignar aquí, que las tres primeras lámparas que llegaron al Uruguay fueron traídas por Don Claudio en 1919.

El antiguo Teatro Urquiza, Andes y Mercedes. Más tarde desde esta esquina y ya demolido el edificio, se construyó el estudio auditorio del SODRE, a su vez incendiado y vuelto a reconstruir como Auditorio Nacional “Adela Reta”.

Eran dos válvulas fabricadas por Marconi en Inglaterra y una de las únicas cien válvulas que De Forest construyó en Estados Unidos y que el Sr. Sapelli supo conservar como una reliquia.

En 1921, con el pequeño trasmisor ”Westinghouse” que instaló don Claudio se efectuó la primera trasmisión teatral conocida en el Uruguay, que consistió en la puesta en el éter de una función de la compañía de operetas italiana “Bertini”, que actuaba en el Teatro Urquiza.

Ese mismo año trasmitió desde el Propileo de “El Plata”, junto al Teatro Solís, las noticias que por teletipo llegaban del 5º Campeonato Sudamericano de Fútbol que se jugaba en Río de Janeiro. Mientras por un megáfono se avisaba al público, congregado frente al diario, de las alternativas de los partidos, Sapelli comunicaba las novedades a las pocas decenas de propietarios de radiorreceptores desperdigados por Montevideo y adyacencias.

Luego, la proeza más audaz está señalada en el almanaque el día 1º de octubre de 1922, fecha histórica de la radiotelefonía uruguaya: don Claudio Sapelli —improvisado locutor de fútbol—, trasmitía por micrófono al match Uruguay-Brasil. que se disputaba en el marco del V Campeonato Sudamericano de Fútbol. Fue el primer acto de masas despertado por el nuevo medio.

Las trasmisiones llegaban hasta Pando, y entonces eso resultaba maravilloso. Y lo mas curioso es que sólo hacía quince meses que el mundo conocía la primera trasmisión de un acontecimiento deportivo: el relato que por radio se hizo en Estados Unidos de la memorable pelea entre Jack Dempsey y Georges Carpentier.

Y aquellos entusiasmos de los veinte años, aquel espíritu emprendedor que lo llevó a instalar el primer trasmisor, la primera broadcasting del país y su recordada estación particular R 6 y a trasmitir una función de teatro y un partido de fútbol, aquella vocación por alcanzar cada vez nuevos horizontes, lo condujo en 1952 a instalar una antena de televisión en los altos del Café Montevideo, en 18 de Julio y Yaguarón, para captar lar primeras emisiones de TV de Buenos Aires, que mostró al público uruguayo desde los escaparates de su gran casa de electricidad de la Avda. 18 de Julio Nº 1268.

Ese mismo afán lo llevó a Estados Unidos para continuar al día con los últimos adelantos de la radio, la televisión y la electrónica a fin de orientar sus planes y su actividad comercial siempre en un plano de avanzada.

Si el Uruguay fue el primer país del mundo un encarar a la
radio como vehículo publicitario. se lo debemos a don Claudio Sapell. quien trasmitió el primer aviso promocional en emocionante experiencia.

La casa de comercio de Don Claudio Sapelli, de la que damos algunas fotografías en la presente nota, es trasunto fiel de la capacidad,  experiencia e inquietud de su propietario: un establecimiento de la más alta categoría, completo en su género, que abarcaba todos los más variados aspectos de la electricidad y la electrónica y reflejando la última palabra que en cualquiera de esas ciencias se haya dicho en los grandes centros ultramarinos.

Instalada como comercio al detalle en 1925, en la calle Andes № 1490, frente al Urquiza de aquella época y trasladada en 1935 a su posterior sede de la Avda. 18 de Julio, al lado del teatro del mismo nombre, la Casa Sapelli constituyó un altísimo exponente comercial en el ambiente metropolitano, ocupando un lugar señero dentro de su ramo, acorde con el airoso puesto de vanguardia que, merced a su obra fecunda y tesonera y a su carácter emprendedor, supo conservar en todo momento su fundador y propietario.

ad_canc_1934

Interior del local de la Av. 18 de Julio 1268, 1952.

Frente del local de la Av. 18 de Julio, en vista nocturna, mostrando sus escaparates, 1952.

Local sucursal de la Av. 8 de Octubre en el barrio de “La Unión”.

Fue el comienzo de una nueva y brillante actividad que continuó por 70 años. Tres generaciones enteras fueron sus clientes y amigos y como antaño, siempre recurrió Casa Sapelli para encontrar los últimos y sorprendentes adelantos que encierran las nuevas técnicas de la electrónica.

Desde su inauguración en abril de 1925, la trayectoria de Casa Sapelli sostuvo un ritmo creativo de vértigo.  Cada nuevo descubrimiento era prontamente analizado en sus laboratorios de investigación y, posteriormente, elaborado con micrométrica precisión.   Sus modernos talleres fabricaron desde una línea completa de artículos eléctricos para uso doméstico, hasta equipos electrónicos de diversa índole.

Un ejemplo ilustrativo fueron los equipos de Comunicación en VHF-FM “Electrola Commander”, primeros en incorporar “circuitos integrados” a su línea standard de fabricación, los que suscitaron el elogio de los adquirentes. Todo lo expuesto, es tan sólo una página de su historia… pero una historia que fue labrada con orgullo y prestigio!

El Final

“EMPRESA FAMILIAR”
“Casa Sapelli cerró luego de 70 años” titulaba la noticia el Diario “El Observador” del jueves 6 de abril de 1995. Y continuaba:

“La tradicional casa de electrodomésticos ubicada en 18 de Julio y Vázquez cerró sus puertas y envió a sus 40 trabajadores a seguro de paro.”

“La última de las tradicionales grandes casas comerciales del Centro, Casa Sapelli, cerró definitivamente sus puertas, finalizando un capítulo que se inició tiempo atrás, con la clausura de la sucursal de 8 de Octubre.”

“Casa Sapelli, que precisamente hoy cumpliría 70 años de vida, fue hasta su clausura una empresa familiar. En su última etapa participó tanto en la venta de electrodomésticos como en la de muebles.”

“Trabajadores de la empresa señalaron a El Observador que el cierre de Sapelli. dejó sin trabajo a 40 personas los cuales fueron despedidos y se encuentran en seguro de paro.”

La empresa participaba en la venta de electrodomésticos y muebles (Foto: P. Porciuncula, “El Observador”, abril 6 de 1995. (Archivo LGdS, Horacio Nigro)

“La mercadería está embargada debido a reclamos en los haberes de los trabajadores.”

“Con el cierre de Casa Sapelli. los montevideanos pierden un nuevo referente de un pasado que identificaba al Centro como una zona comercial de grandes firmas, como London París y Angenscheidt. La clausura de la filial de 8 de Octubre, tiempo atrás, dejó entrever cierre definitivo.”

“Otras, como Soler, perduraron más en el tiempo pero tuvieron un destino similar.”

“Casa Sapelli es la segunda de las firmas tradicionales en cerrar sus puertas en 1995. El Mago luego de lenta agonía, que lo llevó a destinar su producción únicamente al mercado externo, frenó su fábrica un par de meses atrás. Situaciones como la crisis en México —uno de sus principales mercados— precipitaron el cierre.”

Aviso de Casa Sapelli en “Cine Radio Actualidad”, 1963. (Archivo LGdS, Horacio Nigro). (Cliquear en la imágen para verla con mayor detalle).

Finalmente, un aviso promocionalde los primeros en aparecer en la TV uruguaya– en la década de los 60s y riguroso blanco y negro.

Y otro de la década de los 80. Interpretado por Carlos “Bananita” González, la cantante Rona, y el argentino Emilio Disi.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Documentos, Investigación, Notas de prensa, Publicidad y radio, radio, Uruguay, Videos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Casa Sapelli, “la casa de radio y TV más antigua del Uruguay”.

  1. Presumiendo que es descendiente de este pionero de las radiocomunicaciones, en el Instituto de Economía de la Pontificia Universidad Católica de Chile, desde hace unos años, trabaja el economista uruguayo Claudio Sapelli: descendiente de este pionero de las radiocomunicaciones:

    http://www.economia.puc.cl/csapelli

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s